Historia y biografía de

Artistas

Niccolò Paganini

Biografía de Niccolò Paganini
Jean Auguste Dominique Ingres [Public domain or Public domain]

Biografía de Niccolò Paganini

Niccolò Paganini (27 de octubre de 1782-Niza, 27 de mayo de 1840) violinista, violista, guitarrista y compositor. Nació en Génova, Italia. Es uno de los violinistas más virtuosos de la historia, fue el responsable del desarrollo de la moderna técnica violinística. Sus obras han sido inspiración para numerosos compositores posteriores, especialmente sus 24 caprichos para violín Op. 1, es una de sus obras más conocidas. En su tierra natal se formó con ​músicos locales. Sus padres fueron Antonio Paganini y Teresa Bocciardo. Su padre fue el primero en acercarlo a la música cuando le enseñó a interpretar la mandolina a los cinco años. Luego aprendió a tocar el violín.

Hizo su primera aparición pública a los nueve años y sorprendentemente con tan solo trece años realizó una gira por varias ciudades de Lombardía. Consiguió ser discípulo de maestros como Giovanni Servetto y Alessandro Rolla. A los dieciséis gozaba de gran reconocimiento, pero no digirió bien el éxito porque empezó a asistir a tabernas y embriagarse frecuentemente. Luego, conoció a una dama que le aconsejo retirarse de ese mundo y dedicar su tiempo a interpretar sus instrumentos y continuar con su prodigiosa carrera musical. En 1801 compuso más de veinte obras en las que combina la guitarra con otros instrumentos.

De 1805 a 1813 consiguió un puesto como director musical en la corte de Maria Anna Elisa Bacciocchi, princesa de Lucca y Piombino. Pero, tuvo que abandonar su labor porque decidió emprender unas giras por Italia, su forma de interpretar atrajo la atención del público y de los demás artistas. En 1828 fue a Viena, más tarde a París y en 1831 a Londres. En París conoció al pianista y compositor húngaro Franz Liszt, este quedó fascinado por su técnica, juntos realizaron algunas piezas interpretadas con el piano. También conoció a una señora adinerada que le propuso dedicarse a la agricultura pero luego de un tiempo decidió rechazar dicha oferta. En 1833 en la ciudad de París dio un concierto para viola y orquesta a Héctor Berlioz; luego por decisiones personales dejó de realizar giras en 1834.

Comenzó a dar clases al violinista italiano Antonio Bazzini, gracias a él Bazzini inició su carrera como concertista. Sobre Paganini surgieron muchos comentarios porque su apariencia era algo extraña y sus adelantos musicales eran una verdadera obra de arte. Se decía que en la mayoría de sus apuntes aparecía una nota extraña la cual decía “nota 13”. Lo anterior llegó a generar comentarios que aseguraban que tenía un pacto con el demonio. Su capacidad para interpretar obras de gran dificultad únicamente con una de las cuatro cuerdas del violín fue impresionante. Cuando tocaba parecían varios los violines que sonaban.

Además, en la mayoría de sus espectáculos el público era testigo de su capacidad para improvisar. Sus conciertos fueron en gran medida un adelanto a lo que sería el mundo del espectáculo. Sus obras incluyen 24 caprichos para violín (compuestos entre 1802 a 1817), seis conciertos y varias sonatas. En suma, creó 200 piezas en las que involucraba de alguna manera a la guitarra. Era una persona aficionada a coleccionar instrumentos, tuvo en su poder más de cinco violines, sus favoritos eran dos Stradivarius, dos Amati y un Guarnerius (su violín favorito) llamado Il Cannone.

Su salud se fue deteriorando a causa de una tuberculosis diagnosticada en 1819. Pero, ante todo pronóstico su tiempo de vida fue más largo del esperado. En los años 1834 y 1840 padeció dos fuertes episodios de hemoptisis, sufrió una afección en los pulmones que luego se trasladó a la laringe, lo anterior le afectó la voz. También fue detectado con sífilis para lo cual estaba medicado con mercurio, elemento que a largo plazo afectó su salud de manera grave. Ante esto ya no pudo huir de la muerte.

El músico falleció en Niza el 27 de mayo de 1840. En el lecho de muerte, no dudo en negarse a recibir la asistencia de un sacerdote porque no creyó nunca en la iglesia. Como consecuencia cuando murió la Iglesia le negó sepultura en camposanto, por lo que su féretro deambuló en manos de su esposa Antonia Bianchi, con la que tuvo un hijo al que llamó Aquiles, de un lado a otro hasta que en 1845 la duquesa de Parma autorizó su enterramiento.

Debemos indicar que su técnica influyó notablemente en compositores posteriores como Franz Liszt, Johannes Brahms, Serguéi Rajmáninov, Boris Blacher, Andrew Lloyd Webber, George Rochberg, Witold Lutosławski, Robert Fripp e Yngwie Malmsteen entre otros. Luego de su muerte sus violines Stradivarius fueron expuestos en el Palacio cívico de Génova. Era impresionante como su música no sólo fue consumida y admirada por la gente culta sino también por mendigos, prostitutas y personas del bajo mundo. Por otro lado, aunque su aspecto físico en realidad no era muy atractivo las mujeres lo idolatraban.

To Top