Síguenos en redes

Historia

Familia Borgia

Familia Borgia
Dominio Público

Familia Borgia

Famosa casa nobiliaria de origen aragonés convertida en leyenda por su influencia y poder durante los siglos  XIII a XVI. La casa Borja o Borgia (italianizado) se dio a conocer durante el Renacimiento por sus prácticas nepotistas, el manejo de influencias y sus ambiciones de poder. Cabe mencionarse que estas prácticas eran realizadas por la mayoría de las casas nobiliarias de la época, sin embargo, los Borgia se destacarían por el hecho de ser extranjeros y acabar con el monopolio italiano en la corte papal. Hecho que les granjeo numerosos y poderos enemigos. Llegaron por primera vez al poder con la elección de Alfonso Borja como Sumo Pontífice en 1455 y desdés entonces se consolidarían  en la corte papal nombrando entre sus familiares a cardenales, nuncios y jefes del ejército pontificio, entre otros cargos.  Al fallecer Alejandro VI, entraron declive perdiendo poco a poco influencia.

Inicios

Originarios de Aragón y establecidos en Valencia, los Borja son la muestra de uno de los ascensos sociales y políticos más importantes de su época. Comenzaron siendo una pequeña casa nobiliaria con un moderado poder en Valencia, gestado a través de los movimientos estratégicos de Alfonso Borja, quien casaría a su hermana Isabel con el noble Jofré Gil de Borja. Desde entonces comenzaría a utilizar la confusión creada entre su apellido y el de los nobles, para abrirse camino en el mundo de la aristocracia. Una vez consiguió consolidarse en el ambiente político y cultural de Valencia, Alfonso Borja empezó a mover influencias para acercarse a Roma y el poderoso círculo que rodea los pontífices, en ese entonces dominado por los nobles italianos.

Calixto III

Calixto III

Conocido por su paciencia e inteligencia, Alfonso comenzaría a ganarse el aprecio de la Iglesia al convertirse en uno de los mediadores en el marco del Cisma de Occidente, provocado por la proclamación de dos sumos pontífices en el mismo periodo. Fue Alfonso quien convenció a Clemente VIII de renunciar, acabando de esa manera con las tensiones derivadas de la existencia de dos Papas. Como recompensa por su arduo trabajo, el noble aragonés fue nombrado obispo de Mallorca y de Valencia, puesto que le llevo a estrechar su relación con el rey de Aragón, Alfonso V de Aragón.

En los siguientes años, Alfonso llego a convertirse en la mano derecha del rey a tal punto que este le encargó la organización administrativa de su nueva conquista, el territorio de Nápoles. Concentrado en su labor, Alfonso consiguió la creación de un acuerdo en el que el papa Eugenio IV, reconocía los derechos del rey de Aragón a la Corona de Nápoles. Como recompensa por este acuerdo, Alfonso fue nombrado cardenal en 1444, año en el que haría de Roma su hogar. Un año después de su llegada a Roma, Alfonso Borja fue nombrado Sumo pontífice con el nombre de Calixto III (1455-1458).  De esta manera los Borgia iniciaron su periodo en la corte papal, en la cual estarían vigentes hasta la muerte de Alejandro VI, el segundo Papa de la familia.

Los Borgia en Roma

Alejandro VI

Alejandro VI

Una vez llego al poder, Calixto III práctico un descarado nepotismo del cual se beneficiaron especialmente sus sobrinos, Rodrigo Borgia, a quien nombró cardenal y Pedro Luis Borgia, quien se desempeñó como jefe del ejército pontificio. Tras la muerte del sumo pontífice en 1458, la familia sufrió un duro remezón, pues tanto la curia romana como los nobles italianos les persiguieron. No obstante, la familia continúo moviéndose en los círculos más destacados de Italia, gracias al poder de Rodrigo. Labrándose su propio camino en la curia romana, Rodrigo movió influencias para que se eligiera como nuevo pontífice a Eneas Silvio Piccolomini, quien no dudo en ratificar su lugar como vicecanciller al ocupar el cargo. Con el paso del tiempo, Rodrigo empezaría a granjearse importantes alianzas, las cuales le llevaría a ocupar la silla papal en 1492.

Antes de llegar allí, Rodrigo ganó reconocimiento por su intervención en favor de los monarcas Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, durante el escándalo que los llevo a ser excomulgados. Finalmente, Rodrigo conseguiría el perdón para los monarcas en 1472, obteniendo a cambio una posición privilegiada en los reinos de Castilla y Aragón. Posteriormente volvería a ayudar al monarca con sus problemas con la santa sede, consiguiendo en esa ocasión el Ducado de Gandía, para su primogénito, Pedro Luis Borgia. Tras la muerte de Inocencio VIII en 1492, Rodrigo fue nombrado sumo pontífice con el nombre de Alejandro VI (1492-1503). Continuando con la tradición familiar, Alejandro VI utilizó su poder para beneficiar a su numerosa descendencia. Entre sus herederos estaban: Pedro Luis, Juan, Lucrecia, Esteban,  Joffre, Jerónima y César.

Descendencia de Alejandro VI

Cesar Borgia

Cesar Borgia  fue cardenal y luego jefe del ejército papal. Durante su estancia en Francia, contrajo matrimonio con la hija del rey de Navarra, Juan de Albret. Tras ser nombrado duque de Valentinois, Cesar conquistó Romaña con el apoyo del gobierno francés. Tras la muerte de su padre, su suerte cambio. Fue forzado a devolver todos los territorios que conquistó y luego fue perseguido por Gonzalo Fernández de Córdoba y Fernando el Católico. Poco después de refugiarse en Navarra, Cesar falleció en combate durante los enfrentamientos entre agramonteses y beaumonteses (1507).

Lucresia Borgia

Una vez llego a la edad adecuada para casarse, Lucrecia Borgia, se convirtió un instrumento de la familia. Contrajo matrimonio en tres ocasiones, siendo su último esposo el duque de Ferrara, Alfonso de Este. A diferencia de sus  hermanos, Lucrecia consiguió mantener su influencia, tras la muerte de su padre, convirtiéndose en mecenas de diversos artistas. Protegió a los familiares que cayeron en desgracia y buscó que estos tuvieran una buena vida.

Pedro Luis Borgia

Tras comprar el Ducado de Gandía, Pedro Luis contrajo matrimonio con María Enríquez. Al fallecer sin descendencia, sus territorios fueron dejados a su hermano Juan, quien fuera asesinado por instigación de Cesar Borgia.

Declive

Hacia el siglo XVI la familia empezaría a perder influencia, aunque esto no la alejaría del todo de la escena política. La mayoría de los nietos de Alejando VI llegaron a desempeñar cargos políticos en España e Italia. Entre estos cabe mencionarse a Juan de Borja, gobernador de Nueva Granada (1605-1628); Francisco de Borja, virrey de Perú (1615- 1621); y Gaspar de Borja, embajador de España y virrey de Nápoles (1620).

Esta poderosa familia ha si la inspiración de varios proyectos cinematográficos y televisivos como, Los Borgia (2006), de Antonio Hernández, The Borgias (2011- 2013), de Showtime y  Borgia (2011- 2014), de Netflix y Sky Italia.

Escritores

Celebridades

Hostnew