Políticos

Ignacio Comonfort

Biografía de Ignacio Comonfort
Dominio Público

Biografía de Ignacio Comonfort

José Ignacio Gregorio Comonfort de los Ríos (12 de marzo de 1812 – 13 de noviembre de 1863) Nació en Amozoc, Puebla, México. Político y militar mexicano, considerado una de las figuras más influyentes de la segunda mitad del siglo XIX. Fue Presidente de México en calidad de interino entre diciembre de 1855 y noviembre de 1857; y Presidente Constitucional entre diciembre de 1857 y enero de 1858. Se destacó como militar siendo parte del movimiento del general Antonio López de Santa Anna contra el presidente Anastasio Bustamante. Posteriormente se levantó contra Santa Anna a través del Plan de Ayutla junto a otros liberales. Gobernó por dos años como sustituto de Juan Álvarez, estableciendo una serie de reformas liberales que provocaron el alzamiento de los conservadores y su exilió en Estados Unidos. Colaboró activamente en la defensa de México durante la intervención francesa (1862-1867).

Familia y estudios

Hijo del teniente coronel Mariano Comonfort, de ascendencia irlandesa y si esposa María Guadalupe de los Ríos. Se crió en Amozoc en un entorno hogareño y estricto. Cursó estudios de Derecho en el Colegio Carolino, sin embargo, debido a la complicada situación económica que atravesaba su familia tras la muerte de su padre se vio forzado a abandonar sus estudios para unirse al ejército en la década de 1830.

Carrera militar y política de Ignacio Comonfort

Inició su carrera como militar en 1832, luchando al lado de Santa Anna, en contra del entonces presidente Antonio Bustamante (1830-1832). Tras el triunfo de Santa Anna y la elección de Manuel Gómez Pedraza y Rodríguez (1832-1833), fue nombrado Comandante militar de Tlapa. Posteriormente incursionó en la política al ser elegido diputado al Congreso a comienzos de la década de 1840. Ejerció el cargo entre 1842 y 1848, participando por este mismo periodo en la guerra contra Estados Unidos (1847). Al terminar su labor como diputado fue elegido senador, ocupando este puesto entre 1848 y 1851.

En marzo de 1854, se alzó en contra del gobierno de Santa Anna y condujo junto a Juan Álvarez la revolución en el sur, resistiendo por ese entonces a las tropas del presidente en Acapulco. El desarrollo de esta campaña conocida como Plan de Ayutla llevó a la renuncia de Santa Anna y su posterior exilió en Estados Unidos, Cuba y Colombia. Tras el establecimiento del nuevo gobierno fue nombrado Gobernador de Jalisco (1855) y posteriormente de Tamaulipas (1862). Al renunciar Álvarez en 1855, se le nombró Presidente interino, cargo que ocupó por dos años.

Gobierno de Comonfort (1855-1857)

Tras ocupar la Gobernación de Jalisco, gobernó México como presidente interino entre diciembre de 1855 y noviembre de 1857. Durante estos dos años de gobierno continuó con el establecimiento de las reformas liberales iniciadas por Álvarez, se preocupó por el desarrollo de la economía y la promulgación de leyes relacionadas con la consolidación de un gobierno laico, sin embargo, este tipo de reformas fueron rechazadas por los sectores conservadores y religiosos del país. Estas reformas provocaron numerosos levantamientos durante la segunda mitad de la década de 1850, lo cual llevó a que su gobierno enfrentara serios obstáculos, como la oposición de los conservadores y el clero.

Iniciando su gobierno tuvo que lidiar con los levantamientos Jalisco, Nayarit y Zacapoaxtla. Aun así, continuó con la instalación de las reformas liberales, promulgando junto a su gabinete la ley Lafragua, sobre la libertad de prensa. Posteriormente fueron expedidas la ley Lerdo sobre la desamortización de bienes de asociaciones civiles y eclesiásticas; y la ley de supresión de la Compañía de Jesús o jesuitas, cuya promulgación afectó directamente a la Iglesia. Estas leyes tuvieron como fin la disminución del poder de la Iglesia en el país y el movimiento de los bienes desamortizados, los cuales sirvieron a las arcas del gobierno.

Posteriormente promulgó la ley orgánica del Registro Civil, con cuál se disminuía el poder de la Iglesia, al establecer un sistema que controlaba el registro de los nacimientos, matrimonios y defunciones, labor que había sido manejada por la Iglesia desde los inicios de la república. En 1857, redactó una nueva constitución en la cual se limitaba aún más la influencia de la Iglesia, al controlar el pago exigido a los fieles por las parroquias para el mantenimiento del lugar de culto. Esta ley de obvenciones parroquiales conocida como ley Iglesias, fue el detonante de la guerra entre liberales y conservadores llamada