Síguenos en redes

Religión

San Antonio de Padua

Publicado

en

Biografía de San Antonio de Padua
Antonio de Pereda [Public domain]

Biografía de San Antonio de Padua

San Antonio de Padua (1195 – 13 de junio de 1231) sacerdote de la Orden Franciscana, predicador y teólogo. Nació en Lisboa, Portugal. Su nombre de nacimiento era Fernando Martins. Su padre Martín de Alfonso, fue un caballero portugués descendiente de nobles franceses, y su madre María Taveira. Se educó en el monasterio de canónigos regulares de San Agustín de San Vicente de Fora, cerca de Lisboa. Allí fue educado por hombres muy cultos como Pedro, y Petrus Petri. En primera medida, sus parientes y amigos trataron de hacerle abandonar su vocación. Ofuscado, decidió renunciar a la herencia familiar y trasladarse en 1212 al monasterio de Santa Cruz de Coimbra, importante centro de enseñanza religiosa.

Duraba varias horas del día en la biblioteca leyendo libros de teología. Lamentablemente, tampoco encontró un estado de calma y tranquilidad pues el monasterio se vio afectado por el enfrentamiento entre el rey Alfonso II de Portugal y el papa Inocencio III: fue testigo de varias excomulgaciones cometidas a sus profesores porque muchos apoyaron abiertamente al monarca portugués. En el año 1219, ya sacerdote, y fue enviado a la pequeña comunidad franciscana de Coimbra, se sintió atraído por su modo de vida fraterno, evangélico y en pobreza. Luego, decidió ser parte de una nueva orden que para el momento era nueva y tenía poco prestigio y reconocimiento.

Fray Juan Parenti, provincial de España, presidió la sencilla ceremonia de toma de hábito franciscano, allí recibió el nombre Antonio. Realizó un breve noviciado, e impulsado por el ejemplo de los mártires franciscanos, se embarcó hacia Marruecos junto con otro hermano de orden, fray Felipe de Castilla. Sin embargo, al poco de desembarcar contrajo la malaria, enfermedad que le dejaría secuelas para toda la vida; para recuperarse se vio obligado a abandonar el país. Permaneció algún tiempo en Milazzo, donde había una comunidad franciscana. Luego de restablecerse, conoció a San Francisco de Asís y se puso al servicio de fray Gracián.

Fray Gracián lo envió durante un año al eremitorio de Montepaolo. A mediados de 1222, Antonio de Padua

predicó en la catedral de Forli en el marco de unas ordenaciones de franciscanos y dominicos. Fue nombrado predicador por su provincial y ejerció su ministerio por todo el norte de Italia, donde se extendía por muchos lugares el catarismo. Dio enseñanza de catequesis en Rímini. Estuvo también en Bolonia, enseñando teología a otros frailes franciscanos en el convento de Santa María de la Pugliola; fue el primer maestro de la orden. Fue trasladado al sur de Francia, donde los albigenses tenían más fuerza. Su método para combatir la herejía consistió en dar ejemplo con su vida, en charlas con los no creyentes y en catequesis para fortalecer la fe de los cristianos.

Prosiguió su enseñanza teológica en Montpellier y Tolosa. Uno de los grandes aportes de este hombre fue el establecimiento de la residencia de los franciscanos de la ciudad en una antigua ermita benedictina y fundó un convento cerca de Brieve. Fue participe del sínodo de Bourges. Antonio de Padua señaló a los prelados la necesidad de vivir en sencillez para dar ejemplo. Con la muerte de San Francisco el 3 de octubre de 1226 viajó a Asís, como custodio de Limoges, fray Juan Parenti. Buen conocedor de la valía de Antonio, le nombró provincial de Romaña. Entonces, Antonio de Padua recorrió los lugares de su provincia donde había conventos franciscanos; predicó en la catedral con gran impacto y conoció al teólogo y canónigo regular Tomás Galo.

Estando en Padua fundó una escuela de franciscanos y comenzó a escribir una serie de sermones. Gracias a él aumentaron las misiones de predicación y la fundación de conventos. Pidió su renuncia por su mal estado de salud, se aceptó su renuncia a cambio de formar parte de una comisión que debía presentar al papa Gregorio IX varias cuestiones sobre la regla franciscana que el pontífice debía estudiar y aprobar. Se dice que colaboro en la redacción de la bula Quo elongati, respuesta a los problemas planteados por la orden al pontífice. Después marchó al que sería su último destino, Padua, en la que se entregó con tal ardor, por ello fue llamado San Antonio de Padua.

Se instaló primero en la capilla de la Arcella para predicar en el convento franciscano de Santa María, extramuros de la ciudad.

Fue el autor de una serie de sermones según las fiestas del año litúrgico y predicó hasta el agotamiento la Cuaresma de 1231, por petición del cardenal Rinaldo Conti. En mayo, su salud era peor, se retiró al cercano lugar de Camposampiero para descansar y terminar de escribir los Sermones. Pero la gente tuvo conocimiento del lugar en que estaba y acudió en masa para pedirle consejo. Muy enfermo pidió que le trasladasen a Padua. Así se hizo, esa misma tarde murió San Antonio de Padua. Es venerado por ser el fundador de hermandades y de cofradías, teólogo y hombre de gobierno, su legado fueron varios tratados de mística y de ascética; también sus sermones. Un año después de su muerte fue canonizado, y su culto, se popularizó a partir del siglo XV. Es representando por Goya en los frescos de la Ermita de San Antonio de la Florida. Fue proclamado doctor de la Iglesia en el año 1946 por el papa Pio XII; y su fiesta se celebra el 13 de junio.

Biografía

Reinhold Niebuhr

Publicado

en

Biografía de Reinhold Niebuhr
Vladislavdonbass, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Reinhold Niebuhr

Reinhold Niebuhr (21 de junio de 1892 – 1 de junio de 1971) Teólogo y politólogo estadounidense. Uno de los principales representantes del llamado realismo político estadounidense junto con Hans Morgenthau. Formado en el Elmhurst College y en Yale, siguió los pasos de su padre y en 1915 se ordenó ministro. Fue pastor en Detroit hasta 1928 y profesor en el Seminario Teológico de Nueva York desde 1930 hasta 1960. Su exposición, en Detroit, a los problemas del industrialismo y capitalismo estadounidense, lo llevó a unirse al Partido Socialistas; mas tarde fue miembro de la Americans for Democratic Action. Expacifista persuadió a los cristianos para que apoyaran la guerra contra Hitler y tuvo una gran influencia sobre el Departamento de Estado de los Estados Unidos tras la guerra. Sobresalen sus obras: The Nature and Destiny of Man y  The Irony of American History.

Primeros años

Hijo de inmigrantes alemanes, Niebuhr nació el 21 de junio de 1892 en Wrigth City, Misuri. Sus padres fueron Gustav, un ministro,  y Lydia Niebuhr. Desde muy pequeño decidió seguir los pasos de su padre y convertirse en ministro. Así, se graduó del Elmhurst College en 1910; del  Eden Theological Seminary en 1913 y luego completo su formación teológica en la Universidad de Yale. Allí recibió una licenciatura en teología (1914) y una maestría en artes (1915). En 1915 fue ordenado ministro de la Iglesia evangélica.

Pastor

Niebuhr sirvió como pastor en Detroit desde 1915 hasta 1928. Sin embargo su experiencia en Detroit, especialmente su exposición a los problemas del industrialismo en la industria automotriz, hicieron que  se convirtiera en un crítico radical del capitalismo y defensor del socialismo. Sus primero escritos exhibieron un liberalismo religioso e idealismo social típico de la época; más tarde se radicalizó y politizó tomando ciertos tintes reformadores. En Leaves from the Notebook of a Tamed Cynic (1929), Niebuhr ahonda sobre sus primeros años en Detroit.

Docente y teólogo

En 1928,  Niebuhr  abandonó el ministerio pastoral  para enseñar en el Seminario Teológico de Nueva York.  Enseñó cristianismo aplicado desde 1930 y fue una gran fuerza intelectual y personal hasta su jubilación en 1960.

Como teólogo, Niebuhr es mejor conocido por su “Realismo cristiano”,  el cual enfatiza en el pecado y las raíces persistentes del mal en la vida humana. En su Moral Man and Immoral Society (1932), Niebuhr trata el egoísmo, el orgullo y la hipocresía en las naciones y las diferentes clases sociales. Con el tiempo observo que estos males (el egoísmo, orgullo e hipocresía) eran, en última instancia, el fruto de la inseguridad y la actitud defensiva de los humanos ante su existencia finita. Fue entonces que hizo hincapié en el pecado original, y la tendencia al pecado, en forma de orgullo destructivo, en todos los niveles de los logros humanos, más cuando se aspiraba a la perfección, sea en términos religiosos o políticos.

Polemizó en contra de las creencias liberales en el progreso asegurado y las esperanzas utópicas radicales, aunque el mismo era un activista político esperanzado.  Niebuhr enfatizó en el bien que se podría lograr una vez el humano dejara de lado las pretensiones. Tuvo fe en lo que llamaba «posibilidades indeterminadas» para la humanidad en la historia, si bien las soluciones absolutas no estaban bajo el control de los hombres.

