Síguenos en redes

Biografía

Evan O’Neill Kane

Publicado

en

Biografía de Evan O'Neill Kane
Tomada de hoy.es
Información personal
Nombre CompletoEvan O'Neill Kane
Nacimientoabril 6, 1861
Fallecimientoabril 1, 1932
OcupaciónMédico y cirujano
NacionalidadEstadounidense
Cónyugue

Blanche Rupert (1893-94); Lila Rupert (desde 1987)

Padres

Thomas L. Kane y Elizabeth Denniston Wood Kane

Biografía de Evan O’Neill Kane

Evan O’Neill Kane (6 de abril de 1861 – 1 de abril de 1932) Médico y cirujano estadounidense conocido por sus prácticas poco ortodoxas y las intervenciones que se practicó a él mismo (autocirugía/ autooperación). Desde la década de 1880 hasta principios de la década de 1930 se desempeñó como jefe de cirugía en el Hospital Kane Summit de Kane, Pensilvania. Fue uno de los doctores que más contribuyó en su día a la llamada cirugía ferroviaria. Realizó varios inventos y mejoras prácticas para el ejercicio de la cirugía en el campo.

Primeros

Kane era miembro de una notable familia de Pensilvania, fundadora de la ciudad de Kane, la cual incluía a varios médicos. Su padre, Thomas L. Kane,  fue mayor general durante la Guerra Civil, uno de los fundadores de Kane y un destacado abolicionista; mientras que su madre,  Elizabeth Denniston Wood Kane, era médica, al igual que su hermano, William y su hermana, Harriet. No es raro pues que desde muy temprana edad se orientara hacia la medicina.  Al terminar sus primeros estudios, Kane ingresó al Jefferson Medical College, en Filadelfia. En 1884 se graduó en Medicina.

Médico en Kane y el Kane Summit Hospital.

Durante varios años ejerció como médico en Kane y luego se convirtió en cirujano jefe del hospital fundado por su madre, el Kane Summit Hospital. Kane ocupaba este cargo en el momento en que realizó su propia operación, la que le dio su fama. En 1970, el Kane Summit dejó de funcionar como hospital, aunque el Kane Community Hospital utiliza el edificio para la administración.

Manejo del hospital

El férreo control que ejerció la familia sobre el hospital desde su creación generó las quejas de los médicos locales, más cuando el hospital recibía la ayuda del Estado. Los pacientes que eran admitidos en el hospital lo hacían con la condición de que O’Neill, como cirujano jefe, tuviera la última palabra en el tratamiento. Lo anterior disgusto a los médicos encargados pues cada médico debía juzgar el tratamiento adecuado para sus propios pacientes. En 1908 las quejas formales dieron como resultado una investigación. Las reglas de admisión del hospital cambiaron con esta. Durante la investigación, se supo que los Kane no estaban usando su posición para obtener ganancias inaceptables, como muchos pensaban. De hecho, la familia había hecho grandes donaciones para el mantenimiento, acondicionamiento y funcionamiento  del hospital.  Por lo que, se recomendó una tenencia de las acciones más amplia fuera de la familia.

Cirugía ferroviaria

Durante esos años en Kane, Kane fue cirujano ferroviario para cinco ferrocarriles diferentes. Entonces, la cirugía ferroviaria era marcadamente diferente de la cirugía en un hospital, con frecuencia, los cirujanos necesitaban desplazarse a grandes distancias para practicar en lugares poco apropiados, en condiciones sucias e insalubres. Las operaciones se realizaban solo con equipos y materiales básicos. Se estima que una gran proporción de las operaciones que Kane realizó, entre 1898 y 1900, fueron tratamientos de accidentes, muchos de los cuales terminaban en laparotomías. En base a estas experiencias, Kane realizó varias innovaciones médicas destinadas a ser ayuda para el cirujano en el campo.

Innovaciones y aportes

Kane solía tocar el fonógrafo en el quirófano antes de anestesiar al paciente, creyendo que la música tenía un efecto calmante más efectivo que la conversación en los pacientes. Kane es así uno de los responsable de los primeros usos de la música como terapia médica, tanto en el quirófano como en el proceso postoperatorio. Desde entonces, muchos estudios han demostrado que la música puede ayudar a reducir el dolor tras una operación, lo que también reduce la necesidad de analgésicos .

