Inicio » Biografía » Políticos » John F. Kennedy

Biografía de John F. Kennedy

John F. Kennedy (29 de mayo de 1917 – 22 de noviembre de 1963), político y presidente estadounidense. Su nacimiento se dio en Brooklyn, Massachusetts. La historia se su familia, los Kennedy, data de 1848, cuando un irlandés llamado Patrick Kennedy arribó a la prometedora tierra de los Estados Unidos y se instauró como tonelero. Uno de sus nietos, Joseph Patrick Kennedy, poseía una mente visionaria, haciéndose al mando más de patrimonio reunido por su abuelo y por su padre por más de 60 años y construyó con él una de las mayores fortunas de Norteamérica. Su hermano Joseph estaba casado con Rose, una emprendedora joven hija de John Fitzgerald, ex alcalde de Boston, se dedicaron a la administración de viviendas, la especulación en bolsa y la industria cinematográfica. Además, gozaban de algunos favores políticos.

La habilidad de Joseph y sus hermanos, tuvo mucha relación con la enseñanza dada por su padre. Él fomentó en todos ellos una firme disciplina y un sano espíritu de competencia, inculcando en ellos el deseo de la perfección.

John F. Kennedy sentía un disimulado sentimiento de inferioridad hacia Joseph, el segundo era un joven musculoso, inteligente, buen orador y con mucho carisma; John, a diferencia, era más bien débil, temeroso e introvertido. Mientras estudiaba en la Canterbury School de Connecticut y luego en la Universidad de Harvard, la sombra de Joseph, estuvo continuamente sobre la conciencia de John. Mientras su hermano cosechaba triunfos académicos en Gran Bretaña, John no pudo seguir sus estudios por el contagio de la hepatitis, interrumpió sus estudios durante largo tiempo. A pesar de sus esfuerzos nunca obtuvo un rendimiento loable. Exceptuando las materias de economía y ciencias políticas.

«La humanidad debe poner fin a la guerra, o la guerra pondrá fin a la humanidad». John F. Keneddy

En 1932, durante la campaña política de Franklin D. Roosevelt, su padre decidió probar fortuna en la carrera política. Consiguió ser presidente de la comisión federal de la marina mercante, y más adelante, fue nombrado embajador en Gran Bretaña. Sus dos hijos mayores lo acompañaron a Europa en calidad de ayudantes y John pudo viajar a la URSS, Turquía, Polonia, América del Sur y otras regiones, con la tarea de darle informes sobre la situación política de esos países y las posibles alianzas que podía generar.

Fue ahí cuando John empezó a interesarse seriamente por la política. De regreso a los Estados Unidos, motivado retomó sus estudios y logró calificaciones brillantes. Se interesó por los distintos conflictos que confluirían en la Segunda Guerra Mundial. De todos esos apuntes surgió el tema de su tesis, Why England slept, y que le valió una graduación magna cum laude. Luego convirtió su tesis en un libro, y vendió casi ochenta mil ejemplares.

Su hermano Joseph murió el 12 de agosto de 1944 en un accidente aéreo durante una operación militar contra unas bases alemanas.  Como consecuencia, su padre expresó a John la idea de ocupar el puesto de su fallecido hermano. Así que, John tuvo que aprender a dominar su timidez y su retraimiento para convertirse en un político profesional. Apretar las manos de desconocidos, sonreír ante los periodistas y tener siempre en la mente una frase más o menos sutil. Su figura pasiva pronto gano adeptos en el seno del Partido Demócrata y entre los electores, fascinados por su juventud y por su imagen de brillante y humilde universitario. Después de una exhaustiva campaña con el apoyo económico y doctrinal de su familia, John Kennedy logró convertirse en 1946 en diputado del Partido Demócrata por Boston en la Cámara de Representantes.

A uno de esos banquetes invitó a la reportera de origen francés que trabajaba en un diario de Washington y había conocido un año antes, su nombre: Jacqueline Lee Bouvier. Ella no tardó en enamorar al aspirante a senador y a su familia. Posteriormente la boda se celebró en Boston el 12 de septiembre de 1953; asistieron mil doscientos invitados, expectantes por ver una de las uniones más famosas de Estados Unidos.

Su vida política tuvo que ser pausada por una dolencia en la columna, fue operado en un delicado procedimiento con el fin unir sus vértebras mal situadas. Tras la operación, se recluyó en Hyannis Port y dedicó su tiempo a escribir un nuevo libro, Perfiles de coraje. La obra contenía ocho retratos de personajes políticos estadounidenses del siglo XIX y fue publicada un año después con éxito. En 1957 obtendría por esta obra el Premio Pulitzer.  Volvió a la vida pública dispuesto a presentar su candidatura para la vicepresidencia del Partido Demócrata. Sin embargo, no contó con éxito en los resultados.

Los demócratas seguían creyendo en John F. Kennedy, lo veían como el candidato idóneo para las elecciones presidenciales de 1960. El foco de su campaña electoral giro en torno a la idea del nacimiento de una nueva época para América, la denominada «Nueva Frontera», que rememoraba el espíritu pionero de la conquista del Oeste. Solo con su presencia, John F. Kennedy empezó a vender esperanzas de renovación a un país cansado de una administración paralizada desde el New Deal de Roosevelt. Con su lema «Kennedy está en el cambio», ganó las elecciones primarias, por escasísimo margen, el 8 de noviembre logró la victoria sobre Richard Nixon.

«Forgive your enemies, but never forget their names» John F. Keneddy

Una de sus primeras medidas fue exhortar la libertad del líder afroamericano Martin Luther King, que cumplía una condena a trabajos forzados en Georgia. Más tarde, pese al rechazo de que fue objeto su proyecto de ley de derechos civiles en el Congreso, sus iniciativas dejaron huella entre la población afroamericana, que llegaron a compararlo con el mítico presidente Abraham Lincoln.

Su programa, de corte liberal, se basó en la recuperación económica, la mejora de la administración, la transformación de los medios de defensa y la incorporación de una alianza para el desarrollo del continente americano. Este último objetivo se moldeó en la formación de un frente común con los países de Centro y Sudamérica, la llamada Alianza para el Progreso. Genero en la presidencia la ayuda federal al sistema educativo, le inyectó dinero a la cultura y a las artes y, sobre todo, el relanzamiento de la economía, que condujo a un marcado crecimiento del consumo y de las inversiones privadas.

Aunque la imagen del presidente era delicada y suave, demostró su temple en el manifiesto que exigía al dirigente soviético el desmantelamiento de aquellas bases; a pesar de las amenazas de guerra, Kennedy se mantuvo firme y Kruschev terminó por ceder. A pesar de todo, posteriormente se produciría un entendimiento definitivo entre las dos superpotencias.

El 22 de noviembre de 1963 John F. Kennedy y su esposa, realizaron una campaña en Dallas con miras a su reelección. Cuando recorría sus calles en un coche descubierto, le dispararon y lo dejaron gravemente herido. Poco después murió en el hospital. El autor del magnicidio fue Lee Harvey Oswald, que disparó con un fusil de repetición con mira telescópica.  Desde entonces han sido señalados como culpables desde la mafia hasta la sociedad racista Ku Klux Klan. La prematura muerte del presidente contribuyó a otorgar a su figura un carácter mítico.