Síguenos en redes

Políticos

Otto von Bismarck

Publicado

en

Biografía de Otto von Bismarck
Dominio Público

Biografía de Otto von Bismarck

Otto von Bismarck (1 de abril de 1815 – 30 de julio de 1898) político y excanciller de Alemania. Fue el creador de la conocida unidad alemana. Nació en Schoenhausen, Magdeburgo, Prusia. Bismarck creció en una familia noble prusiana, fue educado con gran disciplina porque su padre Su padre, Karl Wilhelm Ferdinand von Bismarck, era un hacendado junker y había sido oficial del Ejército prusiano. Por otro lado, su madre, Luise Wilhelmine Mencken, era hija de un alto funcionario gubernamental de Berlínera militar. Pero realmente en su juventud tuvo una conducta totalmente contraria. Era un joven que no atacaba las reglas, muy curioso, por otro lado, en muchos aspectos se desarrolló como autodidacta y su vida estuvo llena de dudas religiosas y políticas.

Cuando era un niño se estaba viviendo la derrota definitiva de Napoleón en Waterloo. Al crecer fue enviado por su madre a Berlín para estudiar, primero en la Plamannsche Lehranstalt, luego en el Friedrich Wilhelm Gymnasium y por último en el Grauen Kloster. Bismarck no fue un estudiante destacado. Desde su juventud comenzó a desarrollar la idea de que la república era la forma de gobierno más indicada por ser racional. Lo anterior advierte que Bismarck cuestionó las instituciones docentes de la época; influidas por el espíritu burgués y el humanismo que por la tradición monárquico-conservadora.

En 1832, ingresó en la Universidad de Gotinga para estudiar Derecho. Uno de los docentes que más influyó en su pensamiento fue el historiador y profesor de Derecho público Arnold Heeren, Bismarck admiraba sus ideas sobre el mapa político europeo. Posteriormente fue miembro de la hermandad estudiantil Corps Hannovera, pero realmente sus aventuras de adolescentes descarrilado no le permitieron aprovechar al máximo la vida académica. A pesar de ello, Bismarck finalizó sus estudios.

Posteriormente, trabajó en los tribunales de Berlín y Aquisgrán. Como resultado reafirmó su aversión hacia la burocracia y hacia el formalismo de un servicio rígidamente reglamentado. Dejó de manera espontánea su trabajo en Aquisgrán por emprender un viaje con una hermosa mujer inglesa. Meses después volvió para continuar su labor en Potsdam. Aunque muchos superiores admiraron su inteligencia sentían que la indisciplina era un gran factor en su contra. Luego, se casó y su vida dio un giro. Inició el camino en la política de tinte conservadurista. Efectivamente, comenzó como diputado del Parlamento prusiano desde 1847, se mostró renuente a las ideas liberales que por entonces avanzaban en toda Europa.

A partir de 1848 sus posturas fueron descritas como reaccionarias, convirtiéndole para siempre en paradigma del autoritarismo y del militarismo prusiano. Tuvo la oportunidad de conocer de primera mano los asuntos internacionales porque ocupó puestos diplomáticos en Frankfurt, San Petersburgo y París. Para ese momento ya se experimentaba la claridad de su ideario político nacionalista, entre el constitucionalismo y las tradiciones germánicas. Bismarck aseguraba que el proyecto de unificación que albergaba para Alemania no debía basarse en la apelación a las masas, sino en el empleo inteligente de la diplomacia y de la fuerza militar. Tales ideas generaron que muchos lo vieran como un político realista apartado de todo idealismo, sensibilidad o prejuicios morales.

En 1862 el rey Guillermo I le nombró canciller. Desde aquel momento Bismarck puso en marcha su plan para imponer la hegemonía de Prusia sobre el conjunto de Alemania, como antesala para una eventual unificación nacional. Primero veló por la reorganización y el refuerzo del ejército prusiano. Cuando lo anterior se había cumplido llevaron a cabo varios enfrentamientos bélicos, en los que resultaron vencedores: la Guerra de los Ducados (1864), donde se aliaron con Austria para arrebatar los territorios de habla alemana (Schleswig y Holstein) a Dinamarca; la Guerra Austro-Prusiana (1866), y la Guerra Franco-Prusiana (1870), conflicto diplomático con la Francia de Napoleón III a propósito de la sucesión al vacante Trono de España, la intención era anular a Francia de la política europea.

En cada una de aquellas guerras Prusia acrecentó su poderío y extendió su territorio: en 1867 tuvo el poder para unir a la mayor parte de los Estados independientes que subsistían en Alemania, conformando la Confederación de la Alemania del Norte. Años después, anexionó las regiones francesas de Alsacia y Lorena, y además impuso la creación de un único Imperio Alemán bajo la corona de Guillermo I, del que sólo quedó excluida Austria. La estudiada política interior de Bismarck sentó sus bases en un régimen de poder autoritario, a pesar de la apariencia constitucional dada por la instauración de la Constitución federal de 1871 y del sufragio universal destinado a neutralizar a las clases medias.

Bismarck tomó la determinación de trabajar mancomunadamente con los liberales, con la intención de contrarrestar la influencia de la Iglesia católica y en favorecer los intereses de los grandes terratenientes mediante una política económica de libre cambio; pero en 1879 rompió con los liberales y se alió al partido católico, promovió posturas proteccionistas que favorecieran el camino para la revolución industrial. En esa segunda época centró sus esfuerzos en frenar el movimiento obrero alemán, con las Leyes Antisocialistas lo que hizo fue ilegalizarlos, al tiempo que intentaba atraerse a los trabajadores con la legislación social más avanzada del momento.

Fue un canciller muy estratégico y astuto. En política exterior, logró consolidar la unidad alemana recién conquistada: por un lado, forjó un entramado de alianzas diplomáticas con Austria, Rusia e Italia en contra de Francia y en previsión de su posible revancha; por otro, mantuvo a Alemania apartada de la turbulencia imperialista que por entonces arrastraba al resto de las potencias europeas. Fue precisamente por lo anterior que se vio enfrentado con el nuevo emperador, Guillermo II, partidario de prolongar la ascensión de Alemania con la adquisición de un imperio ultramarino.

El nuevo emperador se opuso a la cuidadosa política exterior de Bismarck, porque veía más viable la expansión rápida. Los conflictos entre Guillermo II y su canciller fueron notables. Bismarck mostró poco respeto por sus políticas. En 1890 se separaron cuando Guillermo II puso en práctica las leyes antisocialistas. Finalmente, esta situación solo resistió unos años más hasta que el emperador decidió sustituirlo como Canciller de Alemania y Ministro-Presidente de Prusia por Leo von Caprivi. Bismarck decidió mudarse a Varzim. El 27 de noviembre de 1894, murió su mujer y luego se trasladó a Friedrichsruh en donde recopiló sus memorias: Gedanken und Erinnerungen. Murió el 30 de julio de 1898.

Biografía

Cosme de Medici

Publicado

en

Biografía de Cosme de Medici
Pontormo, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Cosme de Medici

Cosimo di Giovanni de’ Medici, Cosme de Medici o también Cosme el Viejo (27 de septiembre de 1389 –  1 de agosto de 1464) fue un político, banquero y comerciante florentino. El fundador de la dinastía de los Medici, familia que gobernaría Florencia durante buena parte del Renacimiento italiano. Hijo de Juan de Médici, desde su juventud mantuvo contacto con la corte del papa Juan XXIII; viajó por toda Europa y ostentó varios cargos políticos y diplomáticos. Fue desterrado en 1433 pero con el apoyo popular logró volver un año después. A pesar de no recibir ningún poder oficial, Cosme se convirtió en el dueño de Florencia. Creó el Consejo de los Cien (1458),  invirtió en la construcción de Iglesias e importantes edificios públicos, fue mecenas de artistas e intelectuales y el fundador junto con, Gemisto Pletón, de la Academia Platónica Florentina.

Primeros años

Hijo del banquero Juan de Médici y de  Piccarda Bueri, Cosme nació en Florencia el 27 de septiembre de 1389. Durante su juventud mantuvo frecuentes contactos con la corte del papa Juan XXIII, de quien quizás le vino el neoplatonismo. Tras la muerte de su padre en 1376, emprendió un largo viaje por Europa: acompañó a Juan XXIII a Costanza y luego visitó Francia y Alemania. En 1415 regresó a Florencia y se casó con Contessina Bardi, la hija de una importante familia de banqueros. Gracias al comercio, Cosme obtuvo grandes beneficios, desempeñó varios cargos políticos y también realizo varias misiones diplomáticas, en Milán, Lucca, Bolonia y Roma, entre los años 1420 y 1426.

Destierro

Si bien no fue el inductor de la Guerra de Lucca, en 1429,  si fue uno de sus principales promotores. Cosme intentó ganarse el favor del pueblo apoyando un enfrentamiento deseado por todos los florentinos. Pero, su censura al modo en que se desarrolló el enfrentamiento  le valió la enemista del verdadero motor de la guerra: el político y miembro de la familia Albizzi, Rinaldo degli Albizzi. Considerado el jefe de la oposición, Cosme fue arrestado y desterrado, el 7 de septiembre de 1433, a causa de la influencia de los Albizzi.

 Gracias al apoyo popular consiguió regresar un año después y pronto acabó con sus enemigos.

Cosme de Medici, el fundador de una dinastía

Pese a no tener ningún poder oficial, Cosme se convirtió en el dueño de Florencia, fundando así  una de la dinastías más poderosas del Renacimiento europeo. Excluyó de  la vida publica a todos sus enemigos, entregó los principales cargos públicos a sus partidarios y se aseguro de proteger su poder creando importantes conexiones.

Uno de sus mayores logros fue la realización del Concilio Ecuménico en Florencia, celebrado entre los años 1439 y 1442. Todos los gastos del Concilio fueron costeados por Cosme, incluido el alojamiento del emperador Juan Paleologo, su corte, del Papa, del patriarca de Constantinopla y de los cardenales, obispos y letrados. Muy activo en todos los campos, favoreció el desarrollo del comercio y la construcción de obras públicas. Fue mecenas de numerosos artistas e intelectuales. Junto con Gemisto Pletón, fundó una academia para la enseñanza de la filosofía neoplatónica (la Academia Platónica Florentina).

Dicha academia representó el umbral de una nueva era en la mentalidad europea y fue uno de los principales centros donde se generó y difundió el pensamiento renacentista. También fue el fundador de la la Biblioteca de San Marcos (1444), y encargó al filósofo y médico Marsilio Ficino la traducción de los textos griegos, en especial, los de Platón.

Cosme mostró su religiosidad mediante la construcción de varias iglesias y conventos. Financió la construcción de las puertas del baptisterio de Florencia y además, gozó de la amistad del pintor renacentista Fra Angélico de Fiésole

En 1458  creó el Consejo de los Cien, organismo que le le sirvio para salvaguardar su poder.

La política exterior dio un giro radical durante su gobierno;  gracias a su amistad  con Francisco Sforza, el fundador de la dinastía Sforza que fue ducal de Milán, Florencia, que tradicionalmente había sido aliada de Venecia en contra de Milán, se convirtió en la aliada de Milán y enemiga de los venecianos. Pero eso no fue todo, en 1452 Cosme se alió también con los franceses firmando el tratado de Montils-les-Tours. Cosme dio un enorme impulso a la banca florentina, consiguiendo que su casa bancaria fuese una de las más influyentes de toda Europa.

Hijos

Del matrimonio con la condesa de Bardi nacieron tres hijos: Pedro el Gotoso, quien le sucedió como la cabeza de los Médicis; Felipe y Juan

Muerte

De Medicis falleció el 1 de agosto de 1464  en Careggi.

 Artículos relacionados

Continúa leyendo

Biografía

Catón el Joven

Publicado

en

Biografía de Catón el Joven
Louvre Museum, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Catón el Joven

Marco Porcio Catón, también conocido como Catón el Joven o Catón de Útica (95 a. C – 46 a.C), fue un filósofo y político romano; defensor de la ideas republicanas. Hijo de Marco Pocio Catón, fue amigo de Cicerón, tribuno, cuestor y senador antes de convertirse en gobernador de Chipre. Ayudó a Cicerón en su lucha contra la conspiración de Catilina y se destacó por su defensa de la ideas republicanas, trabajando junto con Pompeyo. Tras la victoria del César, en el 46 a. C,  decidió quitarse la vida convirtiéndose en un potente símbolo político y moral; esta considerado el ultimo defensor de la República en Roma. Autores como Plutarco, Séneca y Cicerón escribieron sobre su vida y dolorosa muerte.

Primeros años

Nacido en el 95 a.C e hijo de Marco Porcio Catón y de Livia Drusa, su nombre Catón el joven, deriva precisamente de lo mucho que se parecía su carácter al de su bisabuelo Catón el Viejo. No en vano, ambos han pasado a la historia como personajes severos, antipáticos y controversiales, por lo que son muchas las historias sobre terquedad y austeridad. Después de la muerte de sus padres fue dejado al cuidado de su tío Marco Livio Druso, quien tío fue asesinado cuando tenia cuatro años. Esto le forjó un carácter terco y solitario. Según Sarpedon, su siguiente tutor, fue un niño obediente e inquisitivo, aunque difícil en algunas ocasiones.

Durante su juventud fue conocido por desafiar públicamente las opiniones de Lucio Cornelio Sila, el dictador romano, quien fuera amigo de su familia.

Trayectoria política de Catón el Joven

Su carrera política comenzó luego de regresar a Roma, en el  año 65 a. C., cuando fue elegido cuestor. Como todos, Catón se preparo diligentemente para ejercer el cargo y  una de sus primeras actividades fue la persecución de los antiguos cuestores acusados de apropiación ilegal de fondos y conducta deshonesta. Como senador, fue determinado, severo y muy escrupuloso.  Nunca dejó de asistir a una sesión. Desde el primer día se alineó con los optimates o la facción conservadora del Senado, a la cual intento devolver sus raíces republicanas.

En el año 63 a. C se convirtió en tribuno de la plebe.  Durante su trabajo ayudo a su amigo Marco Tulio Cicerón, en su lucha contra la conspiración de Catilina. Cicerón y Catón, no sólo acabaron con Lucio Sergio Catalina, un noble patricio que amenazaba con convertirse en rey, sino que también persiguieron a todos los involucrados en la conspiración, sentenciándolos a muerte. Durante el debate publico, Julio Cesar

abogó por una sentencia menor como el exilio de por vida, mientras los compañeros de los conspiradores siguieran armados,  yendo en contra de Catón y Cicerón. Fue entonces que comenzaron las diferencias entre Cesar y Catón.

Tras la conspiración, Catón empleó todas sus habilidades para oponerse a Julio César y a el llamado Triunvirato (Pompeyo y Craso). Estos ostentaban un cuasi-monopolio del poder sobre el estado romano. Con Julio César, Pompeyo y Craso tenían acceso a la asamblea popular, gracias a Pompeyo,  César y Craso tenían acceso a legiones romanas y con Craso, obtenían el apoyo de los recaudadores de impuestos y la fortuna derivada de las provincias.

Gobernador de Chipre

Su oposición a César y sus aliados lo llevó finalmente fuera del país, aunque con el incentivo de convertirse en gobernador de Chipre. Catón les acuso de intentar deshacerse de él por medio del nombramiento, aunque finalmente acepto el honor. Ejerció su labor de la manera más diligente. La provincia era rica, por lo que preparó cuentas inmaculadas que probaran su trabajo.  De acuerdo a Plutarco, Catón consiguió recaudar la enorme cantidad de 7.000 talentos, los cuales envió al senado previendo cualquier tipo de accidente ( Catón estaba seguro de que podría ser acusado falsamente de desfalco por su oposición a las autoridades). Sin embargo,  no contó con suerte pues ninguno de los libros de cuentas sobrevivo (uno se quemo y el otro se pierdo junto con el liberto que lo trasportaba). Lo único que lo salvo fue su impecable reputación.

Catón el Joven, defensor de la República

El triunvirato de Cesar, Craso y Pompeyo llegó a su fin en el año 54 a. C, al mismo tiempo que Catón era elegido pretor. Se convirtió entonces en aliado y asesor político de Pompeyo, defendiendo a capa y espada los principios republicanos. Cuando César fue declarado enemigo del Estado, en el año 49 a.C,  abandonó la ciudad junto a Pompeyo para buscar aliados en toda Grecia. Aunque inicialmente consiguieron reducir a César en la batalla de Dirraquium,  Pompeyo y su ejercito cayeron en la batalla de Farsalia. Esto no detuvo, Catón y Escipión, quienes escaparon a la África para continuar con la resistencia desde Utica (de ahí que se le llame Catón de Utica). Durante otros dos años, Cesar continuó con la persecución hasta derrotar a Catón y Escipión en la batalla de Tapso en el 46 a.C.

Muerte

Segura la derrota y negándose vivir en un mundo gobernado por César, Catón decidió suicidarse. Según la crónica de Plutarco, Catón  intento primero quitarse la vida arrojándose a su propia espada, pero fallo al estar herido en una mano. Unos esclavos los encontraron y llamaron a un medico, quien después de curarlo lo dejo solo. Despierto y solo, Catón se quitó los vendajes y con sus propias manos se extrajo los intestinos, completando así su suicido.

Tras su muerte, Catón pasó a la historia como el ultimo defensor de la República en Roma. Se convirtió en un potente símbolo político y moral, pues prefirió sacarse los intestinos a ser gobernado por un dictador. También fue un modelo de sabio para los estoicos, quienes escribieron sobre su vida y honorable muerte.

Artículos recomendados

Continúa leyendo

Biografía

Critias

Publicado

en

Biografía de Critias
Athanasius Kircher, Public domain, via Wikimedia Commons

Biografía de Critias

Critias (h. 460 – 403 a. C) Filósofo sofista y político griego; uno de los llamados Treinta tiranos. Nacido en Atenas, escritor y poeta, fue tío de Platón. Formó parte del gobierno moderado en el año 411 a. C ;paso a la historia como uno de los más crueles e inflexibles de los llamados Treinta tiranos. Murió luchando contra los partidarios de la democracia en el año 403 a. C. Aunque fue un prolífico autor, de sus obras solo nos han llegado fragmentos.

Vida

De noble familia, Critias nació en Atenas cerca del año 460, fue tío  de Platón y uno de los descendientes de Solón. Interesado en la letras, se dedicó también a la política siendo aristócrata de corazón y  de partido .Al igual que Alcibíades, frecuentó la compañía de Sócrates, aunque luego se alejo de él. Nunca enseñó o impartió clases, sin embargo, se lo consideró sofista por su filiación intelectual e interés en la filosofía y las ciencias.

Formó parte del gobierno moderado del 411. a. C., propugnó el regreso de Alcibíades en el 408 a. C y fue uno de principales legisladores de la oligarquía. Es principalmente recordado por ser uno los mas crueles, sanguinarios e inflexibles de los llamados Treinta Tiranos.

Murió en Munichia, luchando contra las fuerzas democráticas de Trasíbulo en el 403 a. C

Obra

Prolífico autor,  se conservan  de su obra algunos fragmentos de poemas, escritos en hexametros, y elegías gnómicas. También se tienen fragmentos de sus Constituciones políticas, en verso, y de las tragedias Tenes, Radamantis y Pirítoo y el drama Sisifo.  Cabe mencionarse que la autoría de todas estas es dudable.  Su tratado Sobre la naturaleza del amor

pudo haber tenido cierta influencia en El Banquete de Platón; Platón lo introdujo en varios de sus diálogos, como el Timeo, Critias, Cármides y Protágoras.

Critias  fue sin duda al prototipo de hombre de la clase alta ateniense: culto, violento y amante del filosofar.

 Artículos recomendados

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad