Inicio » Biografía » Científicos » Charles Darwin

Biografía de Charles Darwin

Charles Darwin (12 de febrero de 1809 – 19 de abril de 1882)  naturalista, creador de la teoría de la evolución para explicar el cambio biológico. Nació en Shrewsbury, Inglaterra. En 1831, se embarcó en un viaje de cinco años por todo el mundo en el HMS Beagle. Se enfocó en el estudió de especímenes por todo el mundo y gracias a sus investigaciones formuló su teoría de la evolución y brindó unos resultados sobre el proceso de selección natural. En tal sentido en el año de 1859, publicó El origen de las especies.

 

¿Quién es Charles Darwin? Primeros Años.

Charles Robert Darwin creció en una pequeña ciudad mercantil: Shrewsbury, Inglaterra. Creció rodeado de científicos, lo que despertó su curiosidad por la biología y el origen de los animales. Su padre, el Dr. RW Darwin, era médico, y su abuelo, fue el doctor Erasmus Darwin, un botánico reconocido. Susanna fue su madre, ella murió cuando él tenía sólo 8 años de edad. A los 16 años ingresó a la Universidad de Edimburgo. Dos años más tarde, fue parte de la universidad Christs College Cambridge. Su padre pretendía que su hijo se inclinará por la Medicina, pero realmente Darwin tenía una gran pasión por las ciencias naturales y la historia natural. Darwin expresó:

Cuando se dijo por primera vez que el sol permanecía fijo y que el mundo giraba, el sentido común de la humanidad declaró la doctrina falsa; pero el viejo dicho vox populi, vox Dei, como todo filósofo sabe, no puede ser confiado a la ciencia

 

HMS Beagle

El 27 de diciembre de 1831, el bergantín HMS Beagle lanzó su viaje alrededor del mundo con Darwin a bordo. En el transcurso del viaje, Darwin recogió y observó una gran variedad de especímenes naturales, incluyendo aves, plantas y fósiles. A través de la práctica en la investigación y experimentación, tuvo la oportunidad única de observar de cerca los principios de la botánica, la geología y zoología. Su interés se centró en las islas del Pacífico y el Archipiélago de Galápagos, al igual que las islas de Sur América.

A su regreso a Inglaterra en 1836, Darwin comenzó a escribir sus descubrimientos en una revista de investigaciones, el viaje tuvo un monumental efecto en la visión de Darwin sobre la historia natural. Comenzó a desarrollar una teoría revolucionaria sobre el origen de los seres vivos que era contraria a la opinión popular de otros naturalistas de la época.

 

Teoría de la evolución

La experiencia adquirida por Charles Darwin en el viaje le planteó cuestiones importantes. Otros naturalistas creían que todas las especies o bien fueron hechas al principio del origen del mundo, o se habían creado a lo largo de la historia natural. En cualquiera de los casos, se creía que la especie de permanecía casi la misma a través del tiempo. Sin embargo, Darwin notando las similitudes entre las especies de todo el mundo, junto con variaciones basadas en lugares específicos, lo llevó a creer que habían evolucionado gradualmente a partir de ancestros comunes. Llegó a creer que las especies sobrevivieron a través de un proceso llamado selección natural, donde las especies que se adaptan con éxito para satisfacer las necesidades cambiantes de su hábitat natural prosperaron, mientras que los que no pudieron desarrollarse y reproducirse murieron.

En 1858, después de años de investigación científica profunda, Darwin presentó públicamente su revolucionaria teoría de la evolución en una reunión de la Linnean Society. El 24 de noviembre de 1859, publicó una explicación detallada de su teoría en su obra más conocida, El origen de las especies por medio de la selección natural.

Esta nueva teoría de la evolución dio pasó al Darwinismo Junto con el naturalista británico Alfred Russel Wallace, Darwin difundió nuevas ideas a favor de la evolución. Básicamente aseguró que todas las  especies poseen un origen común. La selección natural ha impactado a las especies y estás han cambiado sus características y capacidades para tener una mejor adaptación al medio que les rodea, está adaptación empieza a presentarse en la descendencia que, a su vez, tiene más posibilidades de reproducirse de manera exitosa, de este modo a medida que avanzan las generaciones, la especie cada vez será más apta. Si lo anterior no sucede, la especie es propicia a desaparecer a extinguirse. En tal sentido, las especies menos adaptadas al medio bajarían el nivel de reproducción hasta llegar a su extinción.

La selección natural se da bajo un carácter natural, ajeno a la influencia de una entidad sobrenatural que la dirigiera. El ejemplo de la bola de nieve que se hace más grande por la influencia de la fuerza de la gravedad aplicada sobre la ladera de una montaña, es un excepcional ejemplo.

El neodarwinismo

Se agregó un nuevo concepto a la teoría de Darwin: variabilidad genética, y el estudio de los genes, cuestión que desconoció. Darwin no tuvo conocimiento sobre cómo aparecía la variabilidad de características sobre la que actúa la presión de la selección natural. Cuestión que fue analizada de alguna manera por Lamarck.

Apareció una nueva teoría evolutiva llamada Neodarwinismo, impulsada por el naturalista George John Romanes, refutó algunas ideas lamarckianas. Posteriormente, fueron aceptadas las leyes de Mendel, mostrando que las mutaciones en el ADN primero sufren una mutación y luego se pone a prueba si el individuo se encuentra bien adaptado al medio, rompiendo la idea de la herencia de los caracteres adquiridos. Partiendo de ello, genetistas como Fisher, Haldane y Wright integraron la teoría de la evolución de las especies mediante la selección natural y la herencia genética propuesta por Gregor Mendel. Actualmente, es la teoría más aceptada por la comunidad científica, conocida como la teoría sintética. Esta analiza la evolución como un cambio  gradual y continuo explicado a través de la variabilidad genética y la selección natural.

El impacto social de la teoría de la evolución

El hecho de que Darwin prescindiera de la figura de Dios en su teoría fue algo muy cuestionado en su época. Con el paso del tiempo, varios filosofos respaldaron sus ideas. Hoy en día muchas instituciones religiosas siguen negando la teoría de la evolución, o la consideran una simple teoría, dando a entender que el creacionismo también tiene avales científicos.

 

Muerte y legado de Charles Darwin

Después de una vida de investigación devota, Charles Darwin murió en su casa de familia, Down House, en Londres, el 19 de abril de 1882, y fue enterrado en la Abadía de Westminster. Durante el siglo siguiente, los estudios de ADN revelaron evidencia de su teoría de la evolución, a pesar de la controversia que rodea su conflicto con el Creacionismo-el punto de vista religioso que toda la naturaleza nació de Dios, que aún abunda hoy en día.

 

Artículos relacionados