Confucio

Biografía de Confucio
Pixabay / Libre de derechos

Biografía de Confucio

Confucio o Kung Fu-Tse (literalmente «Maestro Kong») fue un pensador chino creador del confucianismo que se enfoca en una buena manera de vivir, una buena conducta de mano de un buen gobierno liderado por la caridad, la justicia y el respeto a la jerarquía, la tradición como elemento base, el estudio y la meditación.

Nació en el pueblo de Zou en el antiguo estado de Lu, actualmente reconocido como Shantung en China. La época de su nacimiento se estima en el 551 AEC y murió en 479 AEC. Al principio su familia tenía dinero pues eran terratenientes nobles del clan de los Kong, pero con la muerte del padre de Confucio, la familia quedó en la pobreza. Todo esto sucedió cuando Confucio tenía solo tres años, aunque a pesar de todo se dice que recibió una muy buena educación.

Ejerció como maestro y funcionario durante la dinastía Chu. En su ejercicio como funcionario trabajó para la administración del estado de Lu donde llegó a ser ministro de Justicia, aunque terminó dimitiendo pues no estaba de acuerdo con la política del príncipe.

«Aprende a vivir y sabrás morir bien». Confucio

Fue a los cincuenta años cuando comenzó sus enseñanzas viajando de un lado a otro y reuniendo discípulos. Se creó una fama como hombre de saber y carácter, gran defensor de las costumbres tradicionales y su figura se volvió tan amplía que llegó a cada rincón de China, Aunque intentó primero enseñarle a los nobles y príncipes tuvo que limitarse a los discípulos pues tuvo mayor cercanía con personas del común. Fue gracias a ellos que su pensamiento se difundió y así se creó el confucianismo o confucionismo. Parece que su pensamiento puede interpretarse como una respuesta al clima de lucha y desorden entre los señores feudales de su época histórica.

El confucionismo más que una religión es una ética, pues promueve comportamientos en pos de una mejor forma de vivir, y no menciona la divinidad porque nunca se refirió al más allá. “Hay que esperar lo inesperado y aceptar lo inaceptable. ¿Qué es la muerte? Si todavía no sabemos lo que es la vida, ¿cómo puede inquietarnos conocer la esencia de la muerte?”

. Se enfocó sobre todo en la moral personal frente a la orientación y conductas privadas hasta las normal de un buen gobierno, es decir el hombre como individuo y como ser social.

Es importante reconocerlo porque el pensamiento de Confucio sistematiza ideas de la cultura china y por tanto contribuyó en modelar la sociedad y la política; en ello podemos reconocer el altruismo, la tolerancia, el respeto, armonía social y cumplimiento del deber, lo que da cuenta de un pensamiento conservador (se notaba sobre todo por la importancia que le daba a la familia tradicional y el respeto y obediencia para con ellos). Para ejemplificar dicen que Confucio “Soñaba con el regreso a un pasado idealizado en el que un emperador sabio y bondadoso (el «hijo del Cielo») gobernara y fuera obedecido como un padre por sus hijos, en un clima general de paz y de orden”.

Aquí, una frase que muestra su posición frente a la familia tradicional:

“Bondad en el padre, piedad filial en el hijo; gentileza en el hermano mayor, humildad y respeto en el menor; comportamiento justo en el esposo, obediencia en la esposa; consideración humana en los mayores, respeto en los menores; benevolencia en los gobernantes, lealtad en los ministros y los súbditos”. Confucio

Sus ideas, al tener un matiz político, no fueron aceptadas por algunos dirigentes de la época; por ejemplo, durante la dinastía Ts’in fue perseguido. Aunque después, durante la dinastía Han, se convirtió en la filosofía oficial del Estado.

Una de las grandes influencias de Confucio fue Zi Zhaan quien introdujo el primer código jurídico en China, éste lo influyó en el escepticismo de la época en tanto la religión pues después de tantas guerras perdieron la fe en los dioses.

Parte de su figura está plagada de leyendas y ahí se cuenta que una vez mientras ocupaba el cargo de ministro de justicia mandó a ejecutar a un noble de Lu, Chao Chong Mao, pues le pareció que era un hombre indeseable con una característica muy peligrosa “era tan brillante y tenía tal facilidad de palabra que sería capaz de arrastrar a otros en sus errores”. También se pensó que durante una época hizo grandes reformas administrativas que se caracterizaron por su imparcialidad y la práctica erradicación del crimen. Pero dicen que finalmente, lo más probable es fuese un funcionario menor.

Finalmente, después de buscar, sin ningún resultado, a un gobernante que lo dejara hacer reformas regresó a Lu. Ahí paso el resto de su vida escribiendo sobre autores clásicos chinos que había utilizado como influencias en su pensamiento. Murió en Lu y fue enterrado en Qufu en el año 479. En 1994 el templo, la residencia de la familia Kong y el cementerio de Confucio fueron declarados patrimonio cultural de la humanidad por su gran influencia en la cultura China y en la occidental mucho tiempo después.

 

Artículos recomendados

To Top