Inicio » Biografía » Filósofos » Wilhelm Dilthey

Biografía de Wilhelm Dilthey

Wilhelm Dilthey (19 de noviembre de 1833 -1 de octubre de 1911) Nació en Biebrich, actual Alemania. Filósofo alemán, perteneciente al grupo de los idealistas; fue uno de los representantes más destacados de la denominada filosofía de la vida, para este el concepto central de la filosofía era el espíritu vivo, el cual sólo puede estudiarse a través del análisis de la conciencia, teniendo en cuenta las vivencias de la persona, sin ser esto visto desde el punto de la causalidad, sino desde una perspectiva descriptiva. En la obra de Dilthey se destacaba el papel de la imaginación, pues gracias a esta las experiencias y emociones se elevaban de lo casual a lo significativo. Hijo de Maximilian Dilthey y Maria Laura Heuschkel, se crio Biebrich, antigua ciudad que hoy es parte de Alemania.

Tras cursar los estudios básicos ingresó a la Universidad Ruprecht Karl de Heidelberg, una de las más antiguas de Alemania, en esta estudió teología. Durante esta etapa de aprendizaje entró en contacto con la filosofía neo kantiana, por la cual se había mostrado interesado desde que era joven, posteriormente se trasladó a Berlín, en donde comenzó a asociarse con ilustres personajes del ambiente intelectual de la ciudad, conoció al reconocido historiador alemán, Leopold von Ranke y al filólogo ganador del premio nobel de literatura, Theodor Mommsen.  Gracias a este contacto con el circulo intelectual empezó a aprender sobre las temáticas que le interesaban como la filosofía, la historia y la filología, se mostró particularmente interesado por la visión de Hermann von Helmholtz y los estudios psicológicos de Gustav Fechner.

 

Trayectoria profesional de Wilhelm Dilthey

Hacia finales de la década de 1850, terminó sus estudios y comenzó a desempeñarse como profesor de filosofía de la Universidad de Basilea, más tarde trabajó en las universidades y de Kiel y Breslau, posteriormente fue seleccionado para dictar la cátedra de filosofía en la Universidad de Berlín, puesto que ejerció entre 1882 y 1905; sin dejar de lado la docencia comenzó a realizar diversas investigaciones. Los intereses culturales y académicos adquiridos durante sus periodos de formación en Berlín influyeron profundamente en sus investigaciones sobre psicología, historia, literatura y filosofía, campos en los que sobresalió por el detalle y profundidad de sus trabajos.

En la década de 1860 publicó la biografía Das Leben Schleiermacher (1867) y casi dos décadas después comenzó la publicación de su obra Introducción a las ciencias del espíritu, el primer tomo de esta fue publicado en 1883; en esta obra el autor intenta crear un método independiente para las ciencias del espíritu, pues según este, los métodos de las ciencias de la naturaleza y de las ciencias del espíritu no pueden ser el mismo, dado que deja de lado detalles que solo pueden estudiarse en estas de forma individual, entendiendo que estas son diferentes y que necesitan formas de abordarse diferentes.

Dilthey explicaba que las ciencias del espíritu tienen con centro de estudio al hombre, su actuar y desenvolvimiento, a diferencia de las ciencias de la naturaleza el hombre puede comprenderse internamente, auto estudiarse algo que no se puede realizar con las ciencias de la naturaleza. Este ratifica que dado a la actitud de comprensión interna del ser humano se puede comprender el mundo social e histórico, desde la propia experiencia psicológica, es por esto que el autor resalta la importancia de las experiencias vividas del “Yo”, pues a través de estas se puede llegar a la comprensión de la realidad histórica.

Entre mediados y finales de la década de 1910 publicó las obras Estudios para el establecimiento de las ciencias del espíritu y La construcción del mundo histórico en las ciencias del espíritu, en las cuales estudiaba a fondo el concepto de experiencia (Erlebnis) y la importancia de las experiencias vividas, asimismo, a través de este buscaba aclarar las diferencias entre ciencias del espíritu y de la naturaleza. Por este mismo periodo publicó La esencia de la filosofía (1907), ensayo en el que el Dilthey, hablaba sobre el fracaso de la teorización de la metafísica por parte de la filosofía. Dilthey exponía en contraposición a este sistema poco funcional uno, en el que al filosófica conociendo su carácter relativo e histórico, analizara las actitudes del hombre, su desenvolvimiento e intentara explicar los ordenamientos en los que vive el hombre.

Sobre sus preocupaciones e intereses por el hombre y las estructuras del mundo en el que este vive, ahondo en los libros Historia de la juventud de Hegel (1905) y El mundo histórico (1910). Su extensa obra tuvo gran aceptación en el ambiente intelectual europeo, fue uno de los estudiosos que influyó en la obra de Max Weber, Georg Simmel y Friedrich Meinecke. Durante los últimos años de su vida se retiró de la docencia, pero continuó reuniéndose con académicos y discípulos en su hogar, en donde disertaban sobre el método de las ciencias del espíritu y el estatuto que este quería crear por medio de su obra. En 1911, se trasladó por vacaciones a Tirol, en donde falleció repentinamente el 1 de octubre del mismo año, por este entonces estaba escribiendo el segundo tomo de la biografía de Scheleiermacher.