Síguenos en redes

Historia

Guerra contra el narcotráfico en México

Historia de la Guerra contra el narcotráfico en México
Diego Fernández (autor original) / vendida con "copyright compartido" a la Agencia de Fotografía AP México (autor secundario) [Public domain], via Wikimedia Commons

 Guerra contra el narcotráfico en México

La historia de la guerra contra el narcotráfico en México inicia en 2006, bajo el gobierno de Felipe Calderón, el cual mencionaba como justificación para este conflicto el aumento en la violencia y el consumo de drogas; el aumento en la percepción de inseguridad por parte de los ciudadanos y los nexos encontrados entre los carteles y el gobierno mexicano. En diciembre de 2006, envió a más de 6.500 soldados a Michoacán, Estado donde la presencia de los carteles estaba tomando fuerza y se llevaban a cabo una serie de asesinatos entre carteles que pugnaban por el territorio para comerciar, anteriormente en este Estado se habían generado operaciones contra los carteles, sin embargo, estas fracasaron, teniendo esto en cuenta la guerra de Calderón contra los carteles inicia ahí, esta se conoció como el Operativo Conjunto Michoacán.

Esta operación en Michoacán dejo un gran rastro de violencia, los continuos ataques contra los carteles fueron percibidos como mal planeados y dejaron pocos resultados, no significaron un detrimento en el movimiento de las drogas por el Estado, solo generaron más violencia y esta se extendió por todo el territorio, el cual estuvo sumido en el terror por las repercusiones de cada operativo; los narcos tomaron represalias contra la sociedad civil y la policía fue incapaz de enfrentar la superioridad numérica y el arsenal del cual estos disponían.

En el trascurso del gobierno de Calderón surgieron personalidades como José de Jesús Méndez Vargas, Nicandro Barrera, Nazario Moreno González, Enrique Plancarte Solís y Servando Gómez Martínez, los cuales fortalecieron el imperio de las drogas, llegando a infiltrarse entre los policías y adelantarse a cada operativo, en resumen las acciones de Calderón, no llegaron a infringir daño en la estructura criminal de los narcotraficantes, por el contrario, las fuerzas oficiales fueron gravemente afectadas, más de cuarenta oficiales federales  y treinta siete militares perdieron la vida en combates ante los grupos criminales.

Entre 2006 y 2012, ocurrieron acontecimientos que dejaron marca en la población y la historia de México, como: el atentado del durante la ceremonia del Grito de Independencia (15 de septiembre de 2008) en el cual se usaron granadas de fragmentación contra la población civil que celebraba; “El Michocanazó” de 2009, operativo en el que se capturaron 27 funcionarios del Estado, entre estos: 1 juez, 16 funcionarios de altos cargos y 11 presidentes municipales, todo tenían nexos con el crimen organizado; también fue progresivamente aumentado el número de homicidios en Michoacán de 1.349 homicidios en 2006 a 2.287 en 2012.

En 2012, asume el poder Peña Nieto, el cual continua con la labor de Calderón, bajo su gobierno se dio la mediática captura del capo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, líder del cártel de Sinaloa”, el cual posteriormente escapa, es recapturado en Sinaloa y extraditado a Estados Unidos donde hoy cumple su condena. Con el paso del tiempo y el cambio de presidentes (Calderón, Peña Nieto y López Obrador) ha continuado la guerra contra los carteles que ha dejado una estela de sangre, violencia y corrupción, la cual ha sido ampliamente criticada en los últimos años, puesto que, la estrategia del Estado contra los carteles fue poco productiva e incluso si capturaban a hombres como, el líder del cártel de Juárez, Vicente Carrillo Fuentes,”Viceroy” (2014); Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo” (2009), cabecilla del cártel de Sinaloa; Arturo Beltrán Leyva, conocido como “El jefe de jefes”, líder del cártel de los Beltrán Leyva y Mario Armando Ramírez (2013), cabecilla del cártel del Golfo, entre otros; poco ha cambiado el escenario, dado que capturar a un cabecilla no ha significado el fin del cartel, solo ha garantizado la división y la lucha por el territorio entre sus aliados, patrón que se ha reflejado año tras año en las regiones de Zamora, Jalisco, Michoacán, Yurécuaro, Sinaloa y otras; el ataque a los carteles y la estructura criminal solo expandió el territorio en que estos se movían y con ellos la violencia.

Coste de la guerra contra el narcotráfico

Esta guerra ha sido librada con la inversión local y extranjera por parte del gobierno estadounidense, el cual ha invertido más de 1.405 millones de euros desde 2008, por medio de la Iniciativa  Mérida. Este flujo de dinero para el combate de la estructura criminal ha derivado en corrupción, numerosos políticos y agentes de las fuerzas armadas han caído por esto, en la actualidad este es uno de los puntos más criticado sobre el actuar de las autoridades, que se han implicado en la estructura que combatían, teniendo nexos o siendo parte de los grupos delincuenciales. Ahora bien, el coste económico no se compara con el coste humano, desde el inicio de la guerra han sido asesinadas más de 200.000 personas y se encuentran desaparecidas alrededor de 50.000 personas, sobre este se debe resaltar el caso de septiembre de 2014, mes en que desaparecieron 43 estudiantes en Iguala, los cuales se presumen fueron atacados por policías corruptos y posteriormente entregados a los carteles.

Logros

Los operativos iniciados en 2006, permitieron la captura, extradición o asesinato de 101 de los 122 capos más buscados según el listado creado por Calderón y Nieto, asimismo, fueron incautadas toneladas de cocaína y destruidas grandes hectáreas de cultivo de opio y marihuana; es necesario rescatar que estas acciones contra los carteles no han logrado disminuir los índices de violencia o el movimiento de las drogas, el cual ha aumentado en los últimos años y similarmente la violencia de los carteles, estos han demostrado por medio de asesinatos la crueldad detrás de estos, como ejemplo se puede tomar las acciones de los Zetas, quienes asesinaron a un grupo de migrantes, o las mórbidas exhibiciones de cadáveres con mensajes en alusión a pugnas entre carteles.

La guerra contra el narcotráfico ha cambiado la escena mexicana en diversas formas, por un lado las capturas de los capos, han resultado en la división y formación de grupos delincuenciales más pequeños y despiadados, no es necesario mencionar cada uno de los ataques orquestados por estos, pues son encontrados en redes sociales a las cuales son subidos por los grupos, por otro lado, como es frecuente en ambientes violentos en donde el Estado es poco efectivo, en México surgieron los movimientos de autodefensa, como Los Caballeros Templarios de Michoacán, entre otro, los cuales ha tomado fuerza en los últimos años y las fuerzas del Estado se han quedado cortas al luchar contra las autodefensas y los carteles, también se debe destacar que las autoridades mexicanas han cometido abusos, los cuales han sido denunciados por grupos defensores de derechos humanos, la presión del gobierno a estos, ha desencadenado el uso de métodos de tortura y otras estrategias que permitan justificar la continuación de la guerra, aunque es claro que esta no ha terminado el espiral de violencia o ha acabado con los carteles; todo lo anterior motivó el desplazamiento de miles de personas que huyen de la violencia y los abusos policiales

Advertisement

Escritores

Celebridades