Pierre-Auguste Renoir

Biografía de Pierre-Auguste Renoir
Dominio público

Biografía de Pierre-Auguste Renoir

El pintor impresionista Pierre-Auguste Renoir nació el 25 de febrero del año 1841 en la ciudad de Limoges, Francia, y murió el 3 de diciembre del año 1919 en la ciudad de Cagnes-sur-Mer, perteneciente a los Alpes Marítimos, Francia. Es reconocido por plasmar en el estilo impresionista una dimensión erótica, inspirados en cuerpos femeninos. En vida fue tomado como una figura fundamental del arte por parte de colegas y críticos. Sus pinturas están marcadas además por una tendencia a la felicidad y la búsqueda de la belleza.

Pierre vino al mundo en el seno de una familia de condición humilde como el sexto hijo de siete totales. Su padre Léonard Renoir se ganaba la vida como sastre, mientras su madre Marguerite Merlet realizaba tareas de costura. Debido a la deplorable situación financiera la familia se traslada hacia París en 1844 en busca de mejores oportunidades.

En 1848, Pierre-Auguste Renoir empieza su educación en una escuela perteneciente a Los Hermanos de Escuelas Cristianas, en este lugar destacó por su capacidad de canto que le llevó a ser parte del coro en la iglesia Saint Eustache. En 1854 la situación de la familia sigue sin ser alentadora, por lo que abandona sus estudios y comienza a recibir aprendizaje respecto a la técnica de pintura de porcelanas en talleres de clase gratuita. El joven Pierre mostraba un progreso marcadamente acelerado, por lo que se le empezaron a designar trabajos sólo para profesionales. Émile Laporte, un compañero de trabajo fue el primero en percatarse de las habilidades para la pintura que presentaba el joven Pierre al prestarle algunos materiales para la pintura al óleo, por lo que intentó convencer a su familia para que le pagaran estudios de pintura.

Debido a la cercanía de la familia Renoir al museo Louvre, Pierre permanecía constantemente en el interior de este lugar, que marcó su inspiración por el arte clásico. Sin embargo, las influencias no se limitan sólo a este espacio, pues desde pequeño se percataba de la belleza presente en las estructuras de las calles parisinas y sus personajes. Aproximadamente en el año de 1858 realiza diferentes trabajos, entre ellos: decorados de abanicos, lámparas y persianas, también realizó grabados en escudos y armas para su hermano Henri. En este tiempo el dinero que reunía lo usaba para conseguir materiales que dispondría en sus pinturas al óleo, las primeras de estas fueron retratos.

«El impresionismo elimino mis zonas secas y me hizo llegar a la conclusión de que no sabía pintar ni dibujar». Pierre-Auguste Renoir

En el año de 1862, ingresa a la Academia de Bellas Artes, de igual modo se inscribe al taller del pintor suizo Charles Gleyre. En este lugar entablaría relaciones amistosas con Claude Monet, Frédéric Bazille y Alfred Sisley. Mientras realizaba sus estudios participó en múltiples concursos de arte, destacando en las técnicas de dibujo, anatomía perspectiva e imitación de otras obras, lo que demostraba su experiencia obtenida. En 1863 el taller de Gleyre cierra sus puertas, al mismo tiempo que Pierre sufre una terrible etapa económica.

A partir de este año comienza la producción de pinturas influenciadas en el manejo de color presente en las obras de Eugène Delacroix y los diferentes tratamientos de luz que usa Claude Monet. Para subsistir, Pierre-Auguste Renoir trabajó realizando encargos de retratos, camino que lo llevaría a conocer a Lise Tréhot, una mujer que se convertiría en su musa principal entre los años 1865 a 1872. Con la llegada de la guerra entre Francia y Prusia en 1870, se le envía a formar parte de la caballería del ejército francés. Debido a una enfermedad que lo agobia es remitido al hospital de Burdeos y un año después es eximido de servir al ejército.

Debido a constantes rechazos de sus obras para ser expuestas en El Salón Oficial, siendo destinada al Salón de los Rechazados, busca un nuevo lugar que permita mostrar sus pinturas con total libertad. En 1860, en compañía de muchos de sus colegas finalmente exponen sus obras de arte en un lugar dispuesto por el fotógrafo Gaspard Félix Tournachon. En 1874, con la disposición de reunir la mayoría de pintores de estilo impresionista se realiza una exposición de arte sobre estos, Renoir presenta algunos de sus trabajos para este evento, captando buena atención del público.

En 1876 se reorganiza una nueva exposición de arte impresionista, en este evento aparece una de sus pinturas más famosas y de las más representativas del estilo impresionista El moulin de la Galette. Entre 1881 y 1882 sus contantes traslados influyen en los paisajes que representan sus obras, siendo estos muy variados. Hacia 1883 siente la necesidad de variar el estilo impresionista, pues siente que carece de elementos, desarrollando así un estilo propio en el manejo de colores, trazo y temática, cargando de erotismo sus pinturas posteriores.

Debido a los periodos austeros, sumado al reconocimiento tardío de su obra, Renoir nunca mantuvo una buena salud. En sus últimos años se vio afectado por enfermedades respiratorias, reumatismo, dolores y parálisis muscular, obligándolo a permanecer postrado por largos periodos de tiempo. El estallido de la Primera Guerra Mundial trajo para si una cadena de malas noticias sobre sus hijos que lo sumieron en profunda depresión. Para el año de 1919, el 3 de diciembre, fallece a causa de neumonía en el museo Domaine des Collettes, luego de finalizar su ultimo bodegón.

 

Artículos recomendados

To Top