Kane además realizó una mejora en el botón Murphy, dispositivo que entonces se usaba para el sellado de los cortes, pero que ahora generalmente se hace con una engrapadora quirúrgica. Kane tuvo varias ideas novedosas sobre los materiales para usarse en cirugía. Influenciado por su trabajo como cirujano ferroviario, se preocupó particularmente por los materiales que eran buenos para usar en el campo y, fáciles de conseguir. Abogó por el uso de suministros que pudieran comprarse localmente en ferreterías y proveedores similares. En 1924 propuso el uso de mica para reparar heridas en la cabeza. Sus ideas prácticas pero poco ortodoxas lo hicieron conocido cuando propuso tatuar a madres y recién nacidos (en un lugar discreto) con una marca que coincidiera y así evitar cualquier posibilidad de perdida o confusión. Para Kane, los sistemas administrativos complejos diseñados para evitar errores eran impracticables en un hospital pequeño.

Autocirugía

En las primeras décadas del siglo XX , Kane pasó a la historia por sus autocirugías. Comenzó a operarse a sí mismo en el año 1919, cuando se autoamputó un dedo infectado. No obstante, fue la operación de extirpación de su propio apéndice realizada el 15 de febrero de 1921, con anestesia local, a la edad de 60 años, lo que le atrajo la atención mediática. Se cree que fue el primero en emprender una autooperación de extirpación de apéndice. Hizo esto, en parte, para experimentar el procedimiento desde la perspectiva del paciente. Quería saber si la anestesia local era una opción tolerable para aquellos pacientes en los que no se puede usar anestesia general. Usando la novocaína, como anestesia, Kane realizó la operación con la ayuda de espejos para ver el área de trabajo. Tras la operación, Kane estaba lo suficientemente bien como para ser llevado a casa al día siguiente.

La extirpación de Kane no solo fue una sensación en ese momento, sino que continuó siendo reportada durante muchos años. En 1932, Kane, con 70 años, volvió a autooperarse reparando  reparó su propia hernia inguinal bajo anestesia local. Con la asistencia de la prensa, la operación duró una hora y 55 minutos. Kane estaba de vuelta en el quirófano trabajando tres días después.

Unos meses después, Kane murió de neumonía. Falleció el 1 de abril de 1932, poco después del juicio de su hijo acusado de asesinato.

Vida personal

Kane estuvo casado en dos ocasiones. En 1893 se casó con Blanche Rupert, la madre de su primer hijo y quien murió un año después. Luego se casó con Lila Rupert  en 1987; juntos tuvieron seis hijos.

Biografía

Kenichi Ohmae

Publicado

en

Biografía de Kenichi Ohmae
Fuente: Twitter

Biografía de Kenichi Ohmae

Kenichi Ohmae (22 de febrero de 1943) es un teórico organizacional y consultor de gestión japonés, creador del modelo 3Cs. Realizó estudios en las universidades de Waseda, Tokio y Massachusetts, donde se doctoró en ingeniería nuclear en 1970. Al término de sus estudios, trabajó como ingeniero de diseño para Hitachi y luego para la McKinsey & Company, entre 1972 a 1995. Vuelto a Japón, probó suerte como político antes de trasladarse de nuevo a  los Estados Unidos. Fue decano y profesor de la Escuela de Asuntos Públicos Luskin en la UCLA y profesor invitado en la Escuela de Graduados en Negocios de Stanford.

 

Bio

Ohmae nació en Kitakyūshū, Japón, en 1943. En 1966 obtuvo una licenciatura en Química de la Universidad de Waseda. Más tarde realizó una  maestría en física nuclear en el Instituto de Tecnología de Tokio y posteriormente se doctoró en ingeniería nuclear por el Instituto de Tecnología de Massachusetts, en 1970.

Una vez graduado, Ohmae trabajó como ingeniero de diseño senior para Hitachi de 1970 a 1972. De 1972 a 1995,  trabajó para McKinsey & Company siendo socio mayoritario. Como tal, Ohmae dirigió las operaciones de la empresa en Japón durante varios años. Fue cofundador de su propia práctica de gestión empresarial: el modelo 3Cs. Este modelo señala que para la construcción de una buena estrategia empresarial se deben tener en cuenta tres elementos principales:

  • La empresa
  • Los clientes
  • Los competidores

A estos factores clave, Ohmae les llama tres C o el triángulo estratégico.Solo a través de la integración de estos tres elementos, puede existir una ventaja competitiva sostenida.

