Compay Segundo

Biografía de Compay Segundo

Máximo Francisco Repilado Muñoz (18 de noviembre de 1907- 13 de julio de 2003) Nació en Siboney, Santiago de Cuba, Cuba. Cantante y compositor cubano, considerado una de las figuras más representativas del son cubano del siglo XX. De pequeño aprendió a tocar instrumentos de oído y posteriormente recibió formación musical con Noemí Toro y Enrique Bueno. Inició su carrera como miembro del sexteto Los Seis Ases e hizo parte de la Banda Municipal de Santiago de Cuba. Saltó a la fama junto a Lorenzo Hierrezuelo en el dúo Los Compadres, lanzando grandes éxitos como: Mi son oriental, Los barrios de Santiago, Huellas del pasado y Sarandonga. Retomó su exitosa carrera a finales de la década de 1990, publicando los álbumes: Yo vengo aquí (1996), Lo mejor de la vida (1998), Balcon de Santiago (1998) y Calle Salud (1999), entre otros. Segundo fue el creador del armónico.

Familia e inicios

Nacido en el seno de una familia de campesinos, Compay Segundo tuvo como abuela una esclava liberta, de la que heredo el gusto por el tabaco y su longevidad. Desde temprana edad se mostró interesado por la música, aprendiendo de manera autodidacta a tocar el tres cubano y la guitarra. Para ayudar con los gastos de la casa, trabajó desde pequeño torciendo tabaco en la fábrica de habanos Montecristo. Interesado por la música, utilizaba su tiempo libre para aprender de oído y practicar lo que escuchaba. Establecido en Santiago en 1916, comenzó a trabajar como barbero sin dejar de cultivar su amor por la música. Por ese entonces entendió que lo suyo era la música, por lo que comenzó a volcar sus esfuerzos en ese ámbito.

Comenzó a tomar clases de solfeo con la joven violinista Noemí Toro y creó junto algunos amigos del lugar el sexteto Los Seis Ases. Cuando estuvo listo para tocar escogió el clarinete, instrumento que pago armando tabaco en una pequeña tienda. Posteriormente estudió con Enrique Bueno y a los quince años ingresó a la Banda Municipal de Santiago de Cuba, tocando el clarinete. Su trabajo con la Banda le aseguro un sueldo estable, lo cual le permitió dedicar gran parte de su tiempo a cantar y componer sus primeros sones. Su primer tema, Yo vengo aquí, fue escrito en 1922, inspirado en una joven de la que se enamoró profundamente. Por este periodo comenzó a relacionarse con reconocidos músicos como Ñico Saquito y Sindo Garay, conocidos por temas como: La Negra Leonor, Echale Tierra y Tapalo y Lago Azul

.

 Trayectoria musical de Compay Segundo

Tras darse a conocer en la Banda Municipal de Santiago de Cuba y componer sus primeros temas, Compay Segundo trabajó con la Banda Municipal de La Habana, bajo la dirección de Gonzalo Roig. En los siguientes años formó parte de diversas agrupaciones musicales junto a reconocidos músicos de Cuba como Enrique Puyita, Ramón Dilú, Evelio Machín, Marcelino Guerra, Lorenzo Hierrezuelo, Pío Leyva y Carlos Embale, entre otros. A mediados de la década de 1930, formó parte del Cuarteto Cuba-nacán dirigido por Aníbal Carrillo y más tarde se unió al quinteto Cuban Stars de Ñico Saquito, junto a Dilú y Puyita.

Establecido en la Habana fue miembro del Cuarteto Hatuey junto a Lorenzo Hierrezuelo, Marcelino Guerra (Rapindey) y Evelio Machín, quienes eran dirigidos por Justa Garcea. El éxito del cuarteto llevó que se presentaran en México, interpretando algunos de sus temas en el Teatro Alameda y Bellas Artes. Durante su estancia en México, participaron en las películas Tierra brava (1938) y México lindo (1938). Al regresar a Cuba, formó parte del trio Relámpago y años más tarde comenzó a trabajar con el conjunto matamoros liderado por Miguel Matamoros. A finales de la década de 1940, creó junto a su amigo el músico Lorenzo Hierrezuelo, el dúo Los Compadres, agrupación musical nacida para rescatar los sonidos populares y los sones de su tierra.

Fue entonces que empezó a ser conocido como Compay Segundo, dado que a Hierrezuelo se lo conocía como Compay y Segundo porque hacia la segunda voz interpretando el armónico, instrumento de siete cuerdas que creó mientras aprendía en Santiago. El dúo marco la historia de la música cubana, revolucionó con sus sonidos y revitalizó el son. Crearon grandes temas que perduraron en la escena musical como: Mi son oriental, Huellas del pasado, Hey caramba Los barrios de Santiago, Yo canto en el llano, Macusa y Sarandonga, entre otras. Los Compadres tuvieron éxito en la Cuba de Batista, se presentaron en diversos lugares y encantaron al público con sus sones, todo iba bien hasta que, en 1955, un serio inconveniente llevó a que se separaran.

Tras la agria separación, Compay Segundo creó la agrupación Compay y sus Muchachos en la que trabajaron reconocidos músicos como Carlos Embale y Pío Leyva.  Esta agrupación se mantuvo hasta el final de su vida, formada en ese entonces por dos de sus hijos, Salvador y Basilio y los músicos Julio Alberto y Benito Suárez. A partir de la década de 1960, Compay se alejó del mundo de la música, debido a la convulsa situación en la que se encontraba el país tras la Revolución. Retomó su trabajo como tabaquero y comenzó a trabajar en la compañía de H. Upmann. Tras jubilarse en 1970, decidió retomar su carrera como músico enfrentando serias dificultades, pues había pasado mucho tiempo.  Viajó a España en 1994 y 1995, con motivo de los Encuentros del Son Cubano y el Flamenco en Sevilla, en estos se presentó junto a Chano Lobato y Juan Habichuela.

A finales de la década de 1990 vuelve a ganar reconocimiento tras participar en el álbum Buena Vista Social Club disco (1997), trabajo discográfico que ganó un Grammy en 1998. Regresó con Compay y sus Muchachos y se presentó en grandes escenarios como el Olympia de París, el Carnegie Hall de Nueva York e incluso se presentó ante el Papa Juan Pablo II en la Sala Nervi del Vaticano. En esta época dorada grabó diversos álbumes, entre los que sobresalen:  Yo vengo aquí (1996), Lo mejor de la vida (1998), Balcon de Santiago (1998), Calle Salud (1999), Las flores de la vida (2000), La Trova Cubana (2001) y Duets (2002). Este destacado sonero, falleció el 13 de julio de 2003, en La Habana, Cuba.

To Top