Síguenos en redes

Religión

San Francisco Javier

Publicado

en

Biografía de San Francisco Javier
Dominio Público

Biografía de San Francisco Javier

Francisco de Jasso y Azpilicueta (7 de abril de 1506- 3 de diciembre de 1552) Nació en Castillo de Javier, Navarra, España. Religioso y misionero español, nombrado Patrono de los Misioneros por el Papa Pio X en 1927, debido a su intensa labor en Asia y Oceanía.  Estudió filosofía y teología en París hacia mediados de la década de 1520. Mientras se formaba conoció a Ignacio de Loyola, quien lo tomó como ayudante para la fundación de su nueva orden. Fue ordenado sacerdote en 1537 y dos años más tarde participó en la fundación de la Compañía de Jesús (1539). Desde entonces se dedicó por completo a la actividad misionera en Asia. Fue enviado inicialmente a India (1541), para luego extender su apostolado a Ceilán (Sri Lanka), las Islas Molucas, Malaca y Japón. Fue nombrado patrón de Navarra en 1621 y canonizado por Gregorio XV en 1622.

Familia e inicios

Nació en el seno de una familia adinerada venida a menos a causa de las guerras libradas en el marco de la Conquista de Navarra. Tuvo como padres al director del Real Consejo de Navarra, Juan de Jasso y Atondo y a la cabeza del señorío de Javier, María de Azpilicueta y Aznárez; quienes defendieron la causa del rey de Navarra Juan de Albret en contra de Fernando II el católico en la guerra por Navarra entre Francia y España. Enfrentamiento que terminó con el destronamiento de los reyes de Navarra, Juan de Albret y Catalina de Foix y la anexión de Navarra a los dominios de la Corona de Castilla entre 1512 y 1515. Tras la muerte de su padre en 1515 y los ataques a su familia por el apoyo prestado al rey destronado, Francisco Javier decidió alejarse de la carrera militar tan arraigada en su familia para enfocarse en la carrera eclesiástica y cultivar las humanidades.

Comenzó sus estudios en Leyre y Pamplona, para luego trasladarse a París (1525) e ingresar al Colegio de Santa Bárbara, en donde entablo amistad con Ignacio de Loyola y Pedro Fabro mientras se formaba en filosofía. Una vez graduado en artes en 1530, comenzó a ejercer como catedrático de filosofía en el Colegio Dormans-Beauvais. Al mismo tiempo cursó estudios de teología. En 1531, buscó ascender en el estamento eclesiástico solicitando una canonjía en el cabildo de Pamplona. No obstante, abandonó sus deseos de ascender para dedicarse por completo a la creación de la nueva orden de Loyola. Para llevara a cabo este plan, Francisco Javier, Loyola y otros cinco estudiantes realizaron sus primeros votos (castidad, pobreza, apostolado y peregrinaje a la Tierra Santa) el 15 de agosto de 1534 en la Capilla de Montmartre.

Vida religiosa de San Francisco Javier

Tras realizar sus primeros votos junto a Loyola, Francisco Javier se trasladó a Venecia para reunirse con sus compañeros y partir hacia Roma en busca de la bendición papal, antes de iniciar su peregrinación a Tierra Santa.  Sin embargo, el viaje se vio frustrado por el estallido de la guerra entre Constantinopla y Venecia. Durante su estancia en Venecia se ordenó como sacerdote el 24 de junio 1537 y se dedicó a predicar en Bolonia hasta su trasladó a Roma el año siguiente. Radicado en Roma, Francisco y sus compañeros visitaron al Papa Paulo III, suceso que les haría desistir de la peregrinación, para concentrarse en otras actividades como la fundación de la Compañía de Jesús en septiembre de 1539.

Ese mismo año, comenzó su actividad misionera, al ser enviado por Loyola a Portugal como uno de los misioneros encargados de la evangelización en la colonia portuguesa. En 1540 partió hacia la corte de Juan III de Portugal con el título de legado pontificio para todas las tierras ubicadas al este del Cabo de la Buena Esperanza, en ese entonces parte de la colonia portuguesa. Dejó Portugal en abril de 1541 y arribo en Goa, capital de la colonia en la India hacia mayo de 1542. Una vez instalado en la colonia, comenzó a ejercer su labor como misionero, encargándose la evangelización de los nativos y el cuidado de los enfermos y presos. Creó poco tiempo después el colegio-seminario de Santa Fe en el cual eran educados los sacerdotes nativos. Hacia finales de 1542, se trasladó hacia la costa de Pesquería, en donde comenzó a predicar y dar a conocer las escrituras a los pobladores de la región. Allí fundó una comunidad cristiana con los indígenas nativos, al cual dotó con un catecismo en su lengua, de manera que pudieran continuar aprendiendo y leyendo las escrituras en su ausencia.

Posteriormente continuó con su labor en Travancor, seguido de Ceilán en 1544 y Malaca en 1545. Un año después se desplazó a las Islas Molucas, territorio en el que evangelizó entre 1546 y 1547. Durante estos años, francisco convirtió a gran parte de los nativos y llevó a cabo numerosos bautismos, también mantuvo comunicación con la compañía de Jesús, a la cual dio a conocer su labor y su deseo de extender su apostolado a otras tierras. Terminada su labor en la India, Francisco Javier partió a Japón, arribando en 1549. Ya establecido predicó y dio a conocer las escrituras en Hirado, Kagoshima, Bungo y Yamaguchi por dos años. Si bien estableció buenas relaciones con los gobernadores feudales, enfrentó la oposición de los monjes budistas, quienes dificultaron su actividad enormemente. Tras conseguir pocas conversiones en Japón, Francisco Javier fijo rumbo hacia China, país que creía ejercía gran influencia en los japoneses. Partió hacia China en 1552, deteniéndose en Malaca por dos meses, antes de continuar hacia el país asiático. No obstante, enfermo en el camino y al llegar a la isla de Sancián falleció (3 de diciembre de 1552).

Tras su muerte recibió varios nombramientos en honor a su labor en Asia y Oceanía. Primero fue beatificado por Paulo V en 1619 y luego nombrado patrón de Navarra en 1621. Un año más tarde fue canonizado por Gregorio XV (1622), en una ceremonia en la que también se le dio el título a San Ignacio de Loyola y Santa Teresa de Jesús. Pio X lo nombro patrono de la Congregación de Propaganda Fide (1904) y patrón de los todos los misioneros en 1927. La fiesta en homenaje a Francisco se celebra el 3 de diciembre, día de su muerte.

 

Biografía

Buda (Siddharta Gautama)

Publicado

en

Biografía de Buda (Siddharta Gautama)
Tomada de pxhere.com

Biografía de Buda (Siddharta Gautama)

Siddharta Gautama, más conocido como Buda (h. 560 a.C -h. 480 a.C) fue un príncipe indio, fundador del budismo. Miembro del clan de los Sakyas, las menciones sobre su vida son escasas y fragmentarias, mezcla entre la leyenda y los hechos históricos. Se sabe tuvo una formación digna de su procedencia cortesana. Al crecer contrajo matrimonio con una prima y tuvo un hijo varón.  Cansado  de los privilegios , con veintinueve años abandonó la casa paterna en busca de la causa del dolor humano. Se entregó al ascetismo y luego de varios años de infructuosa meditación, una noche logró alcanzar el verdadero conocimiento. Dedicó el resto de su existencia a la predicación del  dharma, fundando con sus discípulos el budismo.

Bio

Mezcla entre la leyenda y las tradiciones, las referencias biográficas que se tienen acerca de la vida de Buda son más bien escasas y fragmentarias. En su mayoría, proceden de tres fuentes: los vinaya (marco regulador de la vida y comunidad monástica), los sutta-pitaka (colección discursos o sutra) y el buddhacarita (poema épico de Asvaghosa), todos estos posteriores a su tiempo. Su biografía, al igual  que la de los otros grandes fundadores de las religiones,  mezcla hechos históricos con la leyenda y tradiciones de la época, lo que dificulta el conocimiento exacto de las fechas y actos en torno a su vida.

