Historia

Historia del Modernismo

Historia del Modernismo
Сонрель, Элизабет [Public domain], via Wikimedia Commons

Historia del Modernismo

Modernismo (1880-1914) fue un movimiento literario, que impacto especialmente la poesía. Aunque también es utilizado para hacer referencia a distintos movimientos, en especial a la corriente de renovación artística que se desarrolló entre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX en Europa y América Latina. Este movimiento en otros países que no eran hispanoparlantes recibió el nombre de Art Nouveau, modern style o jugendstil. Debemos mencionar que, en cada país, el modernismo tuvo características propias.

El modernismo fue un movimiento que con su estilo generó ruptura con los estilos predominantes de la época. Este se basó en la búsqueda de una nueva estética, inspirada en la naturaleza y muy ligado a los elementos de la Revolución Industrial, marcó el cambio de Paradigma. El modernismo destacar la belleza artística de los objetos cotidianos, una de las intenciones de los modernistas era que el arte llegará a todas las clases sociales. Aunque, no apelaba, a las técnicas de producción masiva.

La obra de los poetas modernistas refleja la primera expresión de autonomía literaria de los países hispanoamericanos. Dicho movimiento tiene como finalidad la separación de la burguesía y su materialismo, se caracterizó por ser un arte refinado y estetizante. El estilo modernista demostró sus diferencias con el Romanticismo, el Realismo y el Naturalismo. Pero también adoptó y siguió ciertos puntos de dos movimientos líricos franceses de la segunda mitad del siglo XIX: el Parnasianismo y el Simbolismo.

José Martí y Manuel Gutiérrez Nájera son los representantes máximos de la primera generación modernista surgida en 1882 y termina en el año 1896. Su labor se basó en realizar una actualización de la lengua, principalmente en la prosa, aunque también en el verso. Con Azul de Rubén Darío culmina dicha etapa. Para dicha época se podían ver las grandes innovaciones en la palabra poética. En su obra en Chile Argentina y España, Darío da muestra de una consolidación del Modernismo como movimiento continental y se convierte en su síntesis más brillante. Ahora bien, en 1896 se edita Prosas Profanas el libro de Darío que oficializa el Modernismo en Hispanoamérica.

La segunda generación modernista, tiene como referente a Rubén Darío como máximo representante del Modernismo. Los escritores de esta segunda ola continuarían el movimiento agradándole sus estilos personales. Algunos de los miembros de esta etapa son Leopoldo Lugones Ricardo Jaimes Freyre Amado Nervo y Julio Herrera y Reissig. El Modernismo se dividió en dos etapas: la preciosista y la mundonovista. En la primera, predominan los temas exóticos y símbolos de la antigüedad. Aquí el arte se encuentra ligada a una estética de evasión, se eligen los paisajes versallescos y las innovaciones de la poesía francesa.

En la segunda etapa, se expone un valor de las raíces hispánicas de América y los temas sociales y políticos de la época ocupando un lugar de enunciación importante. Las obras que mejor representan esta etapa son: Darío de Cantos de vida y esperanza, Santos Chocano y el Lugones de Odas seculares. El Modernismo se destacó por su amplia libertad creadora, sentido aristocrático del arte, el rechazo de la vulgaridad, la visión cosmopolita del hombre, aceptación hacia todo lo nuevo, correspondencia entre las artes. El Modernismo utilizó temas mitológicos.

También debemos mencionar que surgió una renovación de los recursos expresivos: supresión de vocablos gastados por el uso; inclusión de vocablos musicales y de uso poco frecuente; simplificación de la sintaxis; aprovechamiento de las imágenes visuales; entre otros. El verso entonces, tuvo mayor flexibilidad. Además, fue permitido que el verso y la estrofa gozaran de cierta libertad que dio a la colección gran variedad. Este movimiento supo expresar las dudas de un periodo de tiempo que se regia por el cambio histórico, reflejado en el arte y la religión. El Modernismo logró establecer un lenguaje típicamente latinoamericano, reconocido por los mismos españoles.

El Modernismo es la base sobre la que crece la literatura hispanoamericana del siglo XIX. De ahí que radica su relevancia. Por un lado, aglomeró poetas que reanudan la gran tradición histórica, reanimando el idioma. Se afirma que, luego de esa experiencia el castellano se consolidó más. El Modernismo sirvió de ascensor para llegar al vanguardismo. Martí crea el Modernismo, junto con otros, con el fin de generar una renovación e independencia verbal. Martí aseguró que el artista debe ser útil a los hombres. En suma, el arte es un instrumento que puede expresar las emociones humanas y mejorar la sociedad.

Para este modernista la escritura tiene la fuerza para transmitir lo inefable del alma y las aspiraciones y sentimientos del hombre americano. Aunque sus obras no fueron publicadas en vida, muchos de sus textos críticos se publicaban en el periódico La Nación. En toda su prosa las ideas tienen vigor y dinamismo. Las obras tienen ritmos, brillantes metáforas, riqueza de vocabulario, y diversidad de recursos de estilo.

Sus libros de poesía son: Ismaelillo, Versos sencillos Versos libres Flores del destierro, La niña de Guatemala, entre otros. Ahora bien, si hablamos de Rubén Darío, debemos decir que fue periodista y diplomático. Sus obras más destacadas son: Azul Prosas profanas y Cantos de vida y esperanza. Los raros, en prosa, y El Canto Errante. Analizando las anteriores producciones podemos ver la evolución del movimiento literario. Por ejemplo, en la primera poesía se destaca la sensualidad, el erotismo y la musicalidad. También se revela el cosmopolitismo.

Desde finales del siglo XX el Modernismo se vio afectado por la idea de la muerte del hombre, contrario al pensamiento del siglo anterior que defendió la idea de la muerte de Dios. En tal sentido, a comienzos del siglo XX la doctrina cristiana intentó estar en consonancia con la filosofía y la ciencia de la época, favoreciendo la interpretación subjetiva, sentimental e histórica de muchos contenidos religiosos: por ello, las doctrinas modernistas fueron condenadas por la Iglesia. Lo anterior produjo poco a poco el detrimento de dicho movimiento literario.

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba