Oliver Cromwell

Biografía de Oliver Cromwell
Dominio público

Biografía de Oliver Cromwell

Oliver Cromwell (1599 – 3 de septiembre de 1658), líder político y militar inglés. Este hombre nació en Huntingdon, actual Reino Unido, Londres. Su familia era originaria de Gales, fue educado en un contexto protestante puritano y hondamente anticatólico, la mayoría de su infancia y juventud estuvo bajo el mando de Thomas Cromwell, conde de Essex. Thomas contrató a Thomas Beard, para que lo instruyera. En su juventud cursó estudios en el Sidney Sussex College, en la Universidad de Cambridge y estudió leyes en Londres.

Desde muy joven demostró en sus actuaciones y pensamientos un sentido místico, apegado a sus creencias religiosas y providencialista.  En otras palabras, Oliver Cromwell fue un puritano acérrimo, cuyos discursos estaban plagados de referencias bíblicas y que sentía la misión divina de unir y reformar Inglaterra. Empezó a trabajar en este objetivo, para 1628 consiguió ser elegido miembro de la Cámara de los Comunes, disuelta al año siguiente por el rey Carlos I. Sin embargo, entre 1629 y 1640, el monarca inglés gobernó sin el Parlamento y sin el aval del rey Carlos I. una de sus motivaciones recaía en el deseo de que los puritanos pudieran practicar su fe con libertad, algo que consideraba difícil en una nación donde la iglesia anglicana se deslizaba crecientemente hacia patrones católicos.

Por otro lado, la situación social y política era inequitativa debido a que el desarrollo del comercio y de la actividad fabril, motivaron el enriquecimiento de la burguesía, mientras los nobles, cuya riqueza provenía de las tierras, comenzaron a empobrecer. La monarquía limitó la actividad de la burguesía, gravándolos con pesados impuestos, para obtener parte de los beneficios, lo que enfrentó a ambos sectores.  En suma, Carlos I atacó constantemente la comunidad puritana por haberse desligado de la religión oficial y oponerse a las leyes monárquicas, según él, provenientes por mandato divino.

«El que deja de ser mejor a cada paso simplemente deja de ser bueno». Oliver Cromwell

Los puritanos liderados por Oliver Cromwell, trataron de llegar a un acuerdo con el Rey, para que gobernara con poderes limitados. Sin embargo, el acuerdo no prosperó y se reanudó la disputa. En 1640, no obstante, el rey tuvo que instaurar el Parlamento nuevamente, Cromwell, como representante de Cambridge, se destacó por su defensa radical del puritanismo y la no disolución del parlamento

, sus ataques a la arbitrariedad real y su oposición al episcopalismo de la Iglesia de Inglaterra. Al tiempo, el soberano, mandó encarcelar a los principales miembros de la oposición, lo cual avivó la insubordinación del Parlamento y obligó a Carlos fugarse al oeste de Inglaterra para buscar ayuda de sus partidarios.

En 1642 estalló una cruenta guerra civil, que enfrentó a los realistas con los partidarios del Parlamento. En ese momento, Cromwell, hombre práctico y dotado de gran talento militar, se limitó a formar una fuerza de caballería, que obtuvo un notable éxito. Posteriormente con más experiencia y habilidad en la guerra organizó un ejército revolucionario, el New Model Army. Durante ocho años de guerra consiguió vencer a las tropas realistas en Marston Moore en 1644 y Naseby al año siguiente. Cromwell derrotó a los escoceses en Preston, obligándolos a abandonar a Carlos I y entregarlo a los parlamentarios. Cromwell hizo juzgar y condenar a muerte a Carlos I el 30 de enero de 1649.

Luego de este conocido suceso, suprimió la monarquía y la Cámara de los Lores y proclamó la República o Commonwealth. Durante los años venideros, realizó varias campañas para someter a los católicos irlandeses, como las batallas de Dunbar y Worcester, consiguió aplastar a los realistas escoceses, que habían proclamado rey a Carlos II, primogénito del soberano ajusticiado. Oliver disolvió la Cámara de los Comunes en 1653, cediendo el poder legislativo a 139 personas de su confianza y se proclamó lord protector de Inglaterra, Escocia e Irlanda, con poderes más amplios en comparación a los que había gozado el monarca. Podríamos decir que Oliver Cromwell gobernó bajo las premisas que tanto criticó y fue un dirigente lleno de contradicciones.

Durante su mandato, conocido como El Protectorado, Inglaterra experimentó un crecimiento económico notable y se ubicó a la cabeza de los países protestantes europeos

, entre otras cosas, atacó y conquistó a las colonias españolas en el Caribe, fomentó la liberalización del comercio, reorganizó la hacienda pública, aseguró la prosperidad de la burguesía mercantil, promulgó el Acta de Navegación, por la cual impuso a los Países Bajos la supremacía marítima inglesa, derrotó a las Provincias Unidas, derrotó a los holandeses, garantizando el dominio del mar para Inglaterra y persiguió a los católicos.

Físicamente agotado y afligido por la muerte de su hija Elizabeth, que tenía 29 años de edad. Cromwell muere el 3 de septiembre de 1658 en Huntingdon. Cuando murió, Inglaterra era una potencia de primer orden. Pero con su muerte vino un periodo de caos que termino en la restauración monárquica en cabeza de Carlos II.  El nuevo monarca no dudó en ordenar la exhumación del cadáver de Oliver Cromwell, que yacía en la Abadía de Westminster, como venganza por haber firmado la sentencia de muerte de su padre. Su cabeza fue clavada en un poste en las inmediaciones del Palacio de Westminster y exhibida al público, junto a las de otros regicidas.

En la actualidad se encuentra frente al parlamento británico una estatua en su honor, recordando y reconociendo la lucha de Cromwell por la libertad religiosa. Actualmente, algunas partes de su cuerpo yacen en el Sidney Sussex College, en Cambridge.

To Top