Existe, sin embargo, cierto consenso en cuanto a su vida ubicando su nacimiento en una familia de casta elevada en torno al año 560 a.C. Su padre, Suddhodana, era monarca del Clan de los Sakyas, en la región de Kapilavastu. A su madre, de nombre Maya, no la llegó a conocer, pues falleció una semana después de que naciera. Tuvo una infancia y adolescencia acorde a su procedencia cortesana. Una vez alcanzada la edad apropiada, contrajo matrimonio con su prima Yasodhara, con la que tuvo un hijo varón llamado Rahula.

Retiro e iluminación

A los veintinueve años, cansado de la vida de privilegios y muy afectado por los sufrimientos de las demás personas, decidió abandonar la vida en el palacio paterno para encontrar la razón del sufrimiento  humano y un camino hacía la libertad. Con este propósito, se entregó al más  riguroso ascetismo, pero no extrajo conocimiento alguno.

Después de varios años de meditación, en un día de Vesakh, en mayo del 523 a.C, se sentó al pie de una higuera en Uruvela, a las orillas de rio secundario del Ganges, dispuesto a no dejar ese lugar hasta alcanzar finalmente el verdadero conocimiento. Éste le vino durante la noche, después de superar todas las tentaciones que para alejarlo de su fin había puesto el dios Mara (dios de la destrucción). Gautama obtuvo esa noche la iluminación, convirtiéndose desde ese momento en el Buda, que también significa “el Iluminado” o  “el despierto”

Difusión de la nueva fe

Una vez iluminado, Gautama dedicó el resto de su vida a la predicación del dharma, la  ley o doctrina suprema de todas las cosas. Entre sus primeros discípulos se encontraban sus antiguos compañeros, cinco ascetas, ante los cuales pronunció su primer discurso en Benarés. En este, conocido como el “Discurso sobre el movimiento de la rueda del dharma”, Buda explicó por vez primera la doctrina de las Cuatro Verdades. Estos cinco discípulos fueron los primeros integrantes de la sangha, la asamblea o comunidad budista, que fue ampliándose con el paso de los años. La sangha se dedicó íntegramente junto a Buda a la difusión de la nueva fe y a la organización de los bhikku y los preceptos que conformarían en adelante la nueva fe.

Muerte

Conseguida la conversión de su esposa e hijo, y tras de haber escapado de un intento de asesinato a manos de  Devadatta, su primo, ocho años antes de su muerte, Buda enfermó de disentería, mal que le produjo la muerte a los 80 años de edad.

A su muerte, su cuerpo fue incinerado y sus cenizas y reliquias repartidas entre sus discípulos más aventajados.  Más tarde sus reliquias, motivo de culto, fueron puestas en diez estupas (monumentos funerarios).

Doctrina

Aunque, Buda, no dejó ninguna obra escrita, sus enseñanzas se transmitieron oralmente por medio de sus discípulos y de generación en generación hasta la transcripción del Canon Pali”, cuatro siglos después. Su doctrina otorgaba un papel secundario al conjunto de divinidades tradicionales, estaba abierta para todas las clases sociales y defendía que al estar el ser humano sometido al samsara ( la rueda de los nacimientos y  muertes) movida por la acción o karma, el destino de todo ser vivo está condicionado por las acciones realizadas en vidas anteriores.

De este idea derivan las Cuatro Verdades Nobles: 1) El malestar en todas sus formas es inherente a la existencia en el mundo. 2) El sufrimiento nace del deseo. 3)El único camino hacia la salvación existe tras la renuncia voluntaria al deseo. 4) La salvación se consigue a través de la aplicación los 8 nobles principios, a saber: la comprensión recta, la atención recta, la concentración recta, el pensamiento recto, la palabra recta, la acción recta, el esfuerzo recto y el medio de existencia recto. El objetivo final de la existencia es entonces el nirvana; a este se llega tras el agotamiento del karma y de la rueda de los nacimientos y  muertes.

Sutras

Entre los discursos más conocidos dados por Buda a sus discípulos se encuentran el “Sutra del loto”, el “Sutra de la guirnalda”, el “Sutra del diamante” y el “Sutra del corazón”.

Frases de la sabiduría de Buda

  • “La raíz del sufrimiento es el apego.”
  •  “La paz viene de adentro, no la busques afuera.”
  • “No importa cuantas palabras santas leas, ni cuantas hables, ¿De qué te valen si no actúas de acuerdo a ellas?”
  •  “Nadie nos salva sino nosotros mismos. Nadie puede y nadie debe. Nosotros mismos debemos recorrer el camino.”
  •  “Al caminar, al comer y al viajar, este ahí donde estas. De lo contrario te perderás la mayor parte de tu vida.”
  • “La salud es el mayor regalo, la alegría la mayor riqueza, la fidelidad la mejor relación.”
  • “Imagina que todas las personas menos tú están iluminadas. Todas ellas son tus maestros.”
  • “Tres cosas que no se pueden esconder: el sol, la luna y la verdad.”
  • “A un loco se le conoce por sus actos, a un sabio también.”
  • “Duda de todo. Encuentra tu propia luz.”
  • “Sé una luz para ti mismo.”
  • “Somos lo que pensamos. Todo lo que somos surge con nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos, construimos el mundo”.
  • “Un momento puede cambiar un día, un día puede cambiar una vida y una vida puede cambiar el mundo”.
  • “En verdad que vivimos felices si no odiamos a aquellos que nos odian, si entre hombres que nos odian habitamos libres de rencor.”
  • “A un loco se le conoce por sus actos, a un sabio también.”

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Pedro Páez

Publicado

en

Biografía de Pedro Páez
Dominio Público

Biografía de Pedro Páez

Pedro Páez Jaramillo (1564-1622) fue un misionero jesuita español del siglo XVII. Pasó a la historia como el descubridor de las fuentes del Nilo Azul, en 1618. Proveniente de una noble familia, Páez ingresó en la comunidad jesuita en 1582 , mientras estudiaba en Coímbra. En 1588 se hizo misionero  y trasladó a la India, para posteriormente emprender su viaje a Etiopía. En el camino fue capturado por los árabes, quienes lo vendieron a los turcos y estuvo retenido por siete años. No llegó a Etiopía hasta 1603.

Bio

Páez nació en Olmeda de las Fuentes, en 1564, hijo de una familia noble.  Ingresó en la comunidad jesuita en 1582, mientras estudiaba en Coímbra, y en 1588, hecho misionero, partió hacia Goa, en la India.  Un año después inicio su viaje a Etiopía acompañado por sacerdote Antonio de Monserrate, sin embargo en el camino fueron capturados y vendidos por los árabes a un grupo de piratas turcos. Durante siete años vivieron retenidos, encadenados y torturados en Yemen. Una vez liberados, los dos regresaron gravemente enfermos a Goa. Monserrate, a diferencia de Páez, falleció poco después.

Con su salud restituida,  Páez pidió que lo enviaran nuevamente a Etiopía. Allí llegó finalmente en 1603 y permaneció hasta el final de su vida. Aprendió rápidamente el amárico, la lengua oficial del país, y compaginó sus deberes como pastor, con el estudió de la historia y la religión del lugar. Además de traducir el catecismo, escribió una Historia de Etiopía y consiguió convertir al catolicismo al  emperador Susinios, aunque sus sucesores abrazaron posteriormente la fe ortodoxa.

Nilo Azul

En abril de 1618, Páez se convirtió en el primer europeo en llegar al lago Tana, la  fuente del Nilo Azul,  en el noroeste de Etiopía. Desde muchos siglos atrás, la localización de las fuentes del Nilo había sido el foco de todo tipo de especulaciones. Expediciones egipcias, griegas, persas, y romanas habían navegado el río en busca de su fuente, sin embargo no hay constancia de que lograran su objetivo.

Dos siglos y medio después de su descubrimiento, John Hanning Speke avistó por primera vez las fuentes del Nilo Blanco (1859).

Páez falleció en Etiopía en 1622.

Continúa leyendo

Biografía

Pío II

Publicado

en

Biografía de Pío II
Pinturicchio, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Pío II

Pío II, nacido como Enea Silvio Piccolomini (18 de octubre de 1405 – 14 de agosto de 1464)  fue un papa de la iglesia católica entre los años 1458 y 1464. Nacido en una familia aristocrática empobrecida, realizó estudios de derecho en Siena e inicialmente se dedicó a la poesía y al estudio de los clásicos. En 1432 asistió al concilio de Basilea, tras lo cual entró al servicio de los prelados, mostrándose en un primer momento a favor del bando antirromano. Fue autor de varias obras y un notable humanista. Una vez elegido Papa, rechazó el conciliarismo y se enfocó en la organización de una cruzada en contra de los turcos otomanos, la cual no llegó a presenciar.

Vida

Natural de Corsignano, cerca de Siena, Piccolomini nació en el seno de una familia aristocrática empobrecida. Adquirió su formación mediante grandes esfuerzos, trabajando con su padre en las labores del campo hasta los dieciocho años. A esa edad, se trasladó a Siena, donde cursó estudios de derecho.  Participó en la vida bohemia  e inicialmente se inclino por la poesía y el estudió de los clásicos.

Para ganarse la vida se convirtió en secretario del cardenal Domenico Capranica. Con este asistió al concilio de Basilea en 1432, tras lo cual entró al servicio de los prelados. Realizó encargos y misiones peligrosas; se sabe participó en la tentativa, después descubierta, de rapto al papa Eugenio IV en Florencia en el marco del cisma por el antipapa Félix V.

Por su popularidad entre los asistentes al concilio y su adhesión a las corrientes antirromanas, en 1436 se le nombró secretario de los trabajos ligados al concilio. Con posterioridad fue secretario del antipapa en 1439, y legado del Concilio en la Dieta de Francfor en 1442. Allí recibió a modo de reconocimiento un laurel poético de manos del emperador alemán Federico III.

De este periodo datan algunos de sus escritos más conocidos, como el polémico Libellus (1440) en defensa del Concilio, la comedia Criside (1443-44)   y su novela al estilo de Boccaccio, Historia de dos amantes (1444). También escribió una compilación de poesías líricas amorosas completamente en latín.

Sus posiciones político-religiosas se tornaron moderadas luego de ejercer como secretario de la cancillería, al servició del emperador, en 1442. Fue embajador de éste en la Curia pontificia a partir de 1445. Al año siguiente se inició en la vida eclesiástica convertido en sacerdote (1446).Posteriormente fue obispo de Trieste en 1447, y de  Siena en 1450. En 1452 actuó como legado de los países alemanes  y en 1456 ascendió al cargo de cardenal.

Papa

A la muerte de papa Calixto en 1458, Enea fue elegido Papa con el nombre de Pío II. Como papa, intento fortalecer la Iglesia y  conciliar los estados italianos, constantemente en guerra. Sin embargo, poco pudo hacer ante los continuos dramas políticos. Aunque se destacó como humanista, durante su pontificado sus esfuerzos  se enfocaron casi por completo en la organización de una nueva cruzada en contra del imperio otomano. Llegó a convocar una dieta en Mantua, pero la iniciativa fracasó. No consiguió el apoyo necesario hasta 1464.

Entre tanto promovió la canonización de San Vicente Ferrer y de Catalina de Siena y fue protector de las artes, aunque con cierto recelo.

Murió en Ancona el 14 de agosto de 1464,  cuando se disponía a embarcarse a la gran cruzada.

Otras obras suyas son: Comentarios sobre los acontecimientos del Concilio de Basilea, Historia bohemica, Historia rerum Friderici III imperatoris y Cosmographia. Escribió numerosas epístolas.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad