Martin Luther King Jr.

Biografía de Martin Luther King
United States Library of Congress's - Dominio Público

Biografía Martin Luther King Jr.

Martin Luther King Jr. nació en Atlanta, Georgia, el 15 de enero de 1929, y murió en Memphis, Tennessee, el 4 de abril de 1968. Fue un activista en pro de los derechos humanos de las comunidades afroamericanas en Estados Unidos y los menos favorecidos, así como también un activista contra la Guerra de Vietnam. A diferencia de Malcolm X y algunos movimientos radicales, Luther King se caracterizó por luchar contra las injusticias de estas comunidades a través de un discurso pacífico. Además, ganó el Premio Nobel de la Paz en 1964.

Martin nació en el seno de una familia religiosa: su padre, Martin Luther King, Sr., era pastor bautista y su madre, Alberta Williams King, tocaba en una iglesia el órgano. Estos tenían dos hijos más: Alfred y Christine. En la Booker T. Washington High School se graduó de forma alternativa, pues no había terminado ni noveno ni undécimo grado. Pese a ello, logró graduarse de Sociología en 1948 de una universidad especial para afroamericanos, la Morehouse College. Luego obtuvo una licenció en Teología en 1951 en la Crozer Theological Seminary, y más tarde se doctoró en Filosofía en la Universidad de Boston en 1955; mismo año en que tuvo la primera de sus hijos, Yolanda, con Coretta Scott, mujer con la que se había casado dos años antes, y con la que tuvo otros tres hijos: Martin Luther King III, Dexter Scott King y Bernice King.

A los 25 años de edad, Martin Luther King fue nombrado pastor de la Iglesia Bautista de la Avenida Dexter. Gracias a esta posición, pudo reaccionar frente a la discriminación que sufrió Rosa Parks el 1 de diciembre de 1955 en uno de los buses de Montgomery. Estos buses se regían bajo las leyes segregacionistas de Jim Crow, según las cuales las personas negras debían cederles el asiento a las personas blancas. Dado que Rosa Parks se negó a hacerlo, como modo de protesta por el asesinato de tres afroamericanos cometido ese mismo año, fue arrestada. Entonces Martin Luther King, junto con Ralph Abernaty y Edgar Nixon, inició un boicot de los autobuses para acabar con estas prácticas discriminatorias.

«Aunque supiera que mañana el mundo se habría de desintegrar, igual plantaría mi manzano». Martin Luther King Jr

El boicot consistía en que los negros dejaran de usar los autobuses y usaran medios alternativos de transporte, como las bicicletas, ir a pie o incluso usar mulas. A esta protesta se sumaron varios taxistas negros, quienes rebajan sus tarifas al precio del pasaje en bus, así como varias personas, negras y blancas, que comenzaron a realizar rutas desde sus autos particulares. Luego de 382 días de protesta, en que la casa de King y la de otros pastores fueron atacadas con combas incendiarias, en que varios activistas fueron agredidos y que incluso el mismo Martin Luther King fuera arrestado, la Corte Suprema de los Estados Unidos declaró ilegal la ley segregacionista en 1956, que era aplicada no sólo en los autobuses, sino también en escuelas, restaurantes, parques y demás sitios públicos.

En Albany se unió al Comité Coordinador Estudiantil No Violento y a la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color para realizar protestas de todo tipo, sin recurrir a la violencia. Sin embargo, debido a que los resultados de las mismas eran infructuosos, una parte de los movimientos comenzó a realizar protestas violentas. Por este motivo, King fue arrestado en varias ocasiones. Pese a ello, en 1962 la ciudad abolió las leyes segregacionistas.

Protestas similares ocurrieron en Birmingham, una ciudad que presentaba evidentes discriminaciones tanto en los empleos mal remunerados que recibían los negros, como en los derechos de estos en general. En esta ciudad, Martin Luther King y su grupo pusieron en marcha “el proyecto c”, que consistía en ocupar los espacios donde sólo podían estar los blancos para provocar arrestos multitudinarios. En estas manifestaciones también concurrieron niños, que fueron de gran ayuda para evidenciar las prácticas segregacionistas en el sur del país. Todo esto produjo que la ciudad sufriera un colapso, lo que llevaría a la renuncia del alcalde, la relevación del jefe de policía local y la disolución de grupos simpatizantes de la segregación. Así, el 21 de mayo de 1963 los negros pudieron volver a los lugares públicos en Birmingham.

«Creo que la verdad desarmada y el amor incondicional tendrán la última palabra». Martin Luther King Jr

El 28 de agosto, Luther King dirigió una marcha de 250.000 personas hasta el capitolio en Washington. Ahí pronunció su discurso I have a dream, que ha sido considerado como uno de los mejores dados en la historia de Estados Unidos. En él pedía que se le reconociera un salario igual a los blancos y a los negros, protección a los activistas de los derechos de estas comunidades, y el fin de la segregación tanto en escuelas como en ambientes laborales y públicos. Al año siguiente, se le concedería el Premio Nobel de la Paz por su constante lucha en pro de los derechos de los afroamericanos.

En 1965, Martin Luther King dirigió una marcha en Montgomery con el objetivo de reclamar el derecho al voto para los ciudadanos negros, pero esta fue violentamente recibida por autoridades y algunas personas blancas, por lo que esta fecha se conoce como El Domingo Sangriento. Sin embargo, cinco meses después, el presidente Johnson sancionó una ley en la que se les otorgaba el derecho al voto a las personas negras sin ningún tipo de trabas.

A esta le siguieron diferentes marchas en las ciudades de Chicago, Selma, Nueva York y Birmingham con motivo ya no sólo en favor de los derechos de las personas negras, sino también para presentar su rechazo contra la Guerra de Vietnam y las condiciones de pobreza de varios estadounidenses. Finalmente, en 1968 fue asesinado a disparos por un segregacionista en el balcón del Lorraine Motel en la ciudad de Mephis mientras pronunciaba un discurso.

To Top