Síguenos en redes

Militar

Alfonso Cano

Biografía de Alfonso Cano
dominio público

Biografía de Alfonso Cano

Alfonso Cano (22 de julio de 1948 – 4 de noviembre de 2011) antropólogo y uno de los jefes de la guerrilla de las FARC. Nació en la capital colombiana, Bogotá fue bautizado Guillermo León Sáenz Vargas; su madre era una profesora y su padre era agrónomo, su familia era de clase media alta, todos con pensamiento de izquierda, creció rodeado de libros y en un ambiente lleno de discusiones políticas. Estudió en la Universidad Nacional, en la década del 70 tomó la decisión de involucrarse con la izquierda radical desde la vida universitaria. Además de ser un gran pensador, era fanático del Club Deportivo Los Millonarios.

Militó en Juventud Comunista (JUCO), desde ese momento comenzó su acercamiento con la guerrilla. empezó a trabajar directamente con las FARC y fue llamado Alfonso Cano. En un comienzo se encargó de dictar conferencias en las zonas del Huila y el Sumapaz sobre marxismo a frentes guerrilleros. Cano entró al mundo de la clandestinidad. En el año 1981 fue enviado a la cárcel, luego de que la policía allanará su hogar y encontrará una gran cantidad de dólares y billetes falsos. Desde la cárcel la Modelo adelantó un plan jurídico para exigir su libertad. En 1982 Belisario Betancur ganó la presidencia tomando como campaña política la paz, Cano salió de la cárcel gracias a una amnistía. Se trasladó a Casa Verde; el campamento de los jefes de las FARC, ubicado en Uribe, Meta.

Consiguió ascender en las FARC gracias a su cercanía con el guerrillero Jacobo Arenas. Tras la muerte de Arenas en 1990, Cano ocupó un puesto en el Secretariado, la máxima instancia de la organización guerrillera. En ese puesto participó en importantes eventos, por ejemplo: en los frustrados diálogos de paz con el gobierno de Belisario Betancur, y en los posteriores acercamientos en el gobierno de Virgilio Barco. A pesar de su juventud fue respetado por los miembros de las FARC, que lo veían como un ideólogo.  Se lamentó porque su grupo revolucionario no pudo ser parte de la Constituyente. La llegada de Cano fue, debemos decirlo, el inicio de una nueva generación de las FARC: inspirada en el paradigma de la cortina de hierro e inspirada en el marxismo-leninismo. Se diferenciaban de los campesinos empíricos y rebeldes de Marquetalia, cuya preocupación del mundo se centró en la problemática de la tierra.

Alfonso Cano tuvo una participación fundamental en los diálogos del Caguán el 29 de abril del 2000, estando en la coordinación de iniciativas políticas como el Movimiento Bolivariano (una de las estrategias políticas regionales más efectivas del grupo guerrillero), también del Partido Comunista clandestino, conocido como PC3. Cuando se creó la UP Cano fue un gran simpatizante de la idea. Su vida transcurrió entre los montes y espesuras de Cauca, norte de Nariño y Putumayo, sur y occidente de Huila, y en el Cañón de las Hermosas, en Tolima. Posteriormente, quedó como líder del Bloque Occidental. no solo fue influyente en los diálogos de paz de su país, sino que participó en los realizados con Venezuela y México. Aunque, se alejó de los diálogos del Caguán.

Fue en el año 2008, con la muerte del fundador de las FARC, Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda, que Cano asume el puesto de jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Para ese momento, era uno de los hombres más buscados del país; 200 órdenes de captura proferidas por fiscales de las unidades nacionales de derechos humanos, antiterrorismo y antisecuestro, recaían sobre su persona. Los delitos rondaban entre: homicidio agravado, tentativa de homicidio agravado y secuestro extorsivo agravado, muchos de ellos imputados luego del ataque ejecutado en la quebrada ‘El Billar’, donde murieron 65 militares el 3 de marzo de 1998.

El secuestro del italiano Ezio Limiti Micheti se le adjudica a Cano. Fue liberado luego de pagar la suma de 200 millones de pesos. Se le acusa del asesinato del presidente del Concejo de Lejanías, Meta, Arcadio Aponte Cubillos. También se le imputaron otros delitos como terrorismo, utilización de medios y métodos ilícitos para la guerra y rebelión, secuestro extorsivo, entre otros. Uno de los sucesos más recordados mientras fue jefe de este grupo insurgente es el atentado contra el Club El Nogal de Bogotá el 7 de febrero del 2003, donde fallecieron 36 personas y 158 quedaron heridas.

El jefe de las FARC murió en la operación ‘Odiseo’, liderada por la Fuerza Aérea colombiana. Cano fue abatido el 4 de noviembre del año 2011, luego de ser bombardeado. Las operaciones conjuntas incluyeron bombardeos a campamentos y enfrentamientos armados. En ellas participaron 20 helicópteros y aviones de la Fuerza Aérea. Antes de ello, Estados Unidos ofrecía cinco millones de dólares por su muerte o detención. Se dice que Cano fue abatido al lado de su compañera sentimental, tres comandantes del Comando Conjunto de las FARC y sus hombres de seguridad. En el ataque fue capturado alias ‘Efraín el Chino’, su último jefe de seguridad. Además, las autoridades lograron recopilar información de inteligencia del grupo guerrillero.

Advertisement

Escritores

Celebridades