Síguenos en redes

Religión

Santa Teresa de Jesús

Publicado

en

Santa Teresa de Jesús
Jusepe de Ribera [Public domain], via Wikimedia Commons
Información personal
Nombre CompletoTeresa Sánchez de Cepeda Dávila y Ahumada
Nacimientomarzo 28, 1515
Fallecimientooctubre 15, 1582
Causa de MuerteTuberculosis
OcupaciónReligiosa católica, escritora y filósofa
NacionalidadEspañola
GénerosPoesía

Biografía de Santa Teresa de Jesús 

Santa Teresa de Jesús (28 de marzo de 1515 – 15 de octubre de 1582) religiosa y escritora mística. Nació en Gotarrendura, España, conocida también como Santa Teresa de Ávila. Su nombre secular era Teresa de Cepeda y Ahumada. Hija de Alonso Sánchez de Cepeda, y de Beatriz de Ahumada. Su vida y camino espiritual ha sido estudiado gracias a sus obras autobiográficas, entre las que figuran algunas de sus obras mayores: La vida (1565), las Relaciones espirituales, el Libro de las fundaciones (1610) y su amplia cantidad de cartas. La mayoría de sus años de infancia los pasó en Gotarrendura, pero luego la familia se trasladaría a varios lugares de España.

Era una niña entregada a la lectura, especialmente de libros religiosos sobre la vida de los santos y los entonces populares libros de caballerías. En 1531, por orden de su padre ingresó como pupila al convento de monjas agustinas de Santa María de Gracia, pero no pudo seguir por mucho tiempo porque una grave enfermedad la atacó. Luego de varios años de recuperación, desobedeciendo a su padre ingresó a la Orden de las Carmelitas, en 1535 huyó de su casa para dirigirse al convento de la Encarnación. Vistió el hábito al año siguiente, y en 1537 hizo su profesión.

La enfermedad volvió a su cuerpo, tuvo que pasar largos periodos de angustia y dolor, que se prolongaría hasta 1542. Durante estos años su fe se solidificó aún más y empezó a practicar el método de oración conocido como recogimiento, expuesto por Francisco de Osuna en su Tercer abecedario espiritual. En los momentos de buena salud instruía a un grupo de religiosas de la Encarnación en la vida de oración. Una de sus labores fue dotar de rigor la orden carmelitana que fue mitigado en 1432 por el papa Eugenio IV.

Santa Teresa de Jesús, comenzó a tener visiones. En algún momento de su vida se detuvo a pensar si estas visiones eran obra de Dios o del demonio. Para el año 1562 concretó la construcción de la orden como parte de su proyecto de reforma, también fundó el convento de San José. Podemos decir que para ese momento su mayor preocupación era triunfar en la reforma carmelitana. Aunque, siguió practicando la dedicación, la contemplación y la oración.  Durante su vida concretó la fundación de la orden en Medina del Campo, Malagón, Valladolid, Toledo, Pastrana, Salamanca, Alba de Tormes, Segovia, Beas, Sevilla, Caravaca, Villanueva de la Jara, Palencia, Soria y Burgos. Consiguió la colaboración de San Juan de la Cruz y del padre Antonio de Heredia para erigir en Duruelo el primer convento reformado masculino.

Su labor es muy relevante porque redactó las Constituciones (1563), aprobadas dos años después por Pío IV, y que contemplan los siguientes puntos: vida de oración en la celda, ayuno y abstinencia de carne, renuncia de rentas y propiedades (comunales o particulares) y práctica del silencio. Escribió Camino de perfección, especialmente motivada por ayudar a las religiosas a encontrar y edificar su ideal de vida religiosa, del mismo modo, escribió Las moradas o Castillo interior (1578). Gracias a su labor y dedicación a la vida religiosa y a la orden empezó su proceso para ser canonizada en el año 1604. En 1614 fue declarada beata, y, después, en 1622 fue canonizada por el papa Gregorio XV. 

En 1970 fue la primera mujer en recibir la distinción de doctora de la Iglesia. Además de las obras citadas, también podemos mencionar: Meditaciones sobre los cantares, Exclamaciones, Visita de descalzas, Avisos, Ordenanzas de una cofradía, Apuntaciones, Desafío espiritual, Vejamen y unas treinta poesías. Teresa supo que en Granada se había fundado el decimosexto convento de carmelitas, y uno de descalzos en Lisboa.

