Edgar Degas

Edgar Degas
Dominio Público

Biografía de Edgar Degas

Edgar Degas (19 de julio de 1834 – 27 de septiembre de 1917) pintor impresionista. Proveniente de la ciudad francesa de París. Su familia era de clase alta y le brindaron todo el apoyo necesario, al salir del colegio empezó a estudiar derecho, pero al poco tiempo decidió retirarse para iniciar en el mundo de la pintura. Aunque su madre no estuvo muy de acuerdo, su padre le apoyo debido a su sensibilidad por lo artístico. Así que, para 1853 acudió al taller del pintor Félix-Joseph Barrias. Un año después recibió las enseñanzas de Louis Lamothe, seguidor de Jean Auguste Dominique Ingres, los autorretratos que realizó entre 1854 y 1858 muestran una gran influencia de Ingres. Su condición social le permitió codearse con los mejores pintores de Paris y formarse en la tradición clásica como autodidacta a través de múltiples viajes.

Decidió trasladarse por un lapso a Florencia, específicamente a la casa de su tío el barón Bellelli. En este lugar, Degas tuvo acceso a copias y originales de Rafael Sanzio, Andrea Mantegna, Piero Pollaiuolo, Domenico Ghirlandaio y Sandro Botticelli. A este personaje se le dificultaba mucho entablar relaciones sociales con las personas, por su carácter tímido y retraído. Por ello, tener acceso a estos archivos fue un gran privilegio para él.

Decidió visitar al Louvre para estudiar a los grandes maestros del Renacimiento.  Luego de aprender gran cantidad de cuestiones sobre el arte renacentista, comenzó pintando temas de apocas antiguas como Las muchachas espartanas provocando a la lucha a sus compañeros. Ahora bien, en las obras de Degas, usualmente, el pasado alimenta al presente para proyectarse en el futuro. Ejemplo de ello es el retrato familiar de La familia Bellelli (1858). Ellos eran parientes de su padre que vivían en Florencia. Degras logra transmitir el ambiente tenso y nostálgico que hay en el cuadro porque hace pocos días había muerto el padre de la mujer.

El pintor regresa a París, tras una estancia en la villa Médicis de Roma, Degas realizó el retrato de Mademoiselle Fiocre en el ballet La Source (1868), esta obra es muy importante porque representa su aparición en el panorama artístico parisiense. En este mismo año realizó el retrato del fagotista Désiré Dihau, llamado Orquesta de la ópera (1868). Tras la visión instantánea y objetiva de encuadre se esconde una compleja composición que insinúa el establecimiento de nuevas reglas para la representación realista de la imagen de dicha época.

Algo muy particular de este artista parisino fue su negativa a realizar la pintura al aire libre, su obra posee indudables resonancias realistas e incluso clásicas. A pesar de hacer parte del movimiento impresionista y participar en siete de las ocho exposiciones del grupo y mantener diferentes contactos con todos los pintores que lo constituían siempre marcó la diferencia, como consecuencia, las relaciones de Degas con el movimiento impresionista fueron muy complejas.

Las pinturas de Degas estuvieron asociadas a las prácticas cotidianas como la música, el baile o la escena. En menor medida se relacionó con el paisaje. Una de las obras que narran un momento en donde su padre asiste a una velada musical es El padre de Degas escuchando a Lorenzo Pagans (1869). En este retrato se capta fielmente las expresiones del reconocido músico y de su padre que lo escucha encantando. La habilidad de capturar este momento con todas sus emociones fue muy admirado por otros artistas del momento.

Posteriormente, el artista se trasladó para participar en la guerra franco-prusiana, alistándose en la Guardia Nacional. Luego de su tímida participación volvió a París y frecuentó el ballet de la Ópera de la calle Peletier, iniciando sus primeras y míticas series de bailarinas hacia 1872. Dos años después, llevo su pintura a una de las muestras impresionistas, su obra fue una de las menos criticadas gracias al perfecto dominio del dibujo, y su fiel representación de la realidad.

Con algo de reconocimiento y fama por esta participación impecable, decidió participar activamente en la organización de la tercera exposición impresionista que se celebró en 1877. Para este momento su pintura recibió la influencia de Émile Zola y de las tertulias en Guerbois, así que se inclinó por los temas sociales. De esa década podemos destacar Las planchadoras (1884) y La absenta (1876), obra en la que el artista se solidariza retratando dos personajes marginales, un mendigo y una prostituta, cuyos atuendos combinan sutilmente con sus respectivas bebidas. La perspectiva de la obra apunta a una preocupación por lo social.

Las obras en las que retrato figuras femeninas fueron reconocidas como una corriente que logró plasmar magistralmente las figuras femeninas en todas sus dimensiones: mujeres bailando, bañándose o secándose, captadas en ese instante preciso de la realidad. Así que, su pintura se consagró en gran medida por la representación de la mujer. Una de las más famosas obras fue La absenta (1876). En esta obra utilizó el retrato de una mujer para reflexionar sobre los perjuicios de la absenta una especie de bebida alcohólica que causó graves consecuencias en los consumidores, y posteriormente fue prohibido.

A partir de los años ochenta, Degas dejo un poco de lado el tema de las bailarinas; sin embargo, la idea de la mujer no dejo de estar vinculada a su vida artística y privada. Un motivo de ello, probablemente fue la pérdida de su madre cuando contaba apenas trece años. Además, nunca se casó nunca y tampoco se le conoció ninguna relación amorosa. Fue tildado en varias ocasiones de misógino. Lo cierto es que sus complejas relaciones con las mujeres influyeron notablemente en su arte y propiciaron las múltiples obras como en Clase de baile (1872), Bailarina sentada frotándose el tobillo izquierdo (1881) y Bailarinas entre bastidores (1890), o mientras realizan sus aseos cotidianos como en Mujer peinándose (1887); es uno de sus más clásicos desnudos o Mujer secándose el pelo al aire libre (1903).

Al morir, se destacó la habilidad de Degas para estudiar el comportamiento de las personas y la forma en que estas revelan su clase social a través de su fisionomía, postura, prendas y otros atributos. Luego de su muerte, acontecida el 27 de septiembre de 1917 a causa de una aneurisma cerebral, muchas de sus obras fueron restauradas y enviadas a diferentes museos de Francia y España.

 

Artículos recomendados

To Top