Síguenos en redes

Celebridades

Coco Chanel

Biografía de Coco Chanel
Dominio Público

Biografía de Coco Chanel

Gabrielle Bonheur Chanel (18 de agosto de 1883 -10 de enero de 1971) Nació en Saumur, Francia. Diseñadora francesa considerada una de las figuras más representativas e influyentes del mundo de la moda del siglo XX. Impulsadora del renovador y reivindicador estilo garçonne, Coco Chanel se dio a conocer como diseñadora en la década de 1910, tras comprar y renovar una línea de sombreros que vendió con el apoyo de su amante Étienne Balsan. Al ganar reconocimiento abrió numerosas tiendas y comenzó a producir desde zapatos, trajes y vestidos hasta perfumes y accesorios. Uno de los aportes más grandes que dejó esta revolucionaria diseñadora fue la liberación de la mujer del rígido y acartonado guardarropa de la belle époque, reflejando de esa manera la lucha por la igualdad y los derechos femeninos iniciada por las mujeres de la época.

Familia e inicios

Nacida en el seno de una familia humilde, Chanel tuvo como padres a la campesina Eugénie Jeanne Devolle y el vendedor Albert Chanel. Su infancia estuvo marcada por la pobreza, el alcoholismo de su padre y la enfermedad de su madre, quien dejó seis hijos huérfanos al morir en 1895. Tras la muerte de su madre su padre intento dejar a los menores al cuidado de sus abuelos, pero estos se negaron, por lo que acomodó a los tres varones en casas de granjeros y las niñas las envió a un orfanato. A los doce años Chanel, fue dejada al cuidado de las monjas del monasterio de Aubazine (Corrèze), donde fue educada de manera estricta, aprendiendo a coser, bordar y planchar.

En los seis años que permaneció en el monasterio, Chanel se formó como costurera y comenzó a crear una historia ficticia sobre su nacimiento y su familia, a la cual detestó tras el abandono; paso la mayoría de su vida negándolos y escondiendo todo registro que existiera sobre ellos, pues su pasado la avergonzaba. Ansiosa por comenzar una nueva vida, abandonó el orfanato y comenzó a trabajar como dependienta en una tienda de costura y cantante en La Rotonde, un lugar de entretenimiento para hombres del ejército, donde interpretaba temas como Ko ko ri ko y Qui qu’a vu Coco?. Fue en este lugar donde comenzaron a llamarla la petite Coco, nombre que usaría después para darse a conocer como diseñadora.

A los veintidós años se enamoró perdidamente de Étienne Balsan, un joven adinerado que la arrancó de la vida provinciana y la introdujo en el mundo de la clase alta, las fiestas y el ocio, sin embargo, Chanel quería trabajar, por lo que habló con Balsan para que financiara la apertura de su primer negocio, una sombrerería. Pues por ese entonces había comenzado a vender sus primeros sombreros a damas y señoritas adineradas en la planta baja del apartamento de Balsan, dándose a conocer por su talento y particular estilo informal y elegante. En 1910, mientras Balsan pensaba en el proyecto, Chanel se fugó con Arthur Boy Capel, un jugador de polo amigo de Balsan, con quien vivió en Paris por un tiempo. Ese mismo año abrió en Paris su primera tienda, Chanel Modes, la cual contó con el apoyo de Balsan y Capel.

El inicio del sueño

Tras abrir su primera tienda en Paris, Chanel empezó a ganar reconocimiento como diseñadora, reformando sombreros que compraba en las Galerías Lafayette.  Ante el éxito alcanzado con los sombreros, Chanel decidió expandir su negocio diseñando su propia línea de moda, la cual fue bien recibida por sus clientes, quienes en su mayoría eran conocidas de Balsan. En poco tiempo la casa de moda atrajo la atención de las mujeres de la época con su moda informal, elegante y revolucionaria, alejada del estilo acartonado y saturado de la belle époque. El éxito de sus diseños llevó a que abriera más sucursales y contratara a más de 4000 trabajadores, con los cuales gestó uno delo grandes cambios del mundo de la moda. Con sus tiendas en la rue Cambo, Deauville y Biarritz, Chanel impuso un nuevo estilo de moda, entre femenino y chic, el cual cambio por completo la manera en la que se vestían las mujeres de la época, reflejando en cierto grado el cambio de los tiempos y la lucha iniciada por las activistas femeninas en busca de la igualdad de derechos.

Siendo modelo de sus propios diseños, Chanel se convirtió en la imagen de la mujer joven y exitosa de la época: delgada, estilizada, con cabello corto, figura androginia y estilo garçonne. Mientras su negocio crecía, Chanel atravesaba momentos difíciles en el ámbito amoroso, pues fue abandonada por Capel, quien contrajo matrimonio con una aristócrata en 1919. Al terminar la Primera Guerra Mundial, Chanel se instaló en Hotel Ritz y se concentró por completo en su negocio, el cual prosperó rápidamente gracias a la difusión de sus diseños y estilo en las revistas de moda y periódicos de todo el mundo. El reconocimiento que había ganado le permitió innovar y crear nuevos estilos para la mujer moderna, elegante y libre como las faldas cortas, los pantalones femeninos, los trajes de tweed escocés con bisutería, los zapatos de punta redonda, los pijamas playeros y su icónico bolso con cadenitas doradas.

En 1929, el crack de Wall Street forzó a Chanel a reducir el número de trabajadores y el costo de sus diseños, sin embargo, esto no salvó a la firma del cierre. Abrumada por perdida se mudó a Norteamérica, donde comenzó a trabajar diseñando ropa para grandes estrellas de cine con el apoyo del productor Samuel Goldwyn. Tras reabrir la casa de moda con el apoyo de su nuevo amante el Duque Pierre Wertheimer e revolucionar el mundo de los perfumes con Parfums Chanel, la diseñadora tuvo que enfrentar nuevamente el cierre debido al estallido de Segunda Guerra Mundial. Posteriormente se exilió en Suiza y permaneció alejada del mundo de la moda mientras asistía a la creación del nuevo look de Dior y Balenciaga. Reabrió su casa en 1954, con setenta y un años de edad y continuó trabajando en sus diseños aun cuando su reumatismo y artritis la acosaban. Esta destacada diseñadora francesa, falleció el 10 de enero de 1971 en su cama del Hotel Ritz, Paris.

A su funeral asistieron importantes figuras como los diseñadores Paco Rabanne, Balenciaga e Yves Saint Laurent y el pintor Salvador Dalí, entre otros.  Tres años después de su muerte, Alain Wertheimer, tomó el mando de la marca, liderando con destreza la compañía e impulsando en gran medida la venta de Chanel Número 5 y sus diferentes ediciones. En la actualidad, la familia Wertheimer son los dueños de la compañía, a la cual han conseguido mantener en pie gracias a la labor de grandes diseñadores y la renovación del estilo de Coco Chanel. Entre los diseñadores que marcaron la historia de la compañía esta Karl Lagerfeld, quien se encargó de recobrar el brillo y la importancia de la marca.

Escritores

Celebridades

Hostnew