Prosper Mérimée

Biografía de Prosper Mérimée
H.E. Capron [Public domain], via Wikimedia Commons

Biografía de Prosper Mérimée

Prosper Mérimée (28 de septiembre de 1803 -23 de septiembre de 1870) Dramaturgo, novelista e historiador francés, recordado por ser el autor de la novela corta Carmen (1845). Tras graduarse en Derecho, empezó a darse a conocer como dramaturgo publicando varias obras bajo distintos seudónimos. Hacia mediados de los veinte incursionó como novelista con el Teatro de Clara Gazul (1825) y en 1845, salto a la fama con Carmen. Otros relatos sobresalientes son: La Jecquerie (1828), El vaso etrusco (1830), La Venus de Ille (1840) y Lokis (1868).

Primeros años

Nació en París, Francia, hijo de Anne-Louise y Léonor Mérimée. Al terminar sus estudios en el Liceo Henri IV, su padre lo disuadió de dedicarse al arte, en cambio estudió Derecho; se graduó en 1823. Mas tarde profundizó en el estudio de diversos idiomas, entre estos el español. Para ese entonces, Mérimée había entablado amistad con Stendhal, Eugène Viollet-le-Duc, Victor Cousin y Émile de Girardin.

Obra y trayectoria

Tras graduarse comenzó a trabajar en el Ministerio de Comercio; al mismo tiempo empezó a publicar sus primeros relatos teatrales, debutando con Cromwell en 1822. Tres años después debutó como novelista con la obra Teatro de Clara Gazul (1825), la cual publicó bajo el nombre de una actriz. Gracias al éxito que tuvo la obra, Mérimée fue invitado a los salones literarios más importantes de la época.

Unos años más tarde, publicó el compendio de canciones La Guzla (1827); el éxito que este tuvo fue tal que en poco tiempo fue traducido a diferentes idiomas. En 1828, presentó La Jecquerie, seguida de La familia Carvajal y un año después publicó La Crónica del reinado de Carlos IX (1829), obra que puso en alto su nombre. Ese mismo año, Mérimée, comenzó a publicar sus famosos relatos cortos. Los primeros en ver la luz fueron Mateo Falcone (1829), Tamango (1829) y La perla de Toledo (1829). Posteriormente publicó La Partie de trictrac y El vaso etrusco.

En ese mismo periodo aparecieron las comedias La ocasión (1830) y La carrosa del Santísimo Sacramento (1830). En esta época comenzaron sus viajes a España, donde conoció a la condesa de Montijo y su hija Eugenia, la futura emperatriz de Francia. A su regreso, comenzó a trabajar en el Ministerio de Marina como jefe de gabinete del conde Antoine Maurice Apollinaire d’Argout. Posteriormente trabajó en el ministerio del Comercio y el del Interior. Fue además nombrado inspector de los monumentos históricos.

En ese entonces publicó Las ánimas del Purgatorio (1834), La Venus de Ille (1840) y su tan famosa Carmen (1845); esta última es considerada su obra maestra. Carmen cuenta la historia de Don José y su obsesivo amor por la seductora Carmen, quien muere en manos del exmilitar tras haberse unido a torero Lucas. Esta obra se convirtió en un clásico al ser inmortalizada con la opera de Georges Bizet.

Con el paso de los años, Mérimée, comenzó a consagrarse cada vez más en su labor como inspector, protegiendo gran parte del patrimonio histórico francés. Al mismo tiempo realizó varios viajes a España y Turquía, para luego publicar Études sur l’histoire romaine y Monuments hélleniques. En 1844, fue nombrado miembro de la Académie française, sucediendo a Charles Nodier. Unos años tarde publicó Historia de don Pedro, rey de Castilla (1848), seguido de Los falsos Demetrios (1855) e Historia de Julio Cesar.

Durante sus últimos años se dedicó por completo a la traducción de las obras de Nikolái Gógol y Aleksandr Pushkin. Sus últimos trabajos fueron: La chambre bleue, Les cosaques d’autrefois y Lokis.

Prosper Mérimée, falleció el 23 de septiembre de 1870 en Cannes, Francia.

 

To Top

#FrenarLaCurva