En los últimos años de vida estuvo en Burgos adelantó varias obras religiosas, luego pasó por Palencia, Valladolid, Medina del Campo, sufrió el desprecio de varias prioras, pero esto no impidió que siguiera con su causa. Su salud empezó a empeorar. Pidió su confesión y murió en brazos de Ana de San Bartolomé el jueves 15 de octubre de 1582. Fue sepultada en el Convento de la Anunciación. Tres años después del fallecimiento, su cuerpo fue enviado a la Orden de los Carmelitas Descalzos ubicados en Ávila, fue exhumada el 25 de noviembre de 1585. Luego, se elevó su sepulcro y su cuerpo fue puesto en la capilla Nueva en 1616. Décadas después, todavía incorrupto, fue puesto en una caja de plata.

Reconocimientos póstumos de Santa Teresa de Jesús

Se le hicieron varios reconocimientos póstumos, entre ellos: fue designada en 1627 patrona de España por el papa Urbano VIII. También, fue nombrada Doctora honoris causa por la Universidad de Salamanca y posteriormente fue designada patrona de los escritores. En el año de 1970, santa Teresa de Jesús se convirtió en la primera mujer elevada por la Iglesia católica a la condición de Doctora de la Iglesia, bajo el pontificado de Pablo VI. Su fiesta se celebra el 15 de octubre. Recientemente, la Universidad Católica de Ávila la nombró doctora honoris causa.

Artículos relacionados

Biografía

Víctor de Tunnuna

Publicado

en

Biografía de Víctor de Tunnuna
Dominio Público

Biografía de Víctor de Tunnuna

Víctor de Tunnuna o  Victor Tunnunensis (fallecido c. 570) fue un clérigo e  historiador romano-bizantino, obispo de la ciudad de Tunnuna y autor de una importante crónica de la Alta Edad Media. Lo poco que se sabe de su vida proviene de su propia crónica, Chronicon, una historia de la humanidad desde la creación iniciada por Sexto Julio Africano hacia el siglo II. Su adhesión a los Tres Capítulos, que habían sido condenados por el edicto de Justiniano en el 544, le vio arrestado y exiliado.  Pasó sus últimos años encarcelado.

Bio

Se desconoce la fecha y lugar de su nacimiento; la poca información que se tiene de su vida proviene de su propia crónica. Se sabe poco, excepto sobre su oposición a la política religiosa del emperador Justiniano. Fue un acérrimo defensor de los “Tres capítulos”, condenados por el edicto de Justiano en el 544, y por este motivo fue arrestado . Su primer encarcelamiento fue en un monasterio cerca de Cartago. Más tarde fue enviado al exilio a las Islas Baleares y luego trasladado a Egipto. En el año 564-565, ya como obispo, él y otros cinco obispos africanos fueron convocados ante el emperador Justino II y el patriarca Eutiquio en Constantinopla. Cuando se negaron a someterse al edicto, fueron encarcelados en diferentes monasterios de Constantinopla. Precisamente en este periodo redactó su crónica,  que cubría desde la Creación hasta el año 566  y que continúa el Epitoma Chronicon de Próspero de Aquitania

Chronicon Cum Reliquiis Ex Consularibus Caesaraugustanis

 

Víctor fue el quinto autor y continuador de la crónica, Chronicon, iniciada por Sexto Julio Africano a principios del siglo II; luego continuada por Eusebio, Jerome y Próspero de Aquitania, abarcando desde la creación hasta el año 566. Al final, Victor habla de su confinamiento. Sin embargo, solo existe la parte que se extiende desde el 444 al 566.  Esta parte es de un gran valor histórico, pues trata principalmente de la herejía eutiquiana, la controversia sobre los Tres Capítulos y los detalles sobre los arrianos y la invasión de los vándalos en el norte de África. En la crónica puso un especial énfasis en los asuntos religiosos. Esta crónica fue luego continuada por Juan de Biclaro hasta el año 590 y por Isidoro de Sevilla hasta el 616.

Víctor murió alrededor del año 569, muy probablemente confinado en el monasterio de Constantinopla. Su encierro le valio ser considerado mártir por Isidoro de Sevilla.

Obras

  • Chronicon Cum Reliquiis Ex Consularibus Caesaraugustanis.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Juan Zonaras

Publicado

en

Biografía de Juan Zonaras
Dominio Público

Biografía de Juan Zonaras

Joannes o Juan Zonaras (c. 1070 – c. 1140) fue un historiador, canonista, jurista y teólogo bizantino del siglo XII.  Vivió en Constantinopla sirviendo como  jefe de justicia y secretario privado del emperador Alejo I Comneno. Al morir el emperador, se retiró al monasterio en la isla de Hagia Glykeria,  donde pasó el resto de su vida escribiendo libros. Su obra principal, “Epitomé historion”, es una historia del mundo desde su creación hasta el año 1118. Fue autor de varios comentarios sobre derecho canónico y derecho eclesiástico.

