Artistas

Jean Fouquet

Biografía de Jean Fouquet
Jean Fouquet [Public domain], via Wikimedia Commons

Biografía de Jean Fouquet

Jean Fouquet (h.1416- h.1481) Nació en Tours, Francia. Pintor y miniaturista francés, considerado una de las figuras claves en la renovación de la pintura francesa del Siglo XV. Se conocen pocos detalles sobre la vida del pintor antes de la década de 1440, momento en el que este vivía en Roma; durante su estancia en esta pintó un retrato del Papa Eugenio IV, el cual no se ha conservado. Fouquet fue uno de los pintores más relevantes de su época, en su obra puede percibirse la influencia de los pintores del quattrocento italiano, como Fra Angélico y los pintores flamencos Hubert y Jan van Eyck. A lo largo de su carrera se destacó como pintor de la corte de Carlos VII, consiguiendo poco tiempo después el título de pintor real en el reinado de Luis XI; en esos años realizó sus obras más reconocidas, como Díptico de Melun, y Madonna and Child.

Fouquet inició su formación artística en su ciudad natal, posteriormente viajó a París e Italia, donde probablemente continuó estudiando, junto a destacados artistas de la época. Poca información se tiene sobre la vida del pintor antes de su viaje a Roma hacia el año 1443, permaneció en esta por cuatro años, en estos años entro en contacto con las obras de los pintores quattrocento italiano, la cual influyó fuertemente en la obra del pintor, esta influencia puede verse en las obras que abordan temáticas religiosas como Enthronement of the Virgin or, The Trinity in its Glory , Virgin and Child, el Díptico de Melun y Madonna and Child; por este mismo periodo pintó el retrato del Papa Eugenio IV, cuadro que desapareció años más tarde. A finales de la década de 1440, regresó a Francia, donde empezó su exitosa carrera artística.

 

Trayectoria artística de Jean Fouquet

Tras una breve estancia en Roma, en la cual comenzó a pintar retratos, regresó a Francia, donde su carrera artística fue impulsada fuertemente, ganando el reconocimiento de figuras importantes de su época como el noble Étienne Chevalier, y el rey Carlos VII. Poco tiempo después de establecerse fue nombrado pintor de la corte de Carlos VII, puesto que ejerció durante todo el reinado de Carlos VII y parte del reinado de Luis XI, quien, en 1475, le nombró pintor real. En el trascurso de estos años al servicio de la corte, Fouquet, realizó sus obras más exaltadas como el Díptico de Melun, y Madonna and Child.

Madonna and Child, Jean Fouquet.

Entre finales de la década de 1440 y 1450, Fouquet pintó variadas obras en las que abordó temáticas religiosas, entre estas sobresale Enthronement of the Virgin or, The Trinity in its Glory, pintura en la que se observa a la trinidad rodeada por ángeles y gran cantidad de religiosos con sus túnicas, en esta Fouquet, prestó especial atención a los detalles y aplicó colores de la gama de ocres, resaltando a ciertos religiosos con otros colores como el blanco, rojo y verde. En el trascurso de la década de 1450, realizó obras como Martyrdom of St. Apollonia Heures d’Étienne Chevalier (1450), The Martyrdom of St. James the Great (1452-1460), Madonna and Child (1450), Díptico de Melun (1450),  The Ascension of the Holy Spirit (1455) y Retrato de un hombre (1456), pinturas en las que se percibe la influencia de los pintores del quattrocento italiano y los pintores flamencos, entre estas sobresalió el díptico Madonna and Child, obra en la que Fouquet, representó a la Virgen y el niño rodeados por ángeles de colores azul y rojo.

En Madonna and Child, se ve reflejada la mezcla de influencias y estilos que el artista apropio y renovó, como la influencia del arte de Flandes y el Quattrocento Italia, percibida en los ángeles y la composición de la obra, asimismo, puede verse la influencia de Jan van Eyck en la textura y los efectos de luz, así como el peso del trabajo de Paolo Uccello y Piero della Francesca, reflejado en la construcción geométrica del espacio y  la importancia dada a las formas puras como la cabeza de la Virgen y los pechos de esta. Además de dedicarse a la pintura Fouquet, trabajó como iluminador de manuscritos miniados, códices decorados con delicadas ilustraciones realizadas por reconocidos artistas de la época, en este ámbito artístico Fouquet, se destacó por la creación de miniaturas, en las cuales prestó especial atención al detalle y aplicó sus conocimientos sobre perspectiva aérea. Entre sus trabajos más destacados de esta faceta están las ilustraciones del Libro de las horas de Étienne Chevalier, las Antigüedades judías de Flavio Josefo y la Gran Crónica de Francia; en la obra de Flavio están incluidas las ilustraciones sobre el sitio de Jericó y la construcción del templo de Jerusalén.

En las ultimas décadas de su carrera realizó variadas ilustraciones en las que abordó temáticas históricas, como Battle of Gilboa Flavius ​​Josephus, Entry of Charles V in Paris, Coronation of Louis VI, Coronation of Charlemagne,Back in England Isabella of France y  Death of William Longsword; algunas de estas forman parte de las Antigüedades judías de Flavio Josefo y la Gran Crónica de Francia. Durante este periodo Fouquet, era reconocido como una de las figuras claves de la escuela de pintura francesa y su obra influía fuertemente en las obras de los jóvenes pintores de Francia, influencia que se extendió por todo el Renacimiento. Tras una larga y exitosa carrera, Fouquet, falleció el hacia el año 1481, en Francia.

Ir arriba