Léon Jouhaux

Leon Jouhaux
dominio público

Biografía de Léon Jouhaux

Léon Jouhaux (1879 – 1954) líder histórico del movimiento obrero. Nació en París, Francia. Obtuvo el Premio Nobel de la Paz por su dedicación a las clases trabajadoras. Su abuelo fue un combatiente de la Revolución de 1948 y su padre, Léon Jouhaux, fue miembro de la Comuna. Creció en un ambiente humilde y en donde aprendió mucho sobre la lucha de clases.

Su familia se trasladó a la localidad de Aubervilliers en busca de un mejor salario, Estudió en el Liceo Colbert, pero tuvo que abandonar las clases cuando su padre perdió el trabajo por una huelga en la fábrica. Así que, se dedicó a mejorar la maltratada economía familiar. Fue obrero en una fábrica de fósforos y rápidamente hizo parte de las filas sindicales. Fue enviado a Argelia para cumplir el servicio militar. En 1900 participó en protestas por las malas condiciones de seguridad en las que operaban los obreros, por su participación en la huelga fue despedido. Durante algún tiempo, desarrolló trabajos temporales al tiempo asistió a clases en la Sorbona y en la Universidad Popular de Aubervilliers.

Nuevamente ingresó en la fábrica de fósforos y se presentó como un líder obrero, muy admirado por su talento como orador. En 1906 fue representante local de su unidad obrera en la Confederación General del Trabajo (CGT), dos años después asumió el cargo de tesorero interino y, secretario general de la CGT, cargo que desempeñaría durante casi cuatro décadas. Poco a poco, fue desarrollando concepciones políticas menos radicales, aunque no dejó su defensa de los programas de acción sindical. En 1936, impulsó el Acuerdo Matignon que mejoró notablemente las condiciones laborales de los trabajadores

: se redujo la jornada de ocho horas, las vacaciones pagadas y el derecho a la organización.

Al estallar la Primera Guerra Mundial surgió una crisis de las relaciones internacionales, su labor fue consolidar la unidad de las organizaciones obreras de los distintos países para trabajar por la paz. Apoyó a la CGT en su llamado pacifista: arbitraje internacional, limitación armamentística, desaparición de los pactos secretos y respeto por las nacionalidades. Su aporte fue fundamental para el nacimiento de la Organización Internacional del Trabajo. Ya en 1919 mientras estuvo en la Conferencia de Paz de París, demostró su influencia en la elaboración de los principios constituyentes de la OIT.

Cuando se fundó asumió el rol de representante de los trabajadores en el cuerpo de Gobierno de la OIT. Al tiempo estuvo en la Federación Internacional de Asociaciones Sindicales (1919 – 1945). Luego de tomar distancia de la Federación Mundial por divergencias de carácter político, Jouhaux y otros líderes optaron por conformar la Confederación Internacional de Asociaciones Sindicales Libres, donde fue vicepresidente.

En la Sociedad de Naciones participó en la elaboración de bosquejos sobre cuestiones de control de armas, y en el reconocimiento universal del derecho de libre asociación. En 1949 presidió el Movimiento Europeo con el objetivo de sentar las bases para el nacimiento de una Europa federada. En el momento en que Francia quedó derrotado por las fuerzas alemanas, Jouhaux se integró en la Resistencia y fue detenido; fue enviado al campo de prisioneros de Buchenwald, en Alemania, quedó en libertad en el año 1945.

Finalizada la guerra y reconstituida la CGT, volvió a la dirección de la organización, compartió la secretaría general con el dirigente comunista Benoit Frachon. La Confederación y el Partido Comunista desarrollaron diferencias irreconciliables en cuanto a lo ideológico. Jouhaux abandonó la CGT para fundar la CGT-Fuerza Obrera. En este mostró un compromiso con la libertad sindical y la independencia del poder político, la unidad de acción de los trabajadores del mundo y el crecimiento en el rango social de la clase obrera. Su concepción política fue plasmada en la obra: La batalla sindicalista. Hasta su muerte estuvo inmerso en la política defendiendo sus creencias federalistas y de unidad sindical.  Igualmente fue presidente del Consejo Económico Nacional, trabajó con la firme idea de integrar todas las fuerzas productivas en la estructura económica de Francia.

To Top