Vida

Poco se sabe sobre la vida de Zonaras. Sin embargo, de sus propios escritos se pueden inferir algunos datos biográficos. En sus comentarios menciona “vio” el segundo matrimonio de un emperador, probablemente el del emperador Nicéforo III con María de Alania (a fines de 1078) o  el de  Manuel I Comneno en 1161. No se sabe con certeza si sirvió bajo el emperador Juan II Comneno (r. 1118-1143), aunque todavía es una posibilidad, pues  cree pudo ser jefe de la cancillería imperial.  Zonaras fue uno de los jueces más importantes del imperio en el siglo XII.

Su “Epítome”  sirvió de base para la crónica de Constantino Manasés, que fue encargada por Irene Comnemo, la viuda del sebastocrátor Andrónico I Comneno cerca del año c. 1145 o 1150. Se infiere que Zonaras ya había muerto para 1145, pues Irene ya tenía conocimiento de su obra.

Obras

Su obra más importante, “Epitomé historion” (Extractos de Historia),  en dieciocho libros, cuenta la historia del mundo desde la creación hasta la muerte de Alejo en el año 1118. Para la primera parte de la historia usó la obra de Flavio Josefo; en cuanto a la historia romana, siguió principalmente a Dion Casio hasta principios del siglo III. Para los eruditos contemporáneos resultó particularmente importante su relato de los siglos tercero y cuarto, que depende  de fuentes, ahora perdidas y cuya naturaleza se debate ferozmente.  La parte original de su obra es la sección sobre el reinado de Alejo I Comneno, a quien criticó por el favor mostrado a los miembros de su familia, a quienes  Alejo confió vastas propiedades e importantes cargos estatales. La historia de Zonaras fue continuada por Nicetas Coniata.

 

También se han atribuido a Zonaras varias obras eclesiásticas, como comentarios sobre los Padres de la Iglesia (véase: Patrística) y los poemas de Gregorio de Nacianceno; algunas vidas de santos; y un tratado sobre los Cánones Apostólicos, de los cuales no hay razón para dudar de su autenticidad. Zonaras fue el primero denunciar los vicios y otros entretenimientos en los que habían caído muchos clérigos de Iglesia Ortodoxa Oriental.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Atenágoras de Atenas

Publicado

en

Biografía de Atenágoras de Atenas
Atenágoras de Atenas, vía Twitter

Biografía de Atenágoras de Atenas

Atenágoras de Atenas (s.II ) fue un filósofo ateniense y converso al catolicismo de la segunda mitad del siglo II. Apologista, convertido al cristianismo, fue autor de una de más las bellas y antiguas apologías de la religión cristiana:” Súplica en favor de los cristianos”. De sus escritos sólo han llegado hasta nuestros días “Apología” o “Embajada por los Cristianos” y  un tratado “Sobre la Resurrección”.

 Atenágoras de Atenas

De origen griego, se desconoce a ciencia cierta la fecha y lugar de su nacimiento, así como las circunstancias que rodearon a su muerte. Lo que sí se sabe es que siendo pagano, más tarde en su vida abrazó el cristianismo. De su estilo se puede deducir que probablemente tomó clases de retórica y que frecuentó la escuela catequética de Alejandría,  donde fueron maestros Clemente y Panteno. Fue contemporáneo de Taciano, pero difirió tanto de éste como de Justino.  También dedicó una de sus obras, “ Sobre las expresiones difíciles de Platón”, al platónico Boetos.

Súplica en favor de los cristianos

Hacia el año 177-178 compuso “Súplica en favor de los cristianos”,  una apología en 37 libros, que envió a los emperadores Marco Aurelio Antonino y su hijo Lucio Aurelio Cómodo  en defensa de los cristianos en vísperas de las matanzas de Lyon. En la apología, argumento contra de las tres principales acusaciones que se lanzaban a los cristianos:  ateísmo, antropofagia e incesto.

Sobre esto dice:

  • Los cristianos no son ateos. Aunque no crean en los dioses, creen en Dios. Son monoteístas”.
  • Los cristianos no son culpables de canibalismo. Les está prohibido matar a nadie”.
  • La acusación de incesto.. es un producto del odio. La historia prueba que la virtud ha sido perseguida siempre por el vicio”.

Otra obra suya, el tratado “Sobre la resurrección de los muertos”, había sido anunciado al final de su “Apología”. En ella pretendió demostrar la unicidad del Dios cristiano, frente al pluralismo politeísta de los paganos. Aunque los argumentos que utilizó tal vez no alcanzan la precisión de una filosofía técnica, sí ofrecen una sólida base de reflexión. Fue el primero en intentar una demostración científica del monoteísmo. Su teología resulta más clara y lógica que la de otros apologistas de su época, por lo que se le considera uno de los más elocuente apologistas cristianos. Fue un gran expositor de la fe en la Santísima Trinidad.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad