Historia y biografía de

Artistas

George Braque

Biografía de George Braque
Sin licencia conocida

Biografía de George Braque

George Braque (1882 – 1963), pintor. Nació en Argenteuil, Francia. Su padre fue un gran pintor de brocha gorda. Claramente por su padre George ingresó al mundo del arte, al principio practicó esta técnica y luego abrió su campo de acción. Georges Braque estudió en 1900 en la Escuela de Bellas Artes de París y seis años después se adhirió al fauvismo, bajo la influencia de su amigo Othon Friezs. Trabajó como decorador pintor de murales. Pero, esto cambió cuando llegó a París y conoció el postimpresionismo y las vanguardias nacientes de la época. Aunque luego de un tiempo decidió rechazar este estilo y realizar sus primeras obras creativas, que realizó a partir de 1905.

Estas obras fueron realizadas inspiradas en el grupo “fauve”; conoció este movimiento artístico cuando asistió a la exposición del Salón de Otoño de París. El estilo audaz e innovador y los colores arbitrarios y muy vivos fue lo que lo atrajo. Aunque, la influencia del fauvismo sólo duró dos años. Aunque antes de ingresar a este movimiento era catalogado como un camaleón artístico por la utilización de varios estilos con gran soltura y brillantez, aunque se le acusaba de no tener un estilo propio original. Ahora bien, sus primeras obras como fauvista son del puerto de Amberes.

Entre 1906 y 1907, Braque buscó los paisajes del sur de Francia con el fin de hacer pinturas con colores más vivos que las obras que  realizó en Amberes. En estos cuadros podemos ver el recurso de la luz solar para iluminar las escenas y la utilización de colores puros y contrastados, destacando sobre todo los tonos rojo, el verde, el rosa y el violeta. Un ejemplo de ello, Paisaje amarillo de L´Estaque (1906). En estas creaciones se denota la influencia de Paul Cézanne, en estos cuadros se aprecia en cómo Braque pone atención a los estructuras de las rocas y de las casas que aparecen en primer plano.

Como un artista curioso e inquieto, Braque comienza a adentrarse en el mundo del cubismo entre 1907-1914. Para ese momento, recibió un reconocimiento como pintor gracias a la exposición de seis paisajes realizados bajo el influjo del fauvismo en el Salón de los Independientes. Por ello, comenzó a pintar sus paisajes en formas geométricas, alejándose del color brillante. Un claro ejemplo de ello, es la pintura Casas en L’Estaque (1907): Óleo sobre lienzo, de medidas 54,6 x 46 cms. Braque insiste en crear formas geométricas afiladas, recortadas por líneas rectas.

Braque tiene el privilegio de conocer a Pablo Picasso, gracias a Guillaume Apollinaire. Surgió entre ellos una estrecha amistad y un deseo por parte de Braque de adentrarse en el camino artístico de su amigo Picasso. Esto hizo que abandonara sus paisajes y ensayara el desnudo femenino, a la manera picassiana. En su famoso Gran Desnudo explora con líneas corporales femeninas, que se deforman y se relacionan de una manera ficticia, resultando sensuales y curvilíneas. Finalmente, con claroscuros logra dar una sensación de volumen.

Se afirma que en este momento, Braque evoluciona claramente hacia el cubismo. Debido a que abandona totalmente el concepto tradicional del espacio y hace uso de grandes planos geométricos. Muchos de estos cuadros fueron expuestos en noviembre de 1908 en la Galería Daniel-Henry Kahnweiler. La presentación incluía 27 cuadros. Los paisajes geometrizados marcan los inicios oficiales del cubismo. Aunque las pinturas de Picasso y Braque eran muy similares, es necesario aclarar que Braque se había ocupado de la representación de paisajes y Picasso de la figura humana. Pero, ambos coincidieron en que el método cubista encuentra su expresión más pura en la naturaleza muerta.

Las pasiones de Braque también fueron motivos de sus creaciones, el artista era amante de los instrumentos, los tocaba y los coleccionaba en su propio taller. Georges Braques aparece tocando el bandeón en su estudio de la Rue Caulaincourt, Paris, en 1911. Otro ejemplo es Piano y mandola, invierno de 1909. Ahora bien, en sus posteriores obras se  anula toda noción de profundidad y los objetos son casi manchas abstractas. En este momento, junto a Picasso exploran un nuevo estilo del cubismo, llamado cubismo analítico en este intentan descomponer las figuras en pequeñas facetas o planos cortados desde distintos puntos.

El periodo de evolución y desarrollo del cubismo se estancó cuando Braque fue enviado a participar en la Primera Guerra Mundial en 1914. Antes de irse a la guerra, Braque fue considerado uno de los mayores exponentes del cubismo, además tuvo la capacidad de entrelazar sus pinturas con la realidad y de evolucionar el cubismo hacia una forma más legible. Picasso y Braque introducen materiales periódicos, puntos, curvas y detalles figurativos en esta etapa.

En 1915 Braque cae herido en combate y fue herido en la cabeza, por ello dejó de pintar por un largo periodo. En 1917  Picasso y Braque se alejan porque el primero inició su periplo por Europa con los Ballet Rusos y su amistad cambió. Esto afectó totalmente las obras artísticas de Braque. A partir de 1917, una nueva evolución en su estilo le lleva a colaborar con Juan Gris en la elaboración del cubismo sintético. Desde 1918 abandonó la rigidez cubista, explorando las formas llenas y de las curvas y las potencialidades del color.

En 1919, tuvo la oportunidad de realizar una nueva exposición individual en la Galería l’Effort Moderne de Léonce Rosenberg, en ella presentó una serie de naturalezas muertas. A menudo centrado en motivos recurrentes, como veladores, chimeneas o fruteros, en estas obras combinó armoniosamente forma, color y materia. Un ejemplo de ello, Fruta sobre un mantel y frutero (1925).  Por esta década Braque retoma el arte clásico: la Antigüedad clásica, pero con sus proporciones y colores antiacadémicos. Braque se basó en Corot y Chardin, para realizar su óleo sobre tabla: Bañista (1925).

Realmente la vida en la guerra fue un gran motivo de inspiración; la dureza de los años en la Primera Guerra y la Segunda Guerra Mundial es reflejada en telas lóbregas pintadas en Varengeville-sur-Me, un pueblo de Normandía. En 1941 los nazis confiscaron gran parte de las obras del pintor. Luego, tuvo que esconderse por un largo periodo en su taller y de ahí surgen las pinturas de tonos oscuros, obras oscuras y dolorosas: calaveras flanqueadas por crucifijos y rosarios o peces típicos de la iconografía cristiana. Son expresiones del infortunio de la guerra, de la soledad y la melancolía del artista.

Tiempo después vuelve a recuperar el espacio visual cubista y sus juegos de transformaciones geométricas, aunque existió una clara ausencia de la figura humana. Por ejemplo en la obra La mesa de billar (1944) el movimiento de las bolas de billar es realizado por una fuerza humana que no se ve. Más adelante, aunque ya viejo y enfermo, Braque realizó algunos encargos para decorar el techo de la sala etrusca del Museo del Louvre. El resultado fue la realización de grandes pájaros resplandecientes pintados en tonos azul oscuro y negro sobre un fondo un poco más claro y brillante. Pocos años después, a causa de su avanzada edad muere el 31 de agosto de 1963. En su honor se fundó una escuela de arte en Nantes que lleva su nombre.

 

Artículos recomendados

To Top