Los clientes tienen deseos y necesidades. La empresa los reconoce y ofrece un producto básico, que satisfaga estas expectativas y  se diferencia de la competencia. De manera similar, los competidores intentan a ofrecer productos diferenciados que generen ganancias y den crecimiento a su empresa.

En el nuevo modelo de 3 C, centrado en la sostenibilidad, los factores a tener en cuenta son: La capacidad, la consistencia y el cultivo.

“El ejecutivo exitoso será aquel que tenga la curiosidad suficiente para descubrir las nuevas oportunidades de negocios”. Kenichi Ohmae

Consultor

Como consultor, en Japón, Ohmae prestó sus servicios en una amplia gama de industrias, incluyendo la industria electrónica,  de consumo,  finanzas, telecomunicaciones,  alimentos y productos químicos. En 1995 se postuló para gobernador de Tokio, pero perdió ante Yukio Aoshima.

Para 1997  se trasladó a Estados Unidos, donde fue nombrado Profesor y  Decano  de la Escuela de Asuntos Públicos Luskin en la UCLA. Asimismo, entre 1997 y 1998,  fue profesor invitado del programa Maestría de la Escuela de Graduados en Negocios en Stanford.

En 2011 se convirtió en director de proyecto del equipo “H2O”, donde coordinó la preparación del informe : ¿What should we learn from the severe accident at the Fukushima Dai-ichi Nuclear Power Plant?, sobre el accidente nuclear en Fukushima, que fue presentado a Goshi Hosono, entonces ministro de Medio Ambiente y ministro para la Restauración de Accidentes Nucleares. Un año después, Ohmae se convirtió en miembro del Comité de seguimiento de la reforma nuclear de TEPCO.

A lo largo de su carrera, Ohmae ha presentado los métodos de gestión japoneses a una amplia audiencia occidental. Ha descrito, por ejemplo las diferencias entre las empresas  occidentales y japonesas, en lo que refiere al horizonte de planeación estratégica que en las empresas japones es largo, contrario a las empresas occidentales.

A través de sus numerosas publicaciones, Ohmae ha acuñado muchos términos utilizados en la actualidad. Es suyo el concepto de Sociedad con forma de “M. En la década de 1980, predijo y describió la globalización como un fenómeno destacado en la economía mundial.

En la actualidad, Ohmae reside en Japón, es decano de dos institutos privados de enseñanza  y también es profesor-asesor en la Universidad de Hitotsubashi y de la Wharton Business School de la Universidad de Pensilvania.

Obras destacadas

  • The Mind of the Strategist
  • The End of the Nation State
  • Empower Your Money
  • How to Improve Your Management Capability
  • The Invisible Continent, Four Strategic Imperatives of the New Economy
  • The Borderless World
  • Triad Power
  • The Evolving Global Economy- Making Sense of the New World Order
  • Beyond National Borders
Continúa leyendo

Biografía

Robert S. McNamara

Publicado

en

Biografía de Robert S. McNamara

Biografía de Robert S. McNamara

Robert Strange McNamara (9 de junio de 1916 – 6 de julio de 2009) fue un ejecutivo de negocios y político estadounidense, que sirvió como Secretario de Defensa entre los años 1961 y 1968. Como octavo Secretario de Defensa de los Estados Unidos,  McNamara jugó un papel importante en la participación del país en la Guerra de Vietnam. En 1968 dejó el cargo para presidir el Banco Mundial hasta comienzos de los años 1980. Antes de ocupar la secretaria de Defensa, McNamara había sido profesor en Harvard y ejecutivo de la Ford.

Primeros años

McNamara nació en San Francisco, California, el 9 de junio de 1916. Hijo de Robert James McNamara, gerente de ventas, y de Clara Nell Strange, fue educado en las escuelas públicas de Piedmont. Desde joven  demostró ser un excelente estudiante, consiguiendo los promedios más altos en la Piedmont High School. Al terminar la secundaria,  McNamara continuó estudios  en la Universidad de California, en Berkeley,  donde estudió filosofía y economía.

Después de graduarse de la Universidad de California (1937), McNamara obtuvo un título de posgrado en la Escuela de Negocios de Harvard (1939). Ese mismo año,  aceptó un puesto en las oficinas de la firma  Price Waterhouse & Company y un año después se unió a la Facultad en Harvard como profesor asistente en administración empresas. Inhabilitado para el servicio durante la Segunda Guerra Mundial debido a un problema de visión, McNamara permaneció en Cambridge dictando cursos para oficiales de la Fuerza Aérea gracias a un acuerdo especial entre la Escuela de Negocios de Harvard y el Ejército de los Estados Unidos. Fue asesor especial de las Fuerzas Aéreas y desarrolló y supervisó sistemas logísticos para incursiones de bombarderos y sistemas estadísticos para monitorear  las tropas y sus suministros.

Los “Whiz Kids” y Ford

Terminada la guerra, McNamara tuvo la intención de regresar a Harvard, pero el Coronel Charles B. Thornton, le hizo propuesta más interesante. Thornton indujo McNamara a convertirse en uno de los nueve de especialistas de control estadístico que buscaban aplicar las habilidades desarrolladas durante el servicio al mundo empresarial. A finales de 1946, la Ford Motor Company contrató a estos nueve especialistas conocidos como “Whiz Kids” . Sus planes de negocios, incluida la institución de métodos estrictos de contabilidad y el desarrollo de modelos compactos y de lujo, tuvieron éxito, por lo que McNamara ascendió rápidamente en las filas corporativas. En 1960, McNamara  se convirtió en la primera persona ajena a la familia Ford en asumir la presidencia de la empresa.

Secretario de Defensa (1961-198)

Después de solo un mes como presidente de Ford, McNamara fue llamado por Kennedy para servir como Secretario de Defensa. En su nuevo cargo, McNamara obtuvo con éxito el control de las operaciones del Pentágono y la burocracia militar, alentó la modernización de las fuerzas armadas,  redujo costos al negarse a gastar dinero en sistemas de armas innecesarios u obsoletos y reestructuró los procedimientos presupuestarios. McNamara  estuvo entonces en el centro de una campaña para cambiar la estrategia militar de Estados Unidos, de la “represalia masiva” usada en los años de Eisenhower a una “respuesta flexible”, que enfatizaba las técnicas de contrainsurgencia y la capacidad  militar del país en un segundo ataque.

McNamara  y la Guerra de Vietnam

Durante la década de 1960, McNamara jugó un papel importante en la profundización de la participación militar de los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.  En sus visitas a Vietnam del Sur en 1962, 1964 y 1966, McNamara expresó públicamente que pronto el  Frente de Liberación Nacional y sus aliados de Vietnam del Norte abandonarían su intento de derrocar el régimen de Saigón respaldado por los Estados Unidos. Rápidamente se convirtió en el principal portavoz del gobierno para las operaciones de la guerra y actuó como Pres. Adjunto principal de  Johnson en el enjuiciamiento de la guerra.

Para 1965, la opinión de McNamara sobre la guerra comenzó a cambiar. De cuestionar en privado el actuar militar estadounidense en Vietnam, McNamara pasó a hablar públicamente sobre la posibilidad de iniciar las negociaciones de paz en 1967. En secreto,  McNamara inició una investigación sobre el actuar estadounidense  en Vietnam (más tarde publicado como The Pentagon Papers), se opuso a los continuos bombardeos orquestados por Vietnam del Norte y esto le costo en últimas su influencia. Finalmente, insatisfecho con la dirección que tomaba la guerra en Vietnam y  ya en desacuerdo con Johnson,  McNamara renunció como secretario defensa a principios de 1968, momento en el que asumió la dirección del Banco Mundial.

Presidente del Banco Mundial

 

McNamara fue presidente del Banco Mundial durante 13 años,  entre 1968  y 1981. Bajo su dirección, el banco creció considerablemente convirtiéndose en la más importante fuente en asistencia internacional para el desarrollo en el mundo. Cuando asumió el cargo, el banco prestaba alrededor de $ 1.000 millones al día; para su retiro esa cifra había aumentado a $ 12.000 millones. Durante su mandato, McNamara mostró  una gran sensibilidad hacia las necesidades de las naciones del Tercer Mundo. Restableció relaciones de préstamo con Egipto e Indonesia y se hizo cargo personalmente de las negociaciones de membresía con la República Popular China, la cual se unió al banco en 1980.

También diversifico y amplio el número de empleados del banco. Entre 1968 y 1973 el personal profesional aumentó en un 125%. McNamara estuvo dispuesto a examinar nuevos enfoques para movilizar recursos para el desarrollo. En 1975 introdujo los préstamos de la “tercera ventana” e intentó crear una filial de energía separada para ayudar a los países en desarrollo a mejorar su posición energética, ante el crecimiento de la economía basada en el petróleo.

 

Últimos años

En 1981, McNamara se retiró del Banco Mundial pero permaneció activo en muchas otras organizaciones. Abordó temas como el hambre en el mundo, las relaciones Este-Oeste y otros asuntos de política. Con el tiempo se convirtió  un fuerte crítico de las armas nucleares. Sus documentos de política fueron publicados en dos volúmenes, y en su libro Blundering into Disaster: Surviving the First Century in a Nuclear Age (1986) analizó los riesgos de la guerra nuclear.

Fue, además, autor de un libro de memorias: In Retrospect: The Tragedy and Lessons of Vietnam, donde habla del clima político anticomunista de los 60 y los errores y suposiciones por parte de los militares que se combinaron para crear la debacle de Vietnam. En el documental  The Fog of War, de 2003, McNamara analizó su carrera en el Pentágono y los fracasos de Estados Unidos en Vietnam. Llegó ha admitir que su falta de comprensión sobre  la realidad de Vietnam y la política de Asia le costó vida  a casi 60 mil estadounidenses, además de los daños y perdidas dejados en aquel país.

 

McNamara murió el 6 de julio de 2009 en su casa de Washington, DC, a la edad de 93 años.

 

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Vincent de Gournay

Publicado

en

Biografía de Vincent de Gournay
Fuente: YouTube

Biografía de Vincent de Gournay

Jacques Claude Marie Vincent de Gournay (28 de mayo de 1712 – 27 de junio de 1759)  fue un economista e intendente de comercio francés, líder junto a François Quesnay de la escuela fisiocrática. Discípulo de Quesnay, al igual que otros fisiócratas, Gournay propugnó la abolición de las restricciones al comercio y la industria. Se le ha atribuido la creación del término “burocracia”, y aunque no escribió mucho, tuvo una gran influencia en el pensamiento económico francés.

Bio

 

De Gournay nació el 28 de mayo de 1712 en Saint-Malo, Francia. Su padre, Claude Vincent, era comerciante en Saint-Malo y secretario del rey. Siguiendo los pasos de su padre, Gournay se inicio pronto como comerciante. Fue discípulo de Quesnay y uno de los líderes de la escuela fisiocrática, doctrina económica que sostenía que la riqueza provenía exclusivamente de la explotación de los recursos naturales propios y del libre cambio de los productos sin la intervención del Estado. Esta escuela sería precursora del liberalismo económico, de Adam Smith.

«Dejen hacer, dejen pasar, el mundo va solo». Vicent de Gournay

 

Algunos historiadores de la economía, le han atribuido a Gournay la frase “laissez faire, laissez passer”, que traduce como “dejar hacer, dejar pasar”, una declaración de la intenciones de la escuela fisiocrática si se la entiende como  dejad producir, dejad comerciar. También se le atribuye el haber acuñado el término burocratie (“burocracia”), que literalmente traduce como “gobierno por escritorios”.

En 1751, Gournay  fue elegido intendente de comercio.  Uno de los temas principales de su mandato fue su oposición a las regulaciones gubernamentales en cuanto al comercio.  Gournay, al igual que otros fisiócratas, creía que las regulaciones atrofiaban el comercio. Propugnó entonces la abolición de todas estas restricciones. Gournay no escribió mucho, pero tuvo una gran influencia en el pensamiento económico francés. Esto a través de sus conversaciones con teóricos importantes.  Gournay desempeñó, también, un papel importante en la popularización de la obra de Richard Cantillon, el padre de la ciencia económica, en Francia.

Fue maestro del político y economista Jacques Turgot, quien heredo su desdén por la regulación gubernamental del comercio y  le escribió una encendida alabanza: el  “Elogio de Gournay” (L’éloge de Gournay).

La Rue Vincent-de-Gournay , en Saint-Malo, fue nombrada en su honor.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad