Síguenos en redes

Políticos

Benito Mussolini

Publicado

en

Biografía de Benito Mussolini
Dominio Público

Biografía de Benito Mussolini

Benito Mussolini (29 de julio de 1883 – 28 de abril de 1945), líder político italiano. Su nombre completo es Benito Amilcare Andrea Mussolini, nació en la localidad de Dovia di Predappio, Italia. Proveniente de una familia humilde, su padre era herrero y su madre maestra de escuela, Benito fue maestro durante un período corto, pues decidió redirigir su vida hacia la política. Durante su juventud vivió en Suiza y Austria, donde se caracterizó por su activa participación en diversos movimientos socialistas, tales como, el Partido Socialista, hecho que produjo la expulsión de Suiza.

Desde esos momentos ya mostraba su tendencia al radicalismo. En 1910, fue editor del semanario La Lotta di Classe (La lucha de clases), y también fue secretario de la Federación Provincial de Forli. Esta facción logró la victoria en el congreso socialista de Reggio nell’Emilia en 1912, haciendo que su nombre cobrase mayor relevancia política. Posteriormente, se desempeñó como director del periódico Avanti, este fue utilizado exclusivamente para difundir noticias sobre el Partido Socialista. Al tener tendencias tan radicales fue excluido del periódico. Entonces, decidió fundar un periódico de tendencia ultranacionalista, Il Popolo d’Italia.

Sus convicciones políticas e ideológicas expresaron un fuerte cambio. Paso de ser un fuerte opositor de la guerra de Libia y de la participación de Italia en la Gran Guerra a defender abiertamente una postura belicista, se enroló en el ejército italiano durante dos años, y atacó, por medio de su periódico, a la izquierda italiana, culpándoles de la fuerte situación que afrontaba Italia a fines de la primera década del siglo, con la crisis de las democracias liberales. Como resultado fue expulsado del Partido Socialista. Su cambió ideológico fue un aporte al nacimiento del fenómeno de los totalitarismos, su primera manifestación fue la creación en 1919 de un grupo violento llamado Fasci di Combattimento, ellos actuaban, casi con total impunidad, contra militantes de izquierda.

Debido a la frustración colectiva tras los infructuosos sacrificios de la Gran Guerra, que generó el descrédito general del régimen parlamentario, la crisis económica y una marcada situación de conflicto social, por el creciente del movimiento obrero y campesino, que inquietaba a las clases acomodadas, temerosas de la revolución social; los fascistas se levantaron contra la democracia y la lucha de clases. Opuestos tajantemente al liberalismo y al marxismo, propugnaron la solidaridad nacional y se presentaron como defensores de los valores de la patria, la ley y el orden, confrontado violentamente a la izquierda italiana.

«El proletariado no está dispuesto a combatir en una guerra de agresión y conquista tras la cual él simplemente seguirá igual de pobre y explotado que antes». Benito Mussolini

Benito Mussolini consiguió ganarse el favor de los grandes propietarios y para 1921 ocupó el cargo de diputado. Luego de este momento comenzó la denominada Marcha sobre Roma, en un acto coordinado, miles de fascistas confluyeron en la capital. El primer ministro, Luigi Facta, declaró el estadio de sitio y luego renunció. El Rey Víctor Manuel III, ante la grave situación tuvo que firmar el nombramiento de Benito Mussolini como primer ministro en 1922

. Al poco tiempo de asumir el cargo, mostró su carácter totalitarista, cuando erradicó cualquier tipo de oposición y estableció un eficaz programa de propaganda oficial; persuadió a la población y generó una credibilidad asombrosa de su figura política.

El fascismo como máximo exponente del orden conservador escaló en el poder con el apoyo de los latifundistas agrícolas, fue capaz de defender a la burguesía nacional de los peligros democráticos representados por los socialistas, con su facción comunista.  A fines de ese año, se llevó a cabo la reunión del Gran Consejo Fascista, allí planeó el fortalecimiento del partido, como estrategia se disminuyó el extremo anticlericalismo con gestos de acercamiento al catolicismo y la Santa Sede. Pasado el tiempo, estableció las Milicias Voluntarias para la Seguridad Nacional, una fuerza que usó la violencia y el terrorismo para impulsar la campaña electoral de abril de 1924, en las que el reciente Partido Nacional Fascista obtuvo el 69% de los votos emitidos.

Con esta victoria Mussolini se erigió como único poder, utilizando la violencia política, aniquilando cualquier forma de oposición y estableciendo un régimen dictatorial. En adición, se emitió la Ley para la Defensa del Estado en noviembre de 1926, en la cual se dictaminó la pena de muerte a todo aquel que atentase contra la vida del Rey o del Jefe del Estado. Aunque no solo la violencia y las vías de hecho fueron desarrolladas por el fascismo; se desarrolló una retórica basada en el nacionalismo y el culto al poder, a la jerarquía y a la personalidad del Duce (título adoptado por Mussolini); el militarismo y el expansionismo colonialista; la xenofobia y la exaltación de un pasado glorioso remontado al Imperio romano, nació la romanidad como idea civilizadora.

Otro de los proyectos políticos de Benito Mussolini fue la supresión del derecho de huelga y de los sindicatos, obligándoles a perder los derechos individuales y a incorporarse a las organizaciones corporativas oficiales, otorgando todo el control al Estado. El trabajo, la vida económica y hasta el ocio fueron regulados por el gobierno, para realizar dicha labor se valieron de la paramilitarización de la sociedad, los actos propagandísticos de masas, el control de los medios de comunicación y la educación empapada de una doctrina fascista. Gracias a esto se creó una euforia psicológica, gran parte del pueblo italiano se convenció que su país experimentaba un renacer nacional. Aprovechando tal sentimiento, benito Mussolini recuperó antiguos proyectos expansionistas, como la conquista de la actual Etiopía entre 1935-1936 y la anexión de Albania en 1939. La zona africana era considerada por el Duce como una zona natural de expansión y nexo estratégico entre las colonias italianas de Eritrea y Somalia.

Benito Mussolini se acercó al nazismo, con la llegada al poder de Adolf Hitler en Alemania. Entre ambos líderes existió admiración mutua. Por ello, se firmó un tratado de amistad en 1936, luego la alianza entre Roma y Berlín quedó firmemente establecida en el Pacto de Acero (1939). Como proyecto conjunto los dos líderes brindaron apoyo militar al general Francisco Franco en la Guerra Civil Española, preámbulo de la conflagración mundial. Con la irrupción de la Segunda Guerra Mundial, Mussolini reafirmó su pacto con Hitler, declarando la guerra a los aliados. Sin embargo, tuvo que experimentar la derrota de su ilusorio ejército en Grecia, Libia y África oriental, así como el posterior avance de las tropas aliadas que habían desembarcado en la isla de Sicilia, con el propósito de invadir Italia. Esta grave situación generó que el Gran Consejo Fascista destituyera a Benito Mussolini el 25 de julio de 1943. Luego, Víctor Manuel III ordenó su detención y encarcelamiento.

Mussolini fue liberado gracias a la ayuda de Hitler. Benito Mussolini creó una república fascista en los territorios controlados por Alemania en el norte de Italia, que bautizó la República de Saló. En los juicios de Verona, este dictador italiano condenó y ejecutó a los miembros del Gran Consejo Fascista relacionados con su destitución, entre ellos su propio yerno, Galeazzo Ciano. Ante el avance de los aliados emprendió la huida junto a su esposa Clara Petacci hacia Suiza; intentó cruzar la frontera camuflado de oficial alemán, pero no lo logró siendo descubierto por miembros de la Resistencia. El 28 de abril de 1945 fue fusilado con su compañera; sus cadáveres fueron expuestos para escarnio público en la plaza Loreto de Milán.

 

Artículos recomendados

Biografía

Cosme de Medici

Publicado

en

Biografía de Cosme de Medici
Pontormo, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Cosme de Medici

Cosimo di Giovanni de’ Medici, Cosme de Medici o también Cosme el Viejo (27 de septiembre de 1389 –  1 de agosto de 1464) fue un político, banquero y comerciante florentino. El fundador de la dinastía de los Medici, familia que gobernaría Florencia durante buena parte del Renacimiento italiano. Hijo de Juan de Médici, desde su juventud mantuvo contacto con la corte del papa Juan XXIII; viajó por toda Europa y ostentó varios cargos políticos y diplomáticos. Fue desterrado en 1433 pero con el apoyo popular logró volver un año después. A pesar de no recibir ningún poder oficial, Cosme se convirtió en el dueño de Florencia. Creó el Consejo de los Cien (1458),  invirtió en la construcción de Iglesias e importantes edificios públicos, fue mecenas de artistas e intelectuales y el fundador junto con, Gemisto Pletón, de la Academia Platónica Florentina.

Primeros años

Hijo del banquero Juan de Médici y de  Piccarda Bueri, Cosme nació en Florencia el 27 de septiembre de 1389. Durante su juventud mantuvo frecuentes contactos con la corte del papa Juan XXIII, de quien quizás le vino el neoplatonismo. Tras la muerte de su padre en 1376, emprendió un largo viaje por Europa: acompañó a Juan XXIII a Costanza y luego visitó Francia y Alemania. En 1415 regresó a Florencia y se casó con Contessina Bardi, la hija de una importante familia de banqueros. Gracias al comercio, Cosme obtuvo grandes beneficios, desempeñó varios cargos políticos y también realizo varias misiones diplomáticas, en Milán, Lucca, Bolonia y Roma, entre los años 1420 y 1426.

Destierro

Si bien no fue el inductor de la Guerra de Lucca, en 1429,  si fue uno de sus principales promotores. Cosme intentó ganarse el favor del pueblo apoyando un enfrentamiento deseado por todos los florentinos. Pero, su censura al modo en que se desarrolló el enfrentamiento  le valió la enemista del verdadero motor de la guerra: el político y miembro de la familia Albizzi, Rinaldo degli Albizzi. Considerado el jefe de la oposición, Cosme fue arrestado y desterrado, el 7 de septiembre de 1433, a causa de la influencia de los Albizzi.

 Gracias al apoyo popular consiguió regresar un año después y pronto acabó con sus enemigos.

Cosme de Medici, el fundador de una dinastía

Pese a no tener ningún poder oficial, Cosme se convirtió en el dueño de Florencia, fundando así  una de la dinastías más poderosas del Renacimiento europeo. Excluyó de  la vida publica a todos sus enemigos, entregó los principales cargos públicos a sus partidarios y se aseguro de proteger su poder creando importantes conexiones.

Uno de sus mayores logros fue la realización del Concilio Ecuménico en Florencia, celebrado entre los años 1439 y 1442. Todos los gastos del Concilio fueron costeados por Cosme, incluido el alojamiento del emperador Juan Paleologo, su corte, del Papa, del patriarca de Constantinopla y de los cardenales, obispos y letrados. Muy activo en todos los campos, favoreció el desarrollo del comercio y la construcción de obras públicas. Fue mecenas de numerosos artistas e intelectuales. Junto con Gemisto Pletón, fundó una academia para la enseñanza de la filosofía neoplatónica (la Academia Platónica Florentina).

Dicha academia representó el umbral de una nueva era en la mentalidad europea y fue uno de los principales centros donde se generó y difundió el pensamiento renacentista. También fue el fundador de la la Biblioteca de San Marcos (1444), y encargó al filósofo y médico Marsilio Ficino la traducción de los textos griegos, en especial, los de Platón.

Cosme mostró su religiosidad mediante la construcción de varias iglesias y conventos. Financió la construcción de las puertas del baptisterio de Florencia y además, gozó de la amistad del pintor renacentista Fra Angélico de Fiésole

En 1458  creó el Consejo de los Cien, organismo que le le sirvio para salvaguardar su poder.

La política exterior dio un giro radical durante su gobierno;  gracias a su amistad  con Francisco Sforza, el fundador de la dinastía Sforza que fue ducal de Milán, Florencia, que tradicionalmente había sido aliada de Venecia en contra de Milán, se convirtió en la aliada de Milán y enemiga de los venecianos. Pero eso no fue todo, en 1452 Cosme se alió también con los franceses firmando el tratado de Montils-les-Tours. Cosme dio un enorme impulso a la banca florentina, consiguiendo que su casa bancaria fuese una de las más influyentes de toda Europa.

Hijos

Del matrimonio con la condesa de Bardi nacieron tres hijos: Pedro el Gotoso, quien le sucedió como la cabeza de los Médicis; Felipe y Juan

Muerte

De Medicis falleció el 1 de agosto de 1464  en Careggi.

 Artículos relacionados

Continúa leyendo

Biografía

Catón el Joven

Publicado

en

Biografía de Catón el Joven
Louvre Museum, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Catón el Joven

Marco Porcio Catón, también conocido como Catón el Joven o Catón de Útica (95 a. C – 46 a.C), fue un filósofo y político romano; defensor de la ideas republicanas. Hijo de Marco Pocio Catón, fue amigo de Cicerón, tribuno, cuestor y senador antes de convertirse en gobernador de Chipre. Ayudó a Cicerón en su lucha contra la conspiración de Catilina y se destacó por su defensa de la ideas republicanas, trabajando junto con Pompeyo. Tras la victoria del César, en el 46 a. C,  decidió quitarse la vida convirtiéndose en un potente símbolo político y moral; esta considerado el ultimo defensor de la República en Roma. Autores como Plutarco, Séneca y Cicerón escribieron sobre su vida y dolorosa muerte.

Primeros años

Nacido en el 95 a.C e hijo de Marco Porcio Catón y de Livia Drusa, su nombre Catón el joven, deriva precisamente de lo mucho que se parecía su carácter al de su bisabuelo Catón el Viejo. No en vano, ambos han pasado a la historia como personajes severos, antipáticos y controversiales, por lo que son muchas las historias sobre terquedad y austeridad. Después de la muerte de sus padres fue dejado al cuidado de su tío Marco Livio Druso, quien tío fue asesinado cuando tenia cuatro años. Esto le forjó un carácter terco y solitario. Según Sarpedon, su siguiente tutor, fue un niño obediente e inquisitivo, aunque difícil en algunas ocasiones.

Durante su juventud fue conocido por desafiar públicamente las opiniones de Lucio Cornelio Sila, el dictador romano, quien fuera amigo de su familia.

Trayectoria política de Catón el Joven

Su carrera política comenzó luego de regresar a Roma, en el  año 65 a. C., cuando fue elegido cuestor. Como todos, Catón se preparo diligentemente para ejercer el cargo y  una de sus primeras actividades fue la persecución de los antiguos cuestores acusados de apropiación ilegal de fondos y conducta deshonesta. Como senador, fue determinado, severo y muy escrupuloso.  Nunca dejó de asistir a una sesión. Desde el primer día se alineó con los optimates o la facción conservadora del Senado, a la cual intento devolver sus raíces republicanas.

En el año 63 a. C se convirtió en tribuno de la plebe.  Durante su trabajo ayudo a su amigo Marco Tulio Cicerón, en su lucha contra la conspiración de Catilina. Cicerón y Catón, no sólo acabaron con Lucio Sergio Catalina, un noble patricio que amenazaba con convertirse en rey, sino que también persiguieron a todos los involucrados en la conspiración, sentenciándolos a muerte. Durante el debate publico, Julio Cesar

abogó por una sentencia menor como el exilio de por vida, mientras los compañeros de los conspiradores siguieran armados,  yendo en contra de Catón y Cicerón. Fue entonces que comenzaron las diferencias entre Cesar y Catón.

Tras la conspiración, Catón empleó todas sus habilidades para oponerse a Julio César y a el llamado Triunvirato (Pompeyo y Craso). Estos ostentaban un cuasi-monopolio del poder sobre el estado romano. Con Julio César, Pompeyo y Craso tenían acceso a la asamblea popular, gracias a Pompeyo,  César y Craso tenían acceso a legiones romanas y con Craso, obtenían el apoyo de los recaudadores de impuestos y la fortuna derivada de las provincias.

Gobernador de Chipre

Su oposición a César y sus aliados lo llevó finalmente fuera del país, aunque con el incentivo de convertirse en gobernador de Chipre. Catón les acuso de intentar deshacerse de él por medio del nombramiento, aunque finalmente acepto el honor. Ejerció su labor de la manera más diligente. La provincia era rica, por lo que preparó cuentas inmaculadas que probaran su trabajo.  De acuerdo a Plutarco, Catón consiguió recaudar la enorme cantidad de 7.000 talentos, los cuales envió al senado previendo cualquier tipo de accidente ( Catón estaba seguro de que podría ser acusado falsamente de desfalco por su oposición a las autoridades). Sin embargo,  no contó con suerte pues ninguno de los libros de cuentas sobrevivo (uno se quemo y el otro se pierdo junto con el liberto que lo trasportaba). Lo único que lo salvo fue su impecable reputación.

Catón el Joven, defensor de la República

El triunvirato de Cesar, Craso y Pompeyo llegó a su fin en el año 54 a. C, al mismo tiempo que Catón era elegido pretor. Se convirtió entonces en aliado y asesor político de Pompeyo, defendiendo a capa y espada los principios republicanos. Cuando César fue declarado enemigo del Estado, en el año 49 a.C,  abandonó la ciudad junto a Pompeyo para buscar aliados en toda Grecia. Aunque inicialmente consiguieron reducir a César en la batalla de Dirraquium,  Pompeyo y su ejercito cayeron en la batalla de Farsalia. Esto no detuvo, Catón y Escipión, quienes escaparon a la África para continuar con la resistencia desde Utica (de ahí que se le llame Catón de Utica). Durante otros dos años, Cesar continuó con la persecución hasta derrotar a Catón y Escipión en la batalla de Tapso en el 46 a.C.

Muerte

Segura la derrota y negándose vivir en un mundo gobernado por César, Catón decidió suicidarse. Según la crónica de Plutarco, Catón  intento primero quitarse la vida arrojándose a su propia espada, pero fallo al estar herido en una mano. Unos esclavos los encontraron y llamaron a un medico, quien después de curarlo lo dejo solo. Despierto y solo, Catón se quitó los vendajes y con sus propias manos se extrajo los intestinos, completando así su suicido.

Tras su muerte, Catón pasó a la historia como el ultimo defensor de la República en Roma. Se convirtió en un potente símbolo político y moral, pues prefirió sacarse los intestinos a ser gobernado por un dictador. También fue un modelo de sabio para los estoicos, quienes escribieron sobre su vida y honorable muerte.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Critias

Publicado

en

Biografía de Critias
Athanasius Kircher, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Critias

Critias (h. 460 – 403 a. C) Filósofo sofista y político griego; uno de los llamados Treinta tiranos. Nacido en Atenas, escritor y poeta, fue tío de Platón. Formó parte del gobierno moderado en el año 411 a. C ;paso a la historia como uno de los más crueles e inflexibles de los llamados Treinta tiranos. Murió luchando contra los partidarios de la democracia en el año 403 a. C. Aunque fue un prolífico autor, de sus obras solo nos han llegado fragmentos.

Vida

De noble familia, Critias nació en Atenas cerca del año 460, fue tío  de Platón y uno de los descendientes de Solón. Interesado en la letras, se dedicó también a la política siendo aristócrata de corazón y  de partido .Al igual que Alcibíades, frecuentó la compañía de Sócrates, aunque luego se alejo de él. Nunca enseñó o impartió clases, sin embargo, se lo consideró sofista por su filiación intelectual e interés en la filosofía y las ciencias.

Formó parte del gobierno moderado del 411. a. C., propugnó el regreso de Alcibíades en el 408 a. C y fue uno de principales legisladores de la oligarquía. Es principalmente recordado por ser uno los mas crueles, sanguinarios e inflexibles de los llamados Treinta Tiranos.

Murió en Munichia, luchando contra las fuerzas democráticas de Trasíbulo en el 403 a. C

Obra

Prolífico autor,  se conservan  de su obra algunos fragmentos de poemas, escritos en hexametros, y elegías gnómicas. También se tienen fragmentos de sus Constituciones políticas, en verso, y de las tragedias Tenes, Radamantis y Pirítoo y el drama Sisifo.  Cabe mencionarse que la autoría de todas estas es dudable.  Su tratado Sobre la naturaleza del amor

pudo haber tenido cierta influencia en El Banquete de Platón; Platón lo introdujo en varios de sus diálogos, como el Timeo, Critias, Cármides y Protágoras.

Critias  fue sin duda al prototipo de hombre de la clase alta ateniense: culto, violento y amante del filosofar.

 Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad