Alejandro Otero

Biografía de Alejandro Otero
Información personal
Nombre CompletoAlejandro Otero Rodríguez
Nacimientomarzo 7, 1921
OcupaciónPintor y escultor
Fallecimientoagosto 13, 1990
NacionalidadVenezolana
PadresMaría Luisa Rodríguez y José María Otero Fernández

Biografía de Alejandro Otero

Alejandro Otero Rodríguez (7 de marzo de 1921- 13 de agosto de 1990) Pintor y escultor venezolano, fundador del grupo renovador Los Disidentes. Fue uno de los artistas cinéticos más relevantes del siglo XX, así como uno de los pintores venezolanos más aclamados. Estudioso del color y crítico de la pintura tradicional, hizo numerosos aportes a las artes plásticas, mientras vivía entre Europa y Venezuela. Cultivo el arte a gran escala y fue docente por algunos años en Venezuela. Sus obras conocidas pertenecen a su periodo francés. Sobresalen: Composiciones Ortogonales, Horizontales Activas (1954), Coloritmos (1955-60) y Parabólica (1987).

Primeros años

Nació en El Manteco (Venezuela), el 7 de marzo de 1921, hijo de María Luisa Rodríguez y José María Otero Fernández. Su padre falleció en 1923 y su familia se trasladó a Ciudad Bolívar en 1930. Comenzó a estudiar agricultura en 1938 y de 1939 a 1945, tomó clases de pintura, vidriería y escultura en la Escuela de Artes Plásticas y Aplicadas. Ya en 1943, dictaba clases sobre vitrales en esa misma institución. Tras su graduación obtuvo una beca, la cual le permitió estudiar en París entre 1948 y 1949.

París, las vanguardias y el color

Una vez instalado en París, fundó junto a otros artistas venezolanos inconformes el grupo renovador conocido como los Disidentes. Juntos revisaron y criticaron el arte tradicional, preocupándose por las nuevas formas, estilos pictóricos y el uso del color. Estuvieron claramente influenciados por las vanguardias y la obra de Picasso. Fue por este entonces que inició Las Cafeteras, una serie de naturalezas muertas realizadas entre 1949 y 1952, en la que se replantea los presupuestos de la figuración, acercándose al movimiento abstracto.

Después de una breve estancia en Caracas, en la que presento sus primeras obras francesas, partió voluntariamente al exilio cansado de la enseñanza tradicional. Se instaló a las orillas del rio Sena en 1950, viajó por Europa y entró en contacto con la obra de Piet Mondrian, a quien conoció mientras visitaba Holanda. Inspirado en este investigaría el color, lo cual se vio reflejado su famosa serie Composiciones Ortogonales.

Tras su regreso a Caracas, intervino junto a Carlos Raúl Villanueva en un proyecto de artes para la Ciudad Universitaria de Caracas. Su último trabajo para esta seria Policromía de 1959. Unos años antes, en 1954, vuelve a la docencia como profesor de la Escuela de Artes Plásticas de Caracas, donde permaneció por dos años impulsando una serie de renovaciones artísticas y educativas. De 1955 a 1960, desarrolla Los Coloritmos, una de sus series más famosas. Sobresalen de la serie su Coloritmo 1, 35 y 39. Su Coloritmo 35, le valió el Premio Nacional de Pintura en el Salón Oficial de Arte Venezolano.

Con algunas de estas piezas, Otero representaría a Venezuela en el Bienal de Venecia de 1956 y el de São Paulo en 1957. Por ese mismo periodo incursiona en el decorado teatral, participando en la construcción de la escenografía de Calígula

de Albert Camus. Más tarde vuelve a trabajar en este campo con Fuenteovejuna de Lope de Vega. Trabajó también en el Museo de Bellas Artes y en 1960, regreso a París, donde volvió a encontrarse con la experimentación de la mano del Neodadaísmo. Por ese entonces realizó sus assemblages y collages, con todo tipo de materiales. A continuación, regresa a Venezuela, donde al poco tiempo es nombrado vicepresidente del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes.

En esos años inicia su serie Papeles Coloreados y ya en 1967, realiza Estructuras Espaciales, la serie de composiciones a gran escala que le valdrían el reconocimiento como escultor. Algunas de estas piezas fueron ubicadas en México, Italia, Colombia y Estados Unidos. Para mediados de los setentas anuncia la creación de la Galería de Arte Nacional, inaugurada en 1976. Unos años después se instaló en Nueva York. Sus últimos años los pasaría en Caracas.

Muerte

Alejandro Otero, falleció en Caracas el 13 de agosto de 1990, a los 69 años. Estuvo casado con Mercedes Pardo, con quien tuvo cuatro hijos.

To Top