Knut Hamsun

Knut Hamsun
Portrett av Knut Hamsun / Libre de derechos

Biografía de Knut Hamsun

Knut Hamsun (4 de agosto de 1859 – 19 de agosto de 1952) novelista, guionista y poeta noruego. Nació en la zona rural de Vaga, Noruega. A la corta edad de tres años sus padres decidieron trasladarse a la localidad noruega de Hamaroy, pero en este lugar su familia nunca pudo adaptarse a la cultura y tampoco al inclemente clima de Polar Ártico. Desde pequeño desarrolló una personalidad errante y aventurera, igualmente la mayoría de los oficios durante su vida fueron de este tipo: zapatero en Bodö, carbonero, maestro de escuela, picapedrero, obrero de carreteras, empleado comercial, vendedor ambulante y escribiente de un puesto de policía.

En 1882 Hamsun decidió trasladarse a los Estados Unidos, donde permaneció trabajando en diversos oficios: agricultor en Dakota, fue tranviario en Chicago, y dio conferencias en Minnesota ante un pequeño grupo de compatriotas, hasta 1888 sin mucho éxito. En este sentido, Hamsun decidió retornar a su país de origen. Su experiencia como emigrante, fue clave para la escritura de su obra La vida espiritual de la América moderna (1889), donde realizó una crítica irónica y amarga de la vida norteamericana, décadas después calificó su texto como pobre e infantil.

Desde joven, Hamsun desarrolló ideales anarquistas y asimismo estuvo de acuerdo con los postulados antiigualitarios y racialistas. Por ejemplo, en la obra mencionada anteriormente expresó su recelo hacia el mestizaje, en donde expresó que los negros no eran más que eso y que Estados Unidos no ha podido fundar una élite intelectual, sino que se ha presentado como un criadero de mulatos. Era un amante de las obras de Ibsen, Björnson, Strindberg, Zola, Tolstoi y Dostoievski. Para este periodo redactó la obra que le aseguró la fama: Hambre, en esta obra relata la difícil situación económica de su país en ese momento. Además, en esta novela figura por primera vez la creación de Knut Hamsun un héroe, presentado como un nómada perdido en la civilización y que tiene por objetivo retornar al bosque nativo.

Generalmente su obra posee un carácter esquemático del naturalismo y se opone el análisis del alma humana en su incoherencia y su misterio, en suma, se inclinó por el estilo científico: el impulso lírico y musical y el lenguaje de lo involuntario e indescifrable. A su obra célebre siguió una trilogía dramática inspirado por la lectura de Nietzsche: A las puertas del Reino (1895), El juego de la vida (1896) y Ocaso (1898). Posteriormente, publicó la colección de composiciones líricas El coro salvaje (1904).

Hamsun también se destacó por la creación de cuentos, relatos de viajes y episodios de la existencia vivida, siempre relacionados con la temática de Hambre. Las obras que siguieron esta temática fueron Pan (1894), Siesta (1897), Victoria (1898), Un país de ensueño (1903), Un vagabundo toca con sordina (1909), Hombres de hoy (1913), Los frutos de la tierra (1917), etc. Su reconocimiento y admiración fue tal que fue galardonado con el Premio Nobel en el año 1917. Algo común en los personajes de Hamsun es su creación a través de la caracterización psicológica.

Pero, no podemos negar la influencia de autores como Dostoievski y Mark Twain, su naturalismo místico presentó probablemente la expresión más original de la poesía noruega luego de Ibsen. Pan es considerado por la crítica uno de sus mejores títulos, aparece invadido por el sentimiento panteísta de la naturaleza. Por el contrario, en Los frutos de la tierra, se percibe un carácter religioso, reflejada en la persona del aventurero Isak, gigantesco dominador y casi divinidad, situado sobre el fondo de la fecunda tierra de la cual surgió.

En este momento la vida de Hamsun había cambiado era ahora un padre de familia y hacendado. Para este periodo desarrolló diversas obras llenas de misantrópicos sarcasmos y de paradojas falaces, que, aunque difícilmente permitieron vislumbrar una excepcional intuición psicológica, sobre todo al presentar los vicios más detestados por el autor: la presunción y el dogmatismo. Esto fue realizado en obras como Mujeres en la fuente (1920) y Último capítulo (1923). Luego de estos títulos retorno al tema de la antítesis naturaleza-cultura en novelas como: Vagabundos (1928), Augusto (1930), La vida continúa (1934), El círculo se ha cerrado (1937).

Su vida durante la Segunda Guerra Mundial estuvo atravesada de diversos problemas emocionales y mentales, su personalidad conservadora, arrogantemente antidemocrático y germanófilo. Sus publicaciones en favor de la invasión Nazi y del régimen alemán, fueron cuestionadas en vida y en mayor medida de su muerte. Su admiración por Hitler fue tal que, en 1943, envió su medalla del premio Nobel como regalo a Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich.

Al finalizar la guerra, multitudes enfurecidas en las principales ciudades de Noruega quemaron los libros de Hamsun como un acto de rechazo a sus actos. Esta situación realmente apagó su popularidad en gran medida. El tribunal noruego abrió un proceso en su contra, en donde se declaró enfermo mental y se le quitaron todos sus bienes. Mientras estuvo internado Hamsun escribió: Por senderos donde crece la hierba.  Finalmente, Hamsun murió el 19 de febrero de 1952 en el psiquiátrico. A pesar del descredito de sus últimos años, la influencia de Hamsun es innegable en autores como Thomas Mann, Gorki, Miller o Auster.

To Top