Andrés Manuel del Río

Biografía de Andrés Manuel del Río

Biografía de Andrés Manuel del Río

Andrés Manuel del Río Fernández (10 de noviembre de 1764 — 23 de marzo de 1849) Científico y mineralogista hispano-mexicano, descubridor del eritronio (actual vanadio). Cursó estudios en España, Inglaterra, Francia, Alemania y Hungría y fue profesor de mineralogía en México.  En 1801, descubrió el eritronio, pero un error en el envió y posterior reconocimiento del mismo hizo que perdiera parte su autoría ante el “redescubrimiento” de Sefström. Amigo de Humboldt y autor de varios libros, en su momento llego a alentar la independencia mexicana. Fue discípulo de Antoine Lavoisier y diputado por Nueva España en 1820.

Estudios y carrera

Nacido en Madrid (España), en 1764, Del Rio llevaría a cabo su formación en el Instituto de San Isidro de Madrid. Posteriormente estudió física experimental en la Universidad de Alcalá de Henares y en 1872, entró en la Escuela de Minería de Almadén. Allí tuvo como maestro a Enrique Cristóbal Storr. Por su ya conocido talento y brillante curriculum, Del Río  accedería a varias becas al graduarse. Estudió química por cuatro años en París junto a Jean Darcet; formándose además en medicina general e historia natural.

Asistió luego a la Escuela de Minas de Freiberg y allí entro en contacto con Alexander von Humboldt y Abraham G. Werner. Al terminar se trasladó a Hungría para realizar su especialización en la Real Escuela de Minería de Schemnitz y en 1791, hizo una serie de visitas a las industrias metalúrgicas inglesas. A su regreso a París, tras el estallido de la Revolución Francesa, comenzó a frecuentar el laboratorio de quien fuera su maestro Antoine Lavoisier.

Con la llegada del “El Terror” en 1973, Del Río decide alejarse del convulso país y establecerse en México. Un año después su maestro moriría en la guillotina. Tras haber rechazado varias ofertas laborales en Inglaterra, en 1975 llega a México para dictar la cátedra de mineralogía

en el Colegio de Minería de México, entonces dirigido por Fausto de Elhuyar. Ese mismo año publica el primer tomo de “Elementos de orictognosia” (1975), obra que culminaría diez años más tarde.

Descubrimiento del eritronio (vanadio)

En 1801, mientras trabajaba en un estudio sobre el plomo en Zinopán, Del Río descubrió el eritronio, un nuevo metal, cuya autoría entraría en discusión años después con el “redescubrimiento” de Sefström. Ocurrió que Del Río envió las muestras de su descubrimiento a Humboldt, este envió una muestra al Instituto de Francia y otra a Jean Antoine Chaptal, quien al final terminaría perdiéndola. La muestra del instituto fue mal examinada y confundida por Cromo, por lo que su descubrimiento quedo en el limbo. Cuando Sefström descubrió el vanadio en 1830, se hizo público el descubrimiento de Del Río, no obstante, el elemento conservó su nuevo nombre.

Este tipo de confusiones serian una constante en esa época, debido no solo a la distancia que separaba a muchos investigadores, sino también a la pobre comunicación. Entonces tomaba años la aceptación de un nuevo descubrimiento y su difusión. A pesar del sin sabor que dejo el descubrimiento de Sefström, Del Río continuó con sus investigaciones y trabajo en México. Fue quien creo la primera fundición industrial de hierro y acero del país y toda Hispanoamérica y desarrollo además una bomba de desagüe similar a las que había visto en Hungría.

Últimos años

Conocido entonces por su inteligencia y arduo trabajo, en 1820 fue elegido diputado de Nueva España a las Cortes españolas. Allí manifestó claramente su apoyo al grupo independentista, sin embargo, en el momento en que inicio la expulsión de los españoles, decidió dejar el país de manera voluntaria.  A continuación, se trasladó a Filadelfia y allí participó por un tiempo en las actividades de la Sociedad Americana de Filosofía (o American Philosophical Society).

A su regreso a México, asume nuevamente la cátedra de mineralogía (1834) y en 1841, publica “Manual de Geología”, obra en la que habla sobre la flora y fauna mexicana. Del Río tradujo también la obra de Humboldt, D.L.G. Karsten, Martin Heinrich Klaproth, René Just Haüy y Jöns Jacob Berzelius.

Muerte

Del Río falleció en Ciudad de México, el 23 de marzo de 1849.

To Top