Niebuhr hizo todo lo posible para alentar el resurgimiento de la teología de la Reforma y su énfasis en el pecado, la gracia y el juicio. Su obra teológica más destacada, The Nature and Destiny of Man (1941-1943), en dos volúmenes, fue pensada como una síntesis tanto de las ideas de la Reforma como del Renacimiento.

Niebuhr y la comunidad judía

Niebuhr se distanció de las formas fuertemente cristocéntricas de la neo-ortodoxia protestante; tuvo inusual actitud hacia la comunidad judía. Fue quizás el primer teólogo cristiano con influencia ecuménica en desarrollar una visión de las relaciones entre el judaísmo y el cristianismo  que  hizo que fuera inapropiado para los cristianos el buscar la conversión de los judíos.

Activismo político

Sus primeras actividades políticas estuvieron relacionadas con la escena socialista; fue el fundador de la Fraternidad de Cristianos Socialistas y miembro del Partido Socialista hasta los años 30.  En la década de los años 30, Niebuhr rompió con el Partido por su actitud pacifista o no intervencionista y   en los años 40 se convirtió en un demócrata anticomunista de izquierda. Fue entonces el fundador y presidente de la Americans for Democratic Action, así como el vicepresidente del Partido Liberal en  Nueva York. Si bien estuvo influenciado por la teoría marxista, Niebuhr rechazó el absolutismo marxista y las tácticas de los comunistas en el país norteamericano.

Hizo mucho para los cristianos apoyaran la guerra contra Hitler, aunque en años anteriores había sido  sido pacifista. Se identifico con la resistencia a Hitler dentro y fuera de Alemania, se opuso a la paz vengativa tras la Segunda Guerra Mundial y tuvo una influencia considerable en las políticas del Departamento de Estado de Estados Unidos tras la guerra. Niebuhr  también fue firme partidario de la resistencia de Estados Unidos a la expansión política soviética en Europa durante la posguerra. Su actividad política terminó, sin embargo, en la primera etapa de la Guerra Fría.

 En su obra The Irony of American History (1952), si bien defiende en cierto grado las políticas anticomunistas estadounidenses, Niebuhr  ataca el mesianismo estadounidense y la tendencia del país a involucrarse en cruzadas moralistas. También atacó las supuestas virtudes especiales de las que tanto pretendían los Estados Unidos y fue uno de los primeros opositores a la participación  de los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam.

Otras obras

Otras obras suyas son Christianity and Power Politics (1940); Children of Light and Children of Darkness: A Vindication of Democracy and a Critique of Its Traditional Defence (1944); Faith and History: A Comparison of Christian and Modern Views of History (1949); Christian Realism and Political Problems (1953); The Self and the Dramas of History (1955) y The Structure of Nations and Empires (1959). Niebuhr fue editor de las revistas  The World Tomorrow,  Christianity and Crisis y  Christianity and Society. En 1931 se casó con Ursula M. Keppel-Compton, una profesora de religión. Su actividad publica se vio limitada luego de que sufriera un derrame en 1952.

Por sus ideas y escritos se lo ha relacionó también con el pragmatismo.

 Niebuhr falleció el 1 de junio de 1971 en Stockbridge, Georgia.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

San Hipólito de Roma

Publicado

en

Biografía de San Hipólito de Roma
Unknown authorUnknown author, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de San Hipólito de Roma

San Hipólito de Roma o de Antioquia  (c.170 -c.235) fue un teólogo y mártir cristiano del siglo III. Su identidad y obra es aun motivo de estudio. Nombrado el primer antipapa en el 217, poco se sabe sobre su origen y primeros años. Fue presbítero de la Iglesia de Roma a principios del siglo III y es posible que Orígenes escuchara algunas de sus homilías. Durante el pontificado de Ceferino, entro en conflicto con dicho Papa y la mayoría de la Iglesia Católica, en oposición a las opiniones cristolólogicas y modalistas. Se alejo de la Iglesia y formó su propia congregación. Capturado junto con Ponciano, durante las persecuciones del emperador Maximino el Tracio, fue exiliado en Cerdeña y luego condenado al martirio. Antes de su muerte fue recibido nuevamente en el seno de la Iglesia.

Vida

Aunque se desconoce el lugar y la fecha de su nacimiento, es probable que Hipólito  naciera en Roma durante la segunda mitad del siglo II. De acuerdo a Focio fue discípulo de San Ireneo. También es posible que Orígenes escuchara algunas de sus homilías cuando se encontraba en Roma. Hipólito fue presbítero de la Iglesia de Roma en tiempos del obispo Ceferino (c. 199-217); se distinguió por su cultura y elocuencia, así como por su rigurosidad. Durante el pontificado de Ceferino, Hipólito entro en conflicto con dicho Papa, acusándolo de defender la herejía cristológica de los monarquianistas modalistas (según estos  toda la Trinidad moraba en Cristo). Hipólito, por su parte, defendía la doctrina del Logos, que distingue las tres personas de la Trinidad. Concebía a Dios como una unidad que, aunque indivisible, era plural: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Hipólito también se mostró en contra del accionar de  la Iglesia, cuando el Papa Calixto, intentó extender la absolución a los pecados graves como el adulterio. Además acusó a Ceferino y Calixto de de dañar la disciplina de la Iglesia al permitir el reingreso de los miembros excluidos debido a ofensas graves. Después de la elección de Calixto,  Hipólito, disgustado, decidió retirarse de la comunidad romana para encabezar su propia congregación. En el 217 fue elegido el primer antipapa. Reino en oposición durante los pontificados de Urbano I (222-230) y Ponciano (230-235), con quien fue exiliado en el 235, luego de ser capturado durante la persecución a los cristianos por el emperador Maximino el Tracio .Junto con Ponciano, fue enviado a las minas de Cerdeña y antes de morir como mártir se reconcilio con la Iglesia. El  Papa San Fabián hizo que llevaran sus cadáveres (el de Ponciano e Hipólito) a Roma para que tuvieran un entierro solemne en el año 236.

Antes de morir,  Hipólito y Ponciano pusieron fin al cisma que agobiaba a la Iglesia, renunciando a su cargo para permitir la elección de un sucesor: San Antero (235-236).

Obra

Más que teólogo, Hipólito fue un laborioso recopilador y erudito. Su obra más importante es Philosophimena, también conocida como Refutación de todas las herejías. En esta, Hipólito buscaba demostrar que  las diversas herejías cristianas tenían su origen en las falsas filosofías paganas. También escribió varias trabajos de exégesis, como los comentarios sobre el profeta Daniel y  el Cantar de los Cantares y se le ha reconocido por su trabajo en Derecho Canónico.  Fue autor de  la Tradición Apostólica.

Su fiesta se celebra el 13 de agosto.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Pietro Bembo

Publicado

en

Biografía de Pietro Bembo
Titian, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Pietro Bembo

Pietro Bembo (1470-1547) Cardenal, escritor, humanista y erudito italiano. De origen noble, viajó mucho junto a su padre, quien lo orientó a estudiar humanidades. Mas tarde estudió griego con Constantino Lascaris y tomó los hábitos, para luego vivir un tiempo en la corte de Alfonso de Este. Fue nombrado secretario del Papa León X en 1513 X y bibliotecario de San Marcos desde en 1529; el papa Paulo III lo hizo cardenal. Eminente latinista, editó a Petrarca y a Dante y  fue autor de varias obras importantes, como el tratado Los Asolonas, donde desarrolla la teoría platónica del amor.

Vida y obra

Hijo de una noble familia veneciana, su padre, Bernardo, era un patricio, embajador de Venecia,  amante de la literatura. Viajó mucho junto a su padre, quien lo orientó hacia el estudio de las humanidades. Bembo terminó estudios en Mesina hacia 1494; también profundizo en el griego siendo alumno Constantino Lascaris. Más tarde tomó los hábitos y vivió en la corte de Alfonso I de Este. Entre 1506 y 1512 permaneció en la corte de Urbino. En Urbino, conoció al gran pintor Rafael y al cardenal Giovanni de Médicis, futuro papa León X.

Antes de trasladarse a Urbino, Bembo había publicado su edición de Petrarca en 1501 y la de Dante en 1502. Tres años después, en 1505, vio la luz su tratado Los asolanos (1505), obra en la que desarrolla la teoría platónica del amor. Por esta se lo ha relacionado con el platonismo literario.  En 1513 fue llamado a Roma como secretario del papa León X. Posteriormente se instaló en Padua (hacia 1521), donde comenzó a componer sus Rimas (1530) y Prosas de la lengua vulgar (1525). Bibliotecario de San Marcos desde 1529, el Papa Paulo III lo hizo cardenal. Renunció entonces a las letras profanas para ocuparse  de las Escrituras Sagradas y la obra de los Padres de la Iglesia.

En 1530 fue nombrado historiógrafo de Venecia y bibliotecario de la librería Nicena (más tarde Biblioteca Marciana de Venecia).

Su obra literaria ocupa un espacio importante en la evolución del humanismo italiano. Otras obra suyas, además de las ya mencionadas, son: Cartas a favor de León X, Arengas, Poesías, Historia de Venecia y Carmina.

 Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad