Inicio » Biografía » Celebridades » Dani El Rojo

Biografía de Dani El Rojo

Daniel Rojo Bonilla, nació el 2 de diciembre de 1962, conocido como Dani El Rojo, le apodaron como El Millonario por sus grandes gastos. Es uno de los ladrones bancarios más conocidos por sus golpes significativos, vaciando la caja de más de 150 bancos. Nació en una familia trabajadora, de un barrio popular de Barcelona, en el año 1962. Vivió el final del Franquismo, lo cual él dice que influyó en su mentalidad criminal. Entre los ocho y diez años ya pensaba en obtener objetos de forma fácil. El sentimiento de incertidumbre por saber si podría ser capturado le incitaba a querer actuar. Leyó a algunos autores norteamericanos de la generación beat tal como Bukowski y William Burroughs, mostrándole el mundo de las drogas y la decadencia de aquellos años. Entre los 11 a los 15 años se relacionó con “los chicos malos” que provenían de diferentes escuelas expulsados por mal comportamiento. En esos años organizó su primera pandilla influido por las películas de Bruce Lee.

El primer atraco, considerado por él como un robo a gran escala, entró en un estanco, imitando a Bruce Lee con los chacos, robó la caja registradora. Sacó 14mil pesetas y huyó en una motocicleta Vespa. Daniel cuenta que no planeó el robo, sólo actuó al escuchar el sonido de la caja registrador, al estar esperando el cambio de luces de un semáforo. A los 15 años, fuera de su casa, robaba entre tres o cuatro tiendas al día. El dinero que conseguía lo gastaba en Heroína, Cocaína, vivienda lujosa y buena comida. Quiso darse una vida de millonario planeando robos durante seis meses a establecimientos, tiendas, estancos y farmacias. El ritmo y la exigencia de la vida que escogió Daniel lo llevaron, a los 16 años, a cambiar los robos a pequeños negocios por los bancos. En los primeros robos entendió que no era necesario emplear la violencia para lograr su cometido. Con una sonrisa, armado, pero con un buen trato, llevaba a cabo los crímenes. Según él, las victimas le ayudaban, de forma inconsciente, con las declaraciones hacia la policía por el trato que les daba. A los 11 años fumaba tabaco. Entre los 12 a 13 años inició con la Marihuana, pero luego de los 15 años, a causa de las grandes cantidades de dinero que obtenía, se volvió adicto a la cocaína y la heroína.

El primer banco fue robado con la banda de colegio. Eran 3 hombres de 18 años, uno que hacía de chofer y otros dos que llevaban robando bancos desde antes que iniciara Daniel. La estrategia consistió en disfrazar a dos de los cuatro como mujeres que se acercaban a los guardias, el chofer estacionaba afuera y dos entraban a robar directamente. Daniel era el encargado de tranquilizar a los civiles para no llamar la atención desde la calle. Los que se disfrazaban de mujeres inmovilizaban a los guardas de seguridad y se quedaban con las armas. La duración del asalto exilaba entre 1 y 2 minutos, por lo que llegaron a roban hasta tres bancos en la misma calle por la lenta reacción, de 5 minutos, de la policía. Daniel robaba con un arma de fogueo, por lo que sus compañeros le exigieron conseguir un arma real. Él tomó una escopeta y le recortó la culata y el cañón. Robaban hasta completar dos millones de pesetas, en un tiempo de 5 días y se dedicaban a gastar todo lo robado los fines de semana. Daniel estuvo con esta banda alrededor de año y medio.

Rojo no pudo continuar haciendo asaltos con su banda debido a que contrajo hepatitis. Debió quedarse en casa mientras se recuperaba. Al tiempo de terminar con su enfermedad decidió ir a una nueva discoteca, con la sorpresa de encontrar, entre los integrantes de seguridad del establecimiento, a sus antiguos compañeros de escuela. Encontró en ese lugar la oportunidad de empleo, acto que alegró a su padre. La vida criminal aún era un secreto para la familia de Daniel. El dueño de las marcas en la que se encontraba aquella discoteca pertenecía a la mafia de España. EL círculo social que se gestaba en la discoteca proporcionó las condiciones necesarias para que Daniel se involucrara en robos aún más grandes. En 1979, un empelado de seguridad de un banco, conocido de la novia de El Rojo, entregó los datos necesarios sobre un carro de valores que contenía alrededor de 11 millones de pesetas. La banda, con la ayuda del trabajador del banco. El día pactado para realizar el robo Daniel se queda solo, su compañero no aparece. En el camino le pide ayuda a un amigo que trabajaba en la seguridad de la discoteca y ambos, tarde, se dirigen al banco. Mientras el chofer espera fuera, Daniel entra, aprovechando el ingreso de un miembro de la seguridad, somete y desarma a los guardas, tranquiliza a los civiles y se encierra con el director para que le abra la bóveda. Por primera vez, según Daniel, es su primer robo solo, llevándose 11.800.000 pesetas.

Al día siguiente del robo Daniel vuelve a trabajar en la discoteca llevando un reloj Omega de oro, una cadena Cartier en oro con un cristo, y hablando del automóvil Lancia Beta 2000 y la motocicleta Benelli 504. Que había acabado de comprar. Sus jefes, pertenecientes a Altos grupos criminales se enteraron de la hazaña. En ese momento, con 17 años, conforma un nuevo grupo de 6 personas, que contaban con más experiencia, para robar bancos de forma más organizada. Con cada nuevo atraco el grupo establecía una discoteca o casino ilegal iguales a la discoteca en la que Dani inició a trabajar en seguridad. A los 19 años, suceden dos acontecimientos que le significan a Dani la captura. El robo a una joyería, en la que tuvo que usar un arma para detener un auto de policía y escapar juega en su contra en el robo siguiente. Un vecino del establecimiento denuncia el atraco y en la captura comparan las marcas de la munición con el suceso pasado y, aunque este nuevo robo no sucedió, Daniel Rojo es capturado por aquel antecedente. Estuvo preso durante tres años. Gracias a la cantidad de dinero, su estadía en la cárcel La Modelo de Barcelona fue cómoda, dentro de las condiciones que implica la privación de la libertad. Consumía más droga de lo normal. Luego de pagar la condena, en el año 1984, Daniel sale, renuncia a los trabajos para la mafia y se dedica a trabajar en la empresa de su hermano, con toboganes.

De la cárcel sale con contactos de la mafia italiana que venían robando por toda Europa desde 1971. Dentro, Daniel servía de contacto para entrar droga y demás requerimientos de los italianos. En 1985, con 14 contactos conseguidos en prisión, se organizó en alrededor de 6 meses el robo a la central del Banco Hispanoamericano. El grupo se llevó, el 16 de agosto, alrededor de mil millones de pesetas. Usaron túneles de más de dos metros para llegar a las cajas en donde se guardaba el dinero. Actualmente ha escrito su historia en diferentes novelas y a trabajado como actor en tv e internet.