Historia y biografía de

Filósofos

Nicolás Malebranche

Biografía de Nicolás Malebranche
Dominio Público

Biografía de Nicolás Malebranche

Nicolás Malebranche (6 de agosto de 1638- 13 de octubre de 1715) Nació en París, Francia. Filósofo y teólogo francés, es considerado uno de los pensadores más relevantes de su época. Malebranche fue uno de los seguidores del pensamiento de René Descartes, cuya obra leyó ávidamente, con el tiempo se convirtió en uno de los principales impulsores del ocasionalismo, doctrina creada originalmente por los seguidores del filósofo francés, por este entonces Malebranche, revitalizó la doctrina al incluir ideas basadas en el agustinismo; según esta filosofía el cuerpo y la mente son entes separados, los cuales se conectan por la intervención de Dios, asimismo, para estos la relación causa- efecto está determinada por la intervención divina, convirtiendo la causa en una ocasión para que Dios actué.  Sus obras más destacadas son: La búsqueda de la verdad (1674-1675) y Meditaciones cristianas y metafísicas (1683).

Hijo de Nicolás Malebranche y Catherine de Lauzon, su padre fue un destacado funcionario público; Malebranche fue el último de los doce hijos de la pareja. Durante los primeros años de formación recibió por parte de su madre una profunda educación religiosa, la cual influyó en su personalidad, reflexiva y recogida; por este entonces cursó estudios en el colegio de la Marche y años más tarde ingresó a La Sorbona, en donde estudió teología y filosofía entre 1656 y 1659, posteriormente se interesó por la vocación religiosa, uniéndose así a la congregación del Oratorio como novicio, decisión que se cree estuvo influenciada por su carácter y la perdida de sus padres a comienzos de la década de 1600. Durante el noviciado, Malebranche, se concentró en la meditación y el desarrollo espiritual, tras algunos años de vida taciturna fue ordenado sacerdote en septiembre de 1664.

 

Trayectoria

Tras ordenarse se dedicó al estudio de diversos temas, práctica que estaba en sintonía como los principios del Oratorium, centro en el que los religiosos además de enfocarse en sus labores religiosas, llevaban a cabo diversas investigaciones relacionadas con temas culturales e históricos. Los primeros estudios de Malebranche, fueron sobre historia de las lenguas orientales y la historia de los padres de la Iglesia (patrística), por este mismo periodo se interesó por la vida y obra de San Agustín, religioso sobre el cual escribió variados trabajos, asimismo, estudió e interpretó los textos sagrados, sin embargo, estos temas no parecían apasionarle. Todo lo contrario, sucedió con la obra de René Descartes, al leer Tratado del hombre se interesó por toda la obra del filósofo francés, la cual estudió detalladamente, analizando profundamente cada obra. Por este entonces estudió matemáticas, física y fisiología; en base a estos nuevos conocimientos analizó la obra cartesiana y agustiniana.

 

Obra de Nicolás Malebranche

El primer libro del filósofo fue La búsqueda de la verdad (1674), obra en la que Malebranche, ahonda sobre el espíritu, su relación con el cuerpo y Dios, haciendo énfasis en la importancia de la relación que existe entre el espíritu y Dios; en esta crítica a los filósofos paganos y cristianos, por no ahondar sobre estas relaciones, asimismo, propone como tarea de los filósofos resaltar la conexión entre Dios y el espíritu, idea que está ligada a la doctrina ocasionalista; poco tiempo después publicó los otros dos tomos del libro.

Dos años después publicó Conversations chrétiennes, (1676), seguido del Tratado sobre la naturaleza y la gracia (1680), tratado que redactó tras las discusiones que tuvo con el Padre Arnauld; esta obra ahonda sobre temas como la creación, la encarnación, la gracia divina y la libertad humana; tras su publicación fue duramente criticada puesto que había tratado de resolver problemas insolubles de la religión armonizando variados conceptos, de manera en que se entendiera el plan divino y el manejo de Dios sobre todas las cosas.  Dado a la temática que trato fue incluida rápidamente en el Índice. En el trascurso de los siguientes años publicó el Tratado de moral y las Meditaciones cristianas y metafísicas (1683) y Entretiens sur la métaphisique (1688).

A finales de la década de 1690, redactó y publicó Entretiens sur la mort (1696), libro que gira entorno a las conversaciones e ideas sobre la muerte de tres hombres, uno piensa que la vida es demasiado corta, otro que esta es demasiado larga y el ultimo más espiritual y consciente sobre las experiencias que ha tenido plantea que la muerte solo expande nuestras mentes; esta obra está basada en la experiencia cercana a la muerte que vivió el filósofo, cuando enfermó seriamente. Un año más tarde publicó Tratado del amor de Dios (1697), como su nombre lo indica este tratado habla sobre el amor de Dios, haciendo énfasis en como el hombre es arrastrado amarlo y como esto produce felicidad. Dos años después fue nombrado miembro honorario de Academia Francesa de la Ciencia, por sus aportes en ámbito de las matemáticas. Su última obra fue Conversación de un filósofo cristiano y un filósofo chino (1708), libro en el que trata temáticas como la existencia de Dios y la naturaleza del mismo, visto desde dos perspectivas. La obra de este filósofo fue criticada por diversos escritores y religiosos de la época como el Padre Arnauld, Jacques-Bénigne Bossuet y François Fénelon, entre otros. El reconocido filósofo y religioso falleció el 13 de octubre de 1715, en París.

To Top