Conquistadores

Pedro de Valdivia

Biografía de Pedro de Valdivia
Federico de Madrazo y Kuntz [Public domain]

Biografía de Pedro de Valdivia

Pedro de Valdivia (17 de abril de 1497 – 25 de diciembre de 1553) soldado y conquistador. Nació en la región de Extremadura, Corona de Castilla, España. Su familia tenía tradición militar y estaba llena de hombres que gozaban el título de hidalgos, la Casa de Valdivia. Sus padres: Pedro Onças de Melo e Isabel Gutiérrez de Valdivia, ambos pertenecientes a la nobleza. Debido a su influencia familiar decidió y encontró un gran gusto por la vida de las armas. En ese sentido, Valdivia participó en las campañas de Flandes y en las guerras de Italia.

Valdivia fue definido como un hombre era de poca estatura, pero muy valiente, alegre, de genio afable, decidido y muy generoso. Afirmaba Carlos V que era un notable escritor. Desde muy joven, Pedro de Valdivia estuvo en las campañas de Italia, en 1534, luego se trasladó a Venezuela, y desde allí a Perú. Gracias a su buen desempeño Francisco Pizarro le nombró maestre de campo por, ello fue el apoyo de Diego de Almagro. Debemos indicar que había cierta preocupación por parte del español porque no había muchos soldados y los aventureros no estaban interesados ​​en la conquista de dichas tierras al no tener la certeza de encontrar riquezas.

Por otra parte, mientras se preparaba para la expedición, en ese momento, el español y adelantado Pedro Sancho de Hoz obtuvo una cédula real que le otorgaba la exploración de las tierras del sur. Ante esto, Francisco Pizarro aconsejó a los dos conquistadores firmar un contrato de asociación, y el 28 de diciembre de 1539, firmaron. Luego, se inició la batalla de Las Salinas que culminaron de manera exitosa. A Valdivia se le otorgó una encomienda en el valle de la Canela y una mina de plata en Porco, y le encargó la conquista de Chile.

Valdivia fue un hombre muy curioso y realizó varias exploraciones en busca de tierras sin conquistar y aptas para la explotación. Entonces, salió de Cuzco hasta Chile en 1540 con un ejército de cincuenta hombres, donde exploró los valles del Copiapó, el Coquimbo y el Mapocho. A orillas del río Mapocho fundó en febrero de 1541 Santiago de la Nueva Extremadura, este sirvió de base para la exploración y la conquista de otras zonas aledañas. Pero, tuvo que afrontar la feroz resistencia de los indígenas de Aconcagua: destruyeron Santiago, y tuvo que ser reconstruida. Aunque esto tardó sus futuras expediciones no las estancó totalmente. Para 1544 fundó la ciudad de La Serena, en el valle de Coquimbo, con la intención de generar comunicación con Perú.

Valdivia solicitó a la corte recursos para continuar con la exploración a Perú, pero no tuvo la respuesta deseada. Así que, Pedro de Valdivia se presentó en Lima en 1547. Allí intervino en las guerras civiles al lado del partido del virrey y obtuvo su cargo de gobernador de Chile en 1549. Por varios meses tuvo una cruenta lucha desigual con los araucanos, Valdivia se impuso finalmente a estas poblaciones y emprendió nuevas expediciones por el territorio chileno, fundando otras ciudades: Concepción (1550) y Valdivia (1552). Pero nuevamente se levantó la resistencia indígena.

Los caudillos araucanos Caupolicán y Lautaro encabezaron una sublevación general. Las fuerzas de Valdivia fueron sorprendidas por los indios en Tucapel. Para 1557 Valdivia le ordenó a García Hurtado de Mendoza la reconquista y pacificación de Chile. Este hombre logró derrotar a Caupolicán en 1557. Uno de los acompañantes de Hurtado de Mendoza fue Alonso de Ercilla, quien relató las historias y hazañas de conquista a manera literaria en su célebre poema épico La Araucana. Para ese momento, se encontraba lejos de su esposa doña Marina Ortíz de Gaete ya que se habían alejado cuando el español se embarcó con destino a Venezuela.

Su nombre era muy respetado por los españoles y demás conquistadores. Cuando triunfó contra Diego de Almagro en la batalla de las Salinas consiguió una importante zona para la explotación. Valdivia consiguió una nueva esposa: doña Inés de Suárez, quien fue muy importante en varias de sus expediciones y en la conquista de Cuzco. Valdivia tuvo que afrontar y resistir a las inclemencias del clima y de los ataques en mar abierto. Especialmente cuando desembarco en Chile. hizo frente a una conjura de almagristas. Para consolidar su nombramiento tuvo que marchar a Perú, para servir a Pedro de La Gasca y estar al lado de Gonzalo Pizarro en la batalla de Xaquixahuana.

Así fue como Valdivia consiguió rey el cargo de gobernador y capitán general de Nueva Extremadura. Pedro de Valdivia fue capturado y asesinado en una campaña contra los indios araucanos el 25 de diciembre de 1553. La ciudad de Valdivia en Chile lleva su nombre en su honor. Es necesario indicar que en ocasiones el éxito de sus campañas se debió a su postura como líder brillante y valiente que en ocasiones expuso su vida para defender a sus hombres.

Ir arriba