Síguenos en redes

Poeta

Rubén Darío

Publicado

en

Biografía de Rubén Darío
Dominio Público
Información personal
Nombre CompletoFélix Rubén García Sarmiento
Nacimientoenero 18, 1867
Fallecimientofebrero 6, 1916
Causa de MuerteCirrosis
OcupaciónPoeta, periodista y diplomático
NacionalidadNicaragüense
GénerosPoesía, prosa

Biografía de Rubén Darío

Rubén Darío (18 de enero de 1867 – 6 de febrero de 1916) periodista, diplomático y poeta. Fundador y máximo representante del Modernismo hispanoamericano. Nació en Metapa, Nicaragua. Su nombre de bautizo fue Félix Rubén García Sarmiento. Sus padres: Rosa Sarmiento y Manuel García, se casaron por conveniencia económica, así que no se crio en un hogar con mucho amor, por el contrario, eran frecuentes los malos ambientes y los conflictos. En muchas ocasiones Rubén no veía a su madre por largas temporadas ya que se refugiaba en los brazos de otros hombres. Luego de un tiempo su madre se lo llevó a una casa muy humilde para vivir al lado de Juan Benito Soriano, su pareja.

Luego fue enviado a León a casa de unos tíos: Bernarda Sarmiento y su marido, el coronel Félix Ramírez, lo acogieron como sus verdaderos padres. El vínculo amoroso con su madre se fue perdiendo, por ello cuando fue un reconocido poeta firmó como Félix Rubén Ramírez. Sus padres adoptivos eran personas cultas que atendían en su hogar importantes tertulias conformados por intelectuales del país. Desde muy temprana edad leía importantes cantidades de clásicos, a los trece ya era conocido como poeta, y a los catorce elaboró su primera obra. Escribió un poema bastante irónico para los jesuitas que presidian su escuela.

Durante su juventud estuvo enamorado perdidamente de Rosario Emelina Murillo, la musa de su mediocre novela sentimental Emelina. Sus obras empezaron a adquirir popularidad, es tal el caso que fue recibido por el presidente Rafael Zaldívar de El Salvador durante su visita en el año 1882. Estando luego en el país chileno conoció al presidente José Manuel Balmaceda y trabó amistad con su hijo, Pedro Balmaceda Toro.

Durante su estadio en Chile escribió Abrojos (1887), libro de poemas que relata su triste estado de poeta pobre e incomprendido; también expresa su amor fugaz con Domitila. Ahora bien, decidió participar en un concurso literario convocado por el millonario Federico Varela, lo hizo con la obra Otoñales, que obtuvo un modestísimo octavo lug ar entre los cuarenta y siete originales presentados, y Canto épico a las glorias de Chile, por el que se le otorgó el primer premio, compartido con Pedro Nolasco Préndez. Fue hasta la publicación de Azul

, que la vida de Rubén Darío empezó a mejorar.

Este libro es un puente entre las culturas española e hispanoamericana ha sido brillantemente estudiada por María Beneyto. A mitad de 1890 Rubén Darío contrajo matrimonio con una mujer con la que compartía aficiones literarias, Rafaela Contreras, fruto de esta unión fue su hijo Rubén, nacido en Costa Rica el 11 de noviembre de 1891. Más tarde, con motivo de la celebración del cuarto centenario del descubrimiento de América fue enviado como embajador a España, uno de sus sueños era conocer el Viejo Mundo. Pero, la felicidad acabaría pronto cuando supo de la muerte de su esposa, el 23 de enero de 1893, lo que no hizo sino avivar su tendencia al alcoholismo.  Luego, de un tiempo se casó con su amor platónico: Rosario Emelina Murillo.

Pero la relación nunca fue buena, Rubén encontró refugio en los brazos de una mujer de baja condición, Francisca Sánchez, la criada analfabeta de la casa del poeta Francisco Villaespesa. Con ella viajará a París al comenzar el siglo, tras haber ejercido de cónsul de Colombia en Buenos Aires y haber residido allí desde 1893 a 1898. A partir de ese momento lleva a cabo una serie de viajes por países como, Italia, Inglaterra, Bélgica, Barcelona, entre otros. En ese lapso escribió sus libros más valiosos: Cantos de vida y esperanza (1905), El canto errante (1907), El poema de otoño (1910), El oro de Mallorca (1913).

Pero la verdad es que su salud mental y emocional no eran buenas, no lograba deshacerse del problema con el alcohol y nunca sintió que su trabajo fuera bien valorado, en especial económicamente. A pesar de ello, ganó, eso sí, el reconocimiento de la mayoría de los escritores contemporáneos en lengua española y la obligada gratitud. En 1916, luego de su regresó a su Nicaragua natal, Rubén Darío falleció el 6 de febrero de 1916. Fue una dura y triste noticias para la comunidad intelectual hispanoparlante.

Definitivamente, Rubén Darío logró revolucionar rítmicamente el verso castellano, y también colaboró en la multiplicación de un nuevo mundo literario; de nuevas fantasías, de ilusorios cisnes, de inevitables celajes, de canguros y tigres de bengala conviviendo en el mismo paisaje imposible. revivió el lenguaje americano y los modelos parnasianos y simbolistas franceses, abriéndolo a un léxico rico y extraño, e introdujo temas y motivos universales, exóticos y propios de la cultura nicaragüense, que excitaban la imaginación y la facultad de analogías. Realmente es uno de los grandes renovadores del lenguaje poético en las letras hispánicas.

La poesía de Rubén Darío, influyó en centenares de escritores de ambos lados del océano Atlántico. Para Rubén Darío, el poeta tiene la misión de hacer accesible al resto de los hombres el lado indescriptible de la realidad; para descubrir este lado, el poeta cuenta con la metáfora y el símbolo como herramientas principales. Es necesario indicar que el poeta rechazó la estética realista y el escapismo a escenarios fantásticos, alejados de su realidad. Por último, debemos decir que Rubén Darío fue el originador de todo un movimiento, el Modernismo, que marcó un hito en la historia de la literatura por ser una corriente literaria propia de América Latina.

 

Artículos relacionados

Biografía

Li Bai

Publicado

en

Biografía de Li Bai
Daderot, CC0, via Wikimedia Commons

Biografía de Li Bai

Li Bai (c. 701-762), también conocido como Li Po, Li Taibo o Li Bo, fue un poeta chino perteneciente al periodo de la dinastía Tang. Autor de una profusa producción, está considerado, junto con Li Yu y Wen Tingyun, como uno de los principales poetas de su tiempo. Sobresalió por su tono intimista y preocupaciones espirituales y filosóficas, así como por su estilo de vida bohemio. En el año 743 se convirtió en poeta de la corte, pero debido a su participación en la sublevación de An Lushan, fue exiliado. Recorrido gran parte de China y se relacionó con grandes personalidades. Destacan sus poemas: Bebiendo solo a la luz de la luna, Conversación en la montaña y Un día de verano, en la montaña

Vida y obra de Li Bai

Hijo de un rico mercader, Li Bai nació en Chen Ji y de pequeño se trasladó con la familia a Sichuan. Desde muy temprana edad mostró interés por los autores clásicos; a los quince años comenzó a escribir sus primeros poemas. Se interesó también por la espiritualidad y las doctrinas de los mayores.

Fue influenciado por el confucionismo y taoísmo y al tiempo se convirtió en taoísta. Aunque expreso interés por convertirse en funcionario, nunca se presentó al examen de servicio civil chino. A los veinte años, en cambio, dejo su hogar para consagrarse al estudio del taoísmo, lo que lo llevo a tener un estilo de vida bohemio.

Li Bai se desplazó por casi toda China, conociendo el trascurso de sus viajes a grandes personalidades y maestros del taoísmo. A la par desplegó una gran actividad poética, que le hizo conocido en muy poco tiempo. Su andadura errante llegó a su fin en el año 743, cuando el emperador chino Xuan Zong lo nombró poeta de la corte.

Breve paso por la corte

Establecido, pues, en Chang’an, entonces capital imperial de la dinastía Tang, el poeta se codeo con los más importantes cortesanos, académicos y funcionarios, aunque fue por corto tiempo. Su imagen y personalidad alejadas de la academia, pronto lo trajeron problemas y en cuestión de dos años dejó la corte.

Regresó entonces a la vida errante y más tarde conoció durante uno de sus viajes al poeta Du Fu, quien se vería influenciado por su obra.  En el momento de la sublevación de An Lushan, Li Bai tomó parte en una pequeña revuelta, por lo que terminó siendo exiliado a Güizhou. Con el tiempo, obtuvo una amnistía.

Últimos años

Li Bai drinking alone under the moon. Tomada de Wikipedia.

Después de la crisis por la sublevación, Li Bai abandonó la política para entregarse de nuevo a la vida errante, bohemia y literaria. Sus últimos años de vida están envueltos en el misterio y la confusión. Paso algún tiempo con un tío y enfrento varias dificultades económicas.

Li Bai falleció en el año 762. Algunos dicen que murió por envenenamiento con mercurio y otros por excesos con el alcohol. La versión más conocida de su muerte, es en la que ebrio cae de un bote a un río durante un paseo nocturno. Se dice falleció ahogado atraído por el reflejo de la luna.

“La Luna, sobre mi lecho sus luces proyecta.

Me parece escarcha sobre la tierra.” – Nostalgia en la noche silenciosa

Algunos de sus poemas más conocidos son:

  • Bebiendo solo a la luz de la luna
  • Conversación en la montaña
  • Un día de verano, en la montaña
  • Mirando alejarse a Men Ho-Jan hacia Yangchow, desde la torre de la grulla amarilla
  • A mi amor lejano
  • Nostalgia en la noche silenciosa

 

Continúa leyendo

Biografía

Ovidio

Publicado

en

Biografía de Ovidio
Tomado de YouTube - Vídeo Exposición 'Photographica Ovidiana'. Link:https://www.youtube.com/watch?v=Vj16ABT8p68

Biografía de Ovidio

Publio Ovidio Nasón (43 a.C -17 d.C). Poeta latino considerado uno de los más grandes poetas clásicos. Educado en política, prefirió dedicarse por completo a la poesía en Roma, con gran éxito. Se codeo con las personalidades más distinguidas y fue conocido por sus numerosos romances. Pese a su éxito, en el año 8 d.C cayó en desagracia, siendo desterrado a Tomis, donde finalmente murió. Entre sus principales obras se encuentran: Amores, Remedios de amor y Las metamorfosis.

Vida de Ovidio

Nació en Sulmona, actual Italia, donde su padre era dueño de una hacienda. Estudió leyes y política en la Roma de Augusto, se instruyó en retórica con Porcio Latrón y Aurelio Fusco y aprendió sobre la cultura helénica en Atenas. Aunque ejerció por un tiempo el Derecho, pronto se decantó por la escritura, cultivando con éxito la poesía. Vivió gran parte de su vida en Roma, aunque con el tiempo termino cayendo en desgracia.

Convertido en un hombre adinerado, luego de heredar la hacienda de su padre, se codeo con la más alta sociedad romana y fue diestro en las artes amatorias. Ovidio tuvo numerosas amantes y se casó en tres ocasiones, lo que serviría de inspiración para algunos de sus poemas, en especial para sus Amores.

A diferencia de otros poetas romanos, Ovidio no conoció la Roma asolada por la guerra,

por lo que su poesía se encuentra bastante alejada de la estética clasicista y patriótica de los poetas augusteos. Ovidio y su generación, serian en cambio herederos de la estética helenística, amante de la erudición y despreocupada por la política.

Pese a su relación con el emperador Octavio Augusto, Ovidio cayó en desgracia en el año 8 d.C, siendo desterrado a Tomis hasta su muerte. Si bien, se desconoce el motivo exacto de su destierro, algunos afirman fue por su tono libertino, que habría sido tomado como un ataque a la política reformista del emperador Augusto. Otros han argumentado que es probable que el poeta estuviera al tanto de un escandalo en el que estaba involucrada la hija del emperador, lo que llevó a que este lo desterrara.

Sobre su vida como exiliado se sabe muy poco, más allá de que fue infeliz e intento apelar al emperador en varias ocasiones. Ovidio falleció exiliado en Tomis (actual Rumania) en el año 17 d.C.

Obra

Durante sus primeros años su poesía giraba en torno al amor y el erotismo con un tono desenfadado, como se aprecia en Amores, su obra maestra Arte de amar y Remedios de Amor. En ellas también sobresale su maestría técnica, manejo del dístico elegíaco y pintoresco verso. Asimismo, mezcló en estas la anécdota burlesca y un costumbrismo cercano a la sátira.

Ya a su madurez pertenecen Las metamorfosis, un extenso tratado de quince libros que recoge leyendas e historias sobre el tema de la metamorfosis y las trasformaciones y que fue escrito con la voluntad de competir con Virgilio. Durante la Edad Media y el Renacimiento, el tratado circuló con cierta frecuencia visto como una enciclopedia sobre mitología clásica.  Su obra durante el exilio se caracterizó por su melancolía, como lo muestran los Tristes, libros de elegías en los que relata lo infeliz que era su existencia en Tomis.

Otras obras suyas son: Medicamina faciei, De Los Medicamentos De La Cara, Femineae, Pónticas, La Pesca y Haliéutica. Escribió también obras teatrales como la perdida Medea.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Alcmán

Publicado

en

Biografía de Alcmán
ellenm1, CC BY 2.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Alcmán

Alcmán (s. VII a.C). Poeta lírico griego. Fue uno de los creadores de la llamada lírica coral griega; y de su obra solo se conservan algunos fragmentos escritos en dialecto dórico. Paso gran parte de su vida en Esparta.

Vida y obra

Según la tradición antigua, Alcmán nació en Sardes, pero llegó esclavo a Esparta. Más tarde como hombre libre, se convirtió en maestro de música y danza y cultivó la poesía. Es considerado uno los creadores de la lírica coral griega

y se dice fue el primero en cultivar la poesía erótica.

De su obra sólo se conservan algunos fragmentos de sus Partenias, escritas en dialecto dórico. Compuso canciones para coros de vírgenes y odas en las que alababa el amor y el vino. Es famoso su fragmento sobre el sueño nocturno de los montes y barrancos. En su obra es característica la narración mítica, las alusiones biografías y las plegarias.

Se sabe floreció en el trascurso del siglo VII a.C. Es el más antiguo entre los nueve poetas liricos (Safo, Anacreonte, Alceo, Íbico, Estesícoro, Píndaro, Baquílides y Ceos).

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad