Connect with us

Religión

Santa Rosa de Lima

Publicado

en

Biografía de Santa Rosa de Lima
Dominio Público

Biografía de Santa Rosa de Lima

Santa Rosa de Lima fue una mística cristiana, reconocida por ser la patrona de América Latina, fue la primera persona de todo el continente americano, cuya santidad fue reconocida por la Iglesia Católica, Su fiesta se celebra en dos fechas respectivamente el 23 de agosto en algunos países y 30 de agosto en la mayor parte de América. Nació el 20 de abril de 1586 en Lima, Perú y fue bautizada bajo el nombre de Isabel Flores de Oliva; además, fue hija de María de Oliva y Gaspar Flores.

Por su belleza recibió popularmente el nombre de “Rosa” al que ella añadió “de Santa María” y el señor Arzobispo al momento de la confirmación le coloco definitivamente el nombre con el que hoy es conocida en todo el mundo.

¿Quién fue Santa Rosa de Lima?

Desde muy niña, Rosa se inclinó por la oración y meditación, un día rezando ante la imagen de la Virgen María le pareció que el niño Jesús le decía: “Rosa conságrame a mí todo tu amor” y desde ese instante se propuso vivir para amar a Jesucristo. Renunció a mostrar su belleza para no tentar a los hombres, se cortó el cabello y se cubrió el rostro.

Santa Rosa de Lima en su interior vivió un dilema: tenía vocación de religiosa contemplativa, pero por otro lado percibía el llamado a realizar esta vocación en el interior de su familia, trabajando por el reino de Dios desde fuera del convento.

A los 20 años ingresó al movimiento seglar de los Dominicos donde se propuso imitar la vida de Santa Catalina de Siena. En su casa construyó una cabaña donde meditaba el Evangelio, oraba y entraba en comunicación con Dios, con los hombres y la naturaleza.

En sus escritos, Rosa explicaba que la mortificación es necesaria para ser saciados, orientados y renovados por el Espíritu de Dios. También fue una mujer de mayores penitencias y mortificaciones.

Debido a que su padre no tuvo éxito en la mina donde trabajaba, la familia quedó en gran pobreza, por lo que Santa Rosa se dedicó a cultivar un huerto en el solar de su casa y en la noche realizar costuras para ayudar en los gastos del hogar. Atendía a los enfermos, ayudaba a los pobres y enseñaba catequesis a los niños. Participaba en la Eucaristía en el convento de Santo Domingo. Realizaba continuos ayunos y su abstinencia de carnes era perpetua. No tomaba bebidas refrescantes y cuando la sed la atormentaba le bastaba mirar el crucifijo y recordar la sed de Jesús en la Cruz.

En sus últimos años, se dedicó a la oración mística, con la mente en el cielo, con sus sacrificios y penitencias conseguía numerosas conversiones de los pecadores y aumento de fervor en los sacerdotes y religiosos.

Santa Rosa pasó los últimos tres años de su vida en la casa de Gonzalo de la Maza (Empleado rico del gobierno) y su esposa María de Uzategui quien tenía gran aprecio por ella. Durante la penosa y larga enfermedad que precedió a su muerte, la oración de la joven era: «Señor, auméntame los sufrimientos, pero auméntame en la misma medida tu amor.

Desde 1614 cuando llegaba la fiesta de San Bartolomé, el 24 de agosto, sintió una gran alegría explicando que en una fiesta del santo partiría para siempre al encuentro con Jesús. Y tal como lo decía sucedió el 24 de agosto de 1617, después de una terrible y dolorosa agonía murió de tuberculosis a sus 31 años de edad en la ciudad de Lima, Perú. Sus restos mortales se guardan en el subterráneo del convento de Santo Domingo.

Rosa fue beatificada el 15 de abril de 1668 por el Papa Clemente IX y canonizada por Clemente X el 12 de abril de 1671. Desde ese año fue declarada patrona principal de América, Filipinas y las Indias Orientales; además fue llamada Santa Rosa de Lima.

 

Algunas frases de Santa Rosa de Lima

«A parte de la cruz, no hay otra escalera por la que podamos llegar al cielo».

«Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús. No debemos dejar de ayudar a nuestros vecinos porque en ellos servimos a Jesús».

«La gracia va acompañada de la cruz».

«Oh Santo Rosario que contienes todos los méritos de la oración vocal y toda la virtud de la oración mental».

Biografía

Buenaventura de Fidanza

Publicado

en

Biografía de Buenaventura de Fidanza
Francisco de Zurbarán / Public domain

Biografía de Buenaventura de Fidanza

Juan de Fidanza o San Buenaventura (1221 -1274) fue un teólogo, místico y filósofo franciscano de origen italiano. Estudió teología en La Sorbona y fue discípulo de Alejandro de Hales. Pronto comenzó a dar lecciones a los frailes menores; intervino en favor de los clérigos mendicantes y en 1257, se convirtió en general de los franciscanos. Posteriormente fue nombrado obispo y cardenal de Albano por el papa Gregorio X. Por su obra es considerado uno de los máximos representantes de la filosofía medieval franciscana. Destacan: Quaestiones disputatae: De Scientia Christi (1254) e Itinerarium mentis in Deum (1259). Fue canonizado en 1482 y luego nombrado doctor de la Iglesia por el papa Sixto V.

Vida

Nació Bagnorea (Italia) hacia el año 1221. Su nombre de nacimiento era Giovanni o Juan da Fidanza. Cuando era pequeño fue curado milagrosamente por San Francisco de Asís, lo que le inspiro a unirse a la orden con el nombre de Buenaventura (palabra que habría mencionado el santo al curarlo). Ingresó a la orden hacia el año 1240

y luego de realizar estudios en el convento de su ciudad, se mudó a París estudiar teología en La Sorbona. Allí tuvo como maestro a Alejandro de Hales; al poco tiempo comenzó a enseñar. Compartió con Santo Tomás y junto a este defendió los intereses de los clérigos mendicantes.

Tras ser nombrado general de los franciscanos en el año 1257, tuvo que dejar su cátedra en la universidad. Esto no impidió que siguiera escribiendo. Respetado por su obra y pensamiento, fue nombrado cardenal y obispo de Albano por el mismo papa Gregorio X en 1273. Murió al poco tiempo, mientras se encontraba participando en el concilio de Lyon, el 15 de julio de 1874.

Obra de Buenaventura de Fidanza

Prolífico autor, e inspirado ciertamente en el pensamiento de San Agustín y Santo Tomas, San Buenaventura llego a publicar varias obras carácter teológico, en las cuales queda patente su misticismo y cercanía al neoplatonismo cristiano.  Al igual que Santo Tomas de Aquino, intento conciliar el pensamiento aristotélico con la tradición iniciada por San Agustín, rechazando, sin embargo, la metafísica

aristotélica. Para San Buenaventura la teología comenzaba con Dios y la filosofía, como el conocimiento de lo sensible, siempre estaba supeditada a la teología. Es por esto que en su obra se mantiene el apriorismo teológico agustiniano. Se preocupo también por la belleza y escribió algunas obras en contra de los averroístas.

Sus principales obras son: Commentarii sententiarum (1250-54); Quaestiones disputatae: De Scientia Christi (1254); Breviloquium (1254-57); De mysterio Trinitatis (1254); Reductio artium ad Theologiam (1254-55); De perfectione evagelica (1255); e Itinerarium mentis in Deum (1259).

Canonizado por el papa Sixto IV en 1482, el papa Sixto V le nombró doctor de la Iglesia. Su fiesta se celebra el 15 de julio.

Te puede interesar

Continúa leyendo

Biografía

Junípero Serra

Publicado

en

Biografía de Junípero Serra
Dominio Público

Biografía de Junípero Serra

San Junípero Serra (24 de noviembre de 1713 – 28 de agosto de 1784) Religioso franciscano español, famoso por su labor fundadora en California. Su nombre de nacimiento era José Miguel Serra y Ferrer. Fue ordenado en 1738 y enviado a México en 1749. Tras la expulsión de los jesuitas, estuvo al mando de las misiones en la Baja y Alta California. Jugó un importante papel en el establecimiento de las misiones de San Diego, San Antonio y San Francisco en la segunda mitad del siglo XVIII. Fue canonizado por el papa Francisco en 2015.

Primeros años

Nació en la localidad mallorquina de Petra el 24 de noviembre de 1713. Hijo de los modestos labradores Antonio Serra y Margarita Ferrer, desde muy joven sintió el llamado religioso. Cursó estudios en el convento franciscano de Petra y luego asistió a los San Francisco y Jesús de Palma en Mallorca.  Al terminar ingresó a la congregación como religioso y una vez pasó la aprobación cambio su nombre al de fray Junípero.

Doctorado en teología, en 1738, fue ordenado sacerdote y entre 1743 y 1749, sirvió como docente en la Universidad de Palma, ocupando la Cátedra de Teología.

Fray Junípero en México y California

Comprometido con la evangelización, en agosto 1749 sería enviado a México (entonces virreinato de Nueva España) como misionero apostólico. En el mismo viaje iba el que sería su biógrafo, Francisco de Palou. Inicialmente estuvo destinado la región de Sierra Gorda, aunque con la expulsión de los jesuitas termino manejando las misiones de la Baja California.

Durante su estancia en México, ocupó varios cargos directivos; incluso fue conocido por su participación en la inquisición. Una vez instalado en la Baja California, durante la segunda mitad del siglo XVIII, Junípero participaría activamente en la conquista de la Alta California y su evangelización. Fue participe del descubrimiento de Monterrey y tuvo rol destacado en la fundación de las misiones de San Diego, San Carlos, San Antonio y San Francisco entre 1769 y 1776. En 1782 fue fundada San Buenaventura. Todas estas misiones terminarían convirtiéndose en grandes urbes de lo que hoy se conoce como California.

La labor de Junípero en esta región fue tanto alabada como criticada. Las relaciones entre los nativos y los colonos fueron complejas; Junípero fue visto más como un conquistador que como un religioso. Se sabe que durante su estancia (queriendo o no) la población nativa se redujo drásticamente; y es que tras ser bautizados (a la fuerza en muchos casos), los nativos eran forzados a mudarse a las misiones, donde terminaban muriendo a causa de las pocas medidas de salubridad.

Los nativos tenían que enfrentarse entonces a las enfermedades, las misiones y los castigos de los evangelizadores y los conquistadores. Aunque muchos religiosos intervinieron en favor de los indígenas se sabe esto no cambio su situación frente a los colonos.

Muerte

Fray Junipero falleció el 28 de agosto de 1784 en la misión de San Carlos.

A pesar de las críticas, Junípero fue beatificado en 1988 por el papa Juan Pablo II y canonizado por el papa Francisco en 2015.  Su fiesta se celebra el 1 de julio.

Continúa leyendo

Biografía

Alberto Magno

Publicado

en

Biografía de San Alberto Magno
Dominio Público

Biografía de San Alberto Magno

Alberto Magno (c. 1193 – 1280) Filósofo y teólogo alemán, doctor de la Iglesia y figura prominente de la química del siglo XIII. Estudió matemáticas, filosofía y medicina en París y Padua y teología en Bolonia. Perteneció a la orden de los dominicos y fue maestro de Tomás de Aquino en Colonia. Entre sus obras sobresalen los Comentarios a la obra de Aristóteles y su Suma teológica.

Vida y obra

Nació en Lauingen (Baviera) y cursó estudios en Italia y Francia. Fue ordenado en su tierra natal, donde luego se inició como docente. En 1246 recibió el magister en teología y paso ocupar la cátedra de esta área en la universidad de París. Mas tarde se trasladó a Colonia para enseñar en los colegios de orden dominicana. Tuvo entonces entre sus discípulos a Tomás de Aquino.

Fue rector de la Universidad de Colonia en 1249 y provincial de los dominicos de Alemania entre 1254 y 1257. Al surgir las disputas en torno a las órdenes mendicantes, se trasladó a Anagni, para defenderlas a capa y espada, frente a sus adversarios. El éxito que tuvo en esta tarea y el reconocimiento que esto trajo, le llevo a ser nombrado obispo de Ratisbona por el papa Alejandro IV, en 1260.

Renunció a su sede en 1262, tras la llegada del papa Urbano VI. Un año después fue nombrado predicador de las cruzadas y representante del papa en los países de habla alemana. Predicó por ese entonces la cruzada de Gregorio X en Alemania y Bohemia, y asistió en 1274, al II Concilio de Lyón, donde se continuó deliberando la conquista de la Tierra Santa y lo que esto representaba.

Sin sus escritos enciclopédicos, la empresa de Tomás de Aquino, habría sido imposible. Entre sus obras filosóficas sobresalen sus Comentarios

a las obras de Aristóteles y Boecio y su De animalibus. En cuanto a la teología, destacan Suma de criaturas, Tratado acerca de la naturaleza del bien y Suma teológica.

Fue un gran investigador, sobre todo en el campo de la química.

Muerte

Falleció en Colonia en 1280. Sus restos reposan en la iglesia de San Andrés de Colonia.

Fue declarado santo y doctor de la Iglesia en 1931 por el papa Pio XI. Su festividad se celebra el 15 de noviembre.

Es el patrón de los que estudian las ciencias naturales.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas