Escritores

José Joaquín de Olmedo

Biografía de José Joaquín de Olmedo
Dominio Público

Biografía de José Joaquín de Olmedo

José Joaquín de Olmedo (5 de marzo de 1780 – 19 de febrero de 1847), político y escritor ecuatoriano. Nació en la ciudad de Guayaquil, Ecuador. Hijo del español Miguel de Olmedo y Troyano, dueño de las fragatas San Isidro y San Fermín. Su madre, Ana Francisca de Maruri y Salavarría, perteneciente a la antigua nobleza vasca asentada en la cuenca del Guayas. Se crió en una familia acomodada. Lo que le permitió realizar sus estudios en el colegio de San Fernando de Quito, posteriormente, viaja a Lima para estudiar en la renombrada Universidad de San Marcos de Lima, donde logró graduarse de abogado. Desde niño y durante toda su vida se destacó por su talento para versar y escribir.

Luego de obtener su título, José Joaquín de Olmedo vuelve a Ecuador, en donde se desempeñó como abogado de la Audiencia de Quito; mientras tanto escribió un completo artículo sobre la Mita, sistema de trabajo de carácter obligatorio que fue instituido por la monarquía española a la población indígena y campesina en las colonias americanas. Este trabajo fue pronunciado en las Cortes de Cádiz, bajo el nombre de “Sobre la supresión de las Mitas”, por medio de este logró la abolición de dicho sistema. Estando en el país español tuvo la oportunidad de trabajar como secretario en dichas Cortes hasta que las fuerzas napoleónicas fueron derrotadas y se restableció el poder Fernando VII, ordenando que estas fueran disueltas. Luego de ello, se vivió un ambiente de tensión y persecución contra los diputados, Olmedo se vio obligado a refugiarse en Madrid.

Regresó a Ecuador con el fin de aportar al proceso conocido como la penetración guayaquileña o independencia de Guayaquil, objetivo que empezó a formularse desde 1814 y que finalmente se desató el 9 de octubre de 1820, tuvo una participación destacadísima junto a personajes de la historia como José de Antepara y José de Villamil. Crearon y abrazaron la idea de construir un verdadero cambio sustancial en las estructuras políticas y sociales de los pueblos de la América española. Una vez conseguida la proclamación de la independencia ante la corona española, Olmedo es designado presidente de la Provincia Libre de Guayaquil, un estado libre y autónomo.

Como presidente de la naciente nación, José Joaquín de Olmedo impulsó y participó en la redacción de la constitución de Guayaquil. En la parte militar, muy importante para evitar cualquier intento de reconquista, rearmó y reforzó el ejército ecuatoriano, acto que fue de vital importancia para afrontar la batalla de Pichincha al mando de Antonio Sucre. También, presentó una férrea oposición al proyecto de anexión, por parte de Simón Bolívar, de Guayaquil a la Gran Colombia. Aunque, este objetivo terminó con el golpe de estado propinado por el ejército de Simón Bolívar a la Provincia, como resultado se anexionó forzosamente Guayaquil.

Como consecuencia y para salvaguardar su vida se exilia a Lima con su esposa, estando allí, tomó el cargo de Diputado del Departamento de Puno y fue elegido para integrar la Comisión designada por el Congreso peruano para redactar la primera Constitución peruana. Posteriormente, retoma las relaciones con el libertador, que le insta a nombre del Congreso luchar por la independencia del Perú. Desde ese entonces volvió a entablar amistad con el libertador. El 9 de diciembre de 1824, se sella la independencia de Perú, gracias a la victoria de los independentistas en las Batallas de Junín y Ayacucho, llevadas a cabo en la Pampa de Quina. Luego de este momento épico, José Joaquín de Olmedo crea La victoria de Junín: canto a Bolívar.

En 1825, tuvo que trasladarse al continente europeo para desempeñar la labor como ministro plenipotenciario de la Gran Colombia en Inglaterra. Luego viajo a Londres para cumplir unas misiones diplomáticas emitidas por Bolívar, en Londres publicó su célebre Canto a Bolívar. En noviembre del mismo año fue elegido miembro fundador de la Academia Nacional de Colombia, cuestión que lo obligó a volver a América; para 1827 viajó a Guayaquil. Pocos meses después su hija Rosa murió, en su nombre escribió un hermoso poema llamado: Mi rosita de Ayacucho.

Luego de tan lamentable suceso, vuelve al mundo de la política tres años después, como vicepresidente de su patria. Toda su vida estuvo ligada a la política y a las letras. Dediquemos un espacio a hablar sobre su obra poética. Contiene un estilo predominantemente neoclásico, inspirado por Meléndez Valdés, dicho estilo lo podemos encontrar en las siguientes obras: A la muerte de mi hermana, oda Al árbol, Elegía en la muerte de la Princesa de Asturias, Alfabeto para un niño y Canción indiana. También con pizcas de romanticismo y la influencia de Quintana, creó: La victoria de Junín: canto a Bolívar (1825) y Oda al general Flores, vencedor de Miñarica (1843).

También, José Joaquín de Olmedo dedicó su vida al periodismo, reflejando en todos sus escritos su amplia formación clásica con cierto sabor romántico. Esto le dio la posibilidad de estar junto a los grandes hombres de la independencia: Simón Bolívar, José de San Martín, Vicente Rocafuerte y el general Flores. El 19 febrero del año 1847, falleció a los 66 años en su ciudad natal, la que alguna vez ayudó a libertar del yugo español.

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba