Síguenos en redes

Filósofos

Georg Wilhelm Friedrich Hegel

Publicado

en

Biografía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel
Dominio Público

Biografía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel

Georg Wilhelm Friedrich Hegel (27 de agosto de 1770 – 14 de noviembre de 1831), filósofo. Hegel nació en Stuttgart, actual Alemania. Realizó sus estudios básicos en un pequeño instituto de su ciudad natal. Posteriormente en 1793 continuó estudiando en el Seminario de la Iglesia Protestante en Wurtemberg, llamado seminario de Tubinga, en este lugar curso estudios de teología. También tuvo la oportunidad de conocer al poeta Hölderlin y al filósofo Schelling. En sus tiempos libres se dedicaba a leer detenidamente las obras de Aristóteles, Descartes, Platón, Spinoza, Kant y Rousseau.

Gracias a su gran amigo Schelling logró entrar como docente a la Universidad de Jena en el año de 1801, su cargo fue interrumpido, cinco años después, por la irrupción de las fuerzas napoleónicas que propiciaron su clausura. Mientras estuvo en su cargo, Hegel se dedicó también a escribir y plasmar sus concepciones sobre el Estado y la dura situación del Imperio romano germánico en su obra la Constitución de Alemania. En suma, se refirió a la manera en que el sistema político tradicional de Alemania debería afrontar el impacto radical de las guerras revolucionarias francesas.

Ahora bien, otra de sus obras fue Principios de la Filosofía del Derecho. Aquí podemos ver a flor de piel la filosofía hegeliana del derecho y la división que Hegel hace de ella: derecho abstracto, moralidad y eticidad. Debemos resaltar que esta obra recibió el influjo de pensadores como: Friedrich Schiller, Johann Gottfried Herder, Gotthold Ephraim Lessing e Immanuel Kant. Hegel siguió profundizando y afianzado su teoría. Luego se desempeñó como profesor en la Universidad de Heidelberg y luego en la de Berlín (1818-1831). Para este momento, el filósofo alemán afirmaba que su idealismo era Absoluto, en este sentido, desarrolló una lógica para conocer el ser (el Absoluto) sin excluir el devenir y el cambio.

Cuando inició en la Universidad de Heidelberg Hegel publicó varios artículos en la Revista Crítica de Filosofía. Durante este periodo como profesor trabajó en diversos textos tales como: la Ciencia de la lógica (1816), la Enciclopedia de las ciencias filosóficas (1817) y la Filosofía del derecho. Su pensamiento marcó un hito porque generó una ruptura con el pensamiento kantiano. Hegel aseguraba que la filosofía debía pasar al campo del saber abandonando el del ser, para ser entendida y tratada como una ciencia. Su pensamiento fue difundido bajo el sistema de la dialéctica.

Esta expresa esencialmente que el mundo es una totalidad dinámica: cada cosa llega a ser lo que es en el seno de un continuo devenir, este proceso responde al carácter constitutivamente contradictorio del ser. De esto se desprende la idea que el movimiento esencial del ser es dialéctico. En suma, negatividad es un concepto muy analizado en el sistema hegeliano, porque explica el devenir de cada objeto en su contrario, y la resolución de ellos en una nueva figura que al final del proceso será negada.

Un gran aporte de Hegel fue la introducción del concepto de la Dialéctica en la filosofía, ya que fue un sistema capaz de explicar la historia del mundo y el pensamiento. En realidad, este sistema filosófico y el pensamiento de Hegel siempre fue clasificado como complejo. Por este motivo, los estudiosos de Hegel decidieron desmenuzar este sistema dialectico presentándolo en tres etapas: Tesis, Antítesis y Síntesis. Muchos filósofos modernos realizaron fuertes críticas en contra de la dialéctica por verla muchas veces como un sistema forzado que trataba a toda costa de encajar en la explicación de cualquier aspecto de la historia humana. También fue cuestionado por asegurar que su sistema filosófico estaba estratégicamente direccionado a servir como cobertura para la idolatría del estado; sus obras son un claro ejemplo del uso de su lenguaje como instrumento de control social.

A parte de la dialéctica, Hegel mostró una fuerte atracción por la tendencia filosófica del historicismo, postulada por Ranke y Croce. El historicismo sustenta que el desarrollo de la historia está determinado por grandes leyes generales que se cumplen necesariamente, en este sentido, el historiador jugaba un papel de predictor del futuro si lograba determinar la tendencia en el devenir histórico. Por otro lado, el historicismo contenía implicaciones políticas porque era usado para justificar proyectos políticos.

la filosofía de Hegel le dio un impulso al historicismo, la razón fue que Hegel consideró que el estudio de la historia era un método adecuado para afrontar el estudio de los aspectos de la sociedad, ya que gracias al desarrollo histórico se revelarían ciertas tendencias. En su pensamiento, la historia además de ofrecer la clave para la comprensión de la sociedad y de los cambios sociales; también actúa como tribunal de justicia del mundo.

Hegel se valió de este sistema para explicar toda la historia de la filosofía, de la ciencia, del arte, de la política y de la religión, pero muchos críticos modernos señalan que Hegel a menudo pasaba por alto las realidades de la historia. Karl Popper, en La sociedad abierta y sus enemigos, enjuicia que el sistema de Hegel constituye una justificación sutil del gobierno de Federico Guillermo III.

En el pensamiento de Hegel podemos analizar su ferviente idea de la superioridad europea sobre las demás culturas del mundo. Para él, la Historia Universal nace en Asia, y culmina en Europa. Como argumento menciona la Reforma Protestante en Alemania, la Revolución francesa y la Ilustración como los eventos que han demostrado la más alta cultura.  Además, se presentó como defensor absoluto del “Espíritu germánico”, que, acompañado del cristianismo, sería para él lo más evolucionado de la humanidad.

Georg Wilhelm Friedrich Hegel murió en Berlín a causa de una epidemia de cólera el 14 de noviembre de 1831. Tras su muerte, se creó una división en sus seguidores, los hegelianos de derecha defendieron la restauración de las monarquías luego de las guerras napoleónicas, y el otro bando, los hegelianos de izquierda se abanderaron de la democracia liberal, al entender a Hegel desde una mirada revolucionaria.

Biografía

Harriet Martineau

Publicado

en

Biografía de Harriet Martineau
National Portrait Gallery, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Harriet Martineau

Harriet Martineau (12 de junio de 1802 –  27 de junio de 1876) Escritora, filósofa, activista social e intelectual inglesa, que realizó importantes contribuciones a la economía política, la teoría sociológica y la cuestión de la mujer en la era victoriana (temprana y tardía). Esta considerada la primera mujer socióloga. Hija de un prospero comerciante, recibió una mejor educación que la mayor parte de las mujeres de su época. Estudió matemáticas, economía, filosofía, historia y ciencias sociales y aprendió varios idiomas. Tras la muerte de su padre comenzó a trabajar y publicar sus primeros escritos teniendo gran éxito. Proto-feminista, en sus escritos trato la cuestión de la mujer, abogando por una mejor educación y oportunidades de laborales; también defendió el movimiento abolicionista y los derechos de las personas pobres.  Se destacan sus obras Ilustraciones de economía política y Society in America.

Primeros años

Nacida en una familia de la clase media en Norwich (Inglaterra), su padre era un prospero comercialmente textil, lo que permitió el acceso a una buena educación. Asistió a escuela Unitaria de chicas y estudió física, matemáticas, astronomía e historia. También hablaba varios idiomas, aunque con solo doce años empezó a quedarse sorda.  Más tarde experimentó una pérdida de sensibilidad olfativa y gustativa y en sus 30 estuvo postrada por más de cinco años en una cama. Sin embargo, su frágil salud no la detuvo, desarrolló un intelecto poderoso y profundo y se mantuvo activa luchando en la esfera publica durante más de medio siglo.

Se enfoco en el estudio de la filosofía y las ciencias sociales y dirigió sus conocimientos a los sectores menos cultos.

Trabajos Tempranos

Aunque recibió una mejor educación respecto a la mayor parte de las mujeres de su tiempo, tras la  muerte de su padre, Martineau tuvo que empezar a trabajar haciendo bordados.  Al mismo tiempo decidió perseguir la carrera de escritora, una de las pocas profesiones legítimas abiertas para las mujeres de la clase media en la Inglaterra de la era victoriana. Al principio escribió artículos sobre temas varios para el periódico The Monthly Repository. También colaboró en Daily News, donde llegó a publicar más de 1.000 artículos.

A finales de los 1820 su escritura se torno más radical en su contenido (al igual que política), anticipando lo que se vería en sus Ilustraciones de Economía Política. Luego de su éxito inicial como periodista, Martineau se trasladó a Londres y allí llegó a tratar con grandes  intelectuales, escritores y eruditos, como el poeta William Wordsworth, el filósofo Thomas Carlyle , los economistas John Stuart Mill y Thomas Malthus y el matemático Charles Babbage.

Mujer de letras

Su popularidad cruzó también el Atlántico; ya en 1832,

Martineau visitaba los Estados Unidos. Durante su estancia se interesó y abogó por el movimiento abolicionista. Activista social, Martineau luchó por los derechos de los esclavos y de las personas pobres; comparó la situación de los esclavos con la dominación que se ejercía sobre el cuerpo femenino. Una vez de regreso en Inglaterra publicó la Sociedad en América (1837) y Retrospectiva de un viaje al Oeste (1838). Más tarde vinieron las novelas Deerbook (1839) y The Hour and the Man (1841), con las que contribuyó a la critica social y el debate sobra la condición de Inglaterra y la cuestión de la mujer en la sociedad victoriana.

Martineau fue esencialmente un periodista filosófica, preocupada por los cambios contemporáneos y la sociedad de su tiempo. Sin embargo,  también escribió narrativas ficticias con un marcado tiente social dirigido a los lectores populares. En su momento, apoyó el Movimiento de Reforma Radical pues buscaba el progreso económico y social. También dio la bienvenida al desarrollo del ferrocarril y la industria, esperando que la calidad de vida de las clases bajas mejorara con el tiempo.

Economía política

De joven, llegó a estar muy interesada en la economía política. Martineau escribió e intento difundir sus conocimientos sobre el tema a las clases menos cultas, simplificando y popularizando los principios de la economía en su obra  Ilustraciones de Economía Política (1832-1834), una serie de narrativas ficticias de fácil comprensión. Entonces ya había leído Conversations on the Nature of Polítical Economy(1827) de Jane Marcet. Desde muy joven creyó que la educación libre y popular mejoraría la vida de las clases bajas.

En sus ideas económicas y sociales, Martineau siguió las enseñanzas de David Ricardo, James Mill y Adam Smith. Asimismo, tuvo entre otras influencias a Malthus y Bentham. Uno de sus mejores cuentos fue Una huelga en Manchester (incluido en Ilustraciones de Economía Política), en el que describe la degradación y el sufrimiento de las personas pobres mientras luchan por una mejor vida. Este cuento es ahora considerado la primera obra de ficción en presentar la lucha industrial. Martineau también anticipó la idea de autoayuda de Samuel Smile.

La primera socióloga

Considerada la primera mujer socióloga, Martineau escribió varios ensayos tratando las costumbres sociales y las diferencias de clases en Inglaterra y Estados Unidos. Se destaca su obra How to Observe Morals and Manners, una especie de tratado sobre la metodología de investigación sociológica en el que examina las clases sociales, su vida, el desarrollo social, la religión, las relaciones domesticas y las interacciones entre los individuos y las instituciones, así como la cuestión de la mujer en la sociedad victoriana.

Feminista

Proto-feminista, Martineau fue una de las primeras escritoras victorianas en tratar la Cuestión de la Mujer en sus escritos. Revindicó la importancia de la educación de la mujer y su inclusión activa en los diferentes aspectos públicos y políticos de la sociedad. A través de su obra, Martineau contribuyó considerablemente a un debate público sobre los derechos de la mujer. En este respecto se destacan escritos como On Female Education(1823), Female Industry(1859) y el capitulo de American Society(1837), titulado The Political Non-Existance of Women, donde hablaba de la inexistencia de la mujer en lo político.

También tradujo y condensó el Curso de filosofía positiva de Auguste Comte. Tras su muerte, su legado se disperso en varias revistas y publicaciones misceláneas.

Muerte

Luego de haber enfermado gravemente en 1855,  Martineau se dispuso a escribir su Autobiografía, al tiempo que trabaja como colaboradora en el Daily News. Murió  el 27 de junio de 1876, a la edad de 74 años, en Ambleside (Inglaterra).

Algunas sus obras más importantes

  •  Illustrations of Political Economy, (1832-34)
  • Poor Laws and Paupers ( 1833)
  • Society in America (1837)
  • How to Observe Morals and Manners (1838)
  • The Philosophy of Comte, Freely translated and condensed (1853)
  • Autobiography (1877).

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Nicolás de Cusa

Publicado

en

Biografía de Nicolás de Cusa
Master of the Life of the Virgin, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Nicolás de Cusa

Nicolaus von Kues o Chrypffs (1401-1464), más conocido como Nicolás de Cusa, fue un teólogo, filósofo y místico alemán. Uno de los primeros filósofos en abandonar la concepción geométrica del mundo. Doctor en derecho canónico, estudió en Heidelberg, Padua y Colonia y ordenado sacerdote, participó en el Concilio de Basilea. Siendo el obispo de Brixen, en 1450 fue hecho cardenal. La idea principal de su pensamiento fue la conciliación de los contrarios en la unidad infinita (el Uno). Se destacan sus obras  De la visión de Dios y De la docta ignorancia. Es considerado por algunos el padre de la filosofía moderna alemana.

Vida

Hijo del comerciante Johan Cryfftz o Chrypffs y de Katherina Roemer, Nicolás nació en Cusa en el año 1401. De ahí, que se lo apodara El Cusano. Se educo en Deventer junto con los Hermanos de la Vida Común, asimilando el misticismo platonizante y en Heidelberg se puso en contacto con el nominalismo de Occam. Más tarde estudió derecho canónico, medicina y matemáticas en Padua y en Colonia entró contacto con el pensamiento de San Alberto Magno

y Santo Tomás de Aquino. Tras terminar sus estudios, se ordenó sacerdote en 1430. En 1432, intervino en el Concilio de Basilea,  mostrándose a favor del Papa y en contra del conciliarismo.

En el año 1437 fue a enviado a Constantinopla junto con una embajada, la cual tenia como fin la unificación de las iglesias de Oriente y Occidente. Se dice que fue precisamente en el viaje de regreso que, mientras contemplaba el mar, Cusa concibió la idea central de su pensamiento: la conciliación de los contrarios en la unidad infinita. De acuerdo a esta idea, el grado máximo de la realidad corresponde al principio primero o el Uno, que a su vez consiste en la unidad de los contrarios.  Con esta tesis, Cusa retomó una teología negativa, en la cual Dios era a la vez el máximo y el minino. Según su doctrina es la ignorancia humana la que impide comprender la contradicción interna de lo Uno.

Obras

Sus ideas sobre esta incompresible paradoja quedaron recogidas en De la docta ignorancia y De la visión de Dios. Cusa también se adelanto a los pensadores de su tiempo, al afirmar que la Tierra lejos de ser el centro inmóvil el universo, se movía como el resto de los cuerpos celestes. Fue uno de los primeros filósofos dejar de lado la concepción geométrica del mundo. En 1450 fue nombrado cardenal.

Otras obras suyas son: De concordantia catholica (1433), De coniecturis (1441), Apologia doctae ignorantiae (1449),  De potestate (1460), De beryllo (1458), De ludo globi (1460), De non aliud (1462), y  De apice theoriae (1464).

 Falleció en Todi en 1464.

 Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Al-Ghazali

Publicado

en

Biografía de Al-Ghazali
Unknown authorUnknown author, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Al-Ghazali

Abu Hamid Muhammad al-Gazzali o al-Ghazali, también conocido como Algacel (1058-1111)  fue un teólogo, jurista, filósofo y místico musulmán. Uno de los hombre del medioevo oriental mejor conocido. Nacido en Tus, realizó estudios en Jorjan y en Nisabur y fue alumno del jurista Iman al-Haramain. Tras la muerte de su maestro, se unió a la corte del visir Niẓām al-Mulk,quien lo nombró maestro de la escuela superior Al-Nizamiyya en 1091. A raíz de una crisis espiritual, en 1095,  renunció a su trabajo, familia y posesiones, se hizo sufí y errante, busco la paz interior y el éxtasis. Fue autor de varias obras, entre estas, el tratado El resurgimiento de las ciencias religiosas, obra que ha sido considerada el texto religioso de origen musulmán más importante después del Corán. También sobresale su autobiografía  La liberación del error y su critica  La incoherencia de los filósofos.

 Vida

Al-Ghazālī nació en Ṭūs, cerca de Meshed, Persia (ahora el este de Irán). Fue educado en su ciudad natal, luego en Jorjān, y finalmente en Nisabur. En Nisabur, tuvo como maestro al jurista y teólogo Iman al-Haramain y su formación fue entonces teológica y jurídica. Tuvo un acentuado espíritu crítico, el cual le hizo presa de un temprano escepticismo. Tras la muerte de su maestro en 1085, Al-Ghazālī  fue invitado a la corte de Niẓām al-Mulk, un poderoso visir de los sultanes selyúcidas.  El visir quedó tan impresionado con su talento, que en el año 1091, lo nombró profesor en jefe de la escuela religiosa superior Al-Nizamiyya de Bagdad.

Mientras daba conferencias a más de 300 estudiantes,  Al-Ghazālī también dominaba y criticaba la filosofía neoplatónica y el aristotelismo musulmán de autores como Al-Fārābī y Avicena. Victima de su propio escepticismo,

 Al-Ghazālī pasó por una crisis espiritual, la cual lo dejo incapacitado para enseñar. En 1905 abandonó su carrera y trabajo y se retiro a Siria con el pretexto de peregrinar a La Meca. Hizo entonces arreglos para su familia, abandonó sus posesiones y haciéndose se sufí, se dedicó por completo a la vida mística. Estuvo un tiempo en Damasco y Jerusalén y en 1096 terminó su peregrinación llegando a La Meca. Después de pasar casi un decenio en el retiro,  Al-Ghazālī  consintió en volver a la enseñanza en la Madrasa Nizamiyya de Nishapur (1106), pero al poco tiempo acabó retirándose definitivamente a su ciudad natal. Allí, rodeado por un grupo de fieles discípulos, el místico se entrego a la piedad y a la enseñanza privada.

Obra de Al-Ghazali

Teólogo, jurista y filósofo, Al-Ghazālī escribió varias obras relativas las ciencias coránicas, por lo que es considerado uno de los más grandes teólogos del Islam. En su obra autobiográfica La liberación del error, cuestionó temeroso el camino racional para llegar a Dios. En  La incoherencia de los filósofos, criticó a Avicena y el aristotelismo musulmán demostrando de manera racional la irracionalidad del filosofar. Esto ultimo le valió la critica de Averroes y Abentofail, entre otros filósofos de la época. Como místico, encontró insuficiente una interpretación puramente racional del universo, el hombre y su relación con el Creador, entendiendo que hay cosas que se escapan a la razón.

Su obra más importante, El resurgimiento de las ciencias religiosas, la escribió durante su peregrinación a La Meca ( entre los años 1095 y 1096). Este tratado, que abraza tanto la teología, como el derecho, la mística y la ética, ha sido considerado el texto religioso más importante después del Corán. No solo ejerció un fuerte influencia en la vida ulterior del Islam, si no que también ha servido de guía a decenas de generaciones musulmanas.

 Al-Ghazālī  falleció en Tus el 18 de diciembre de 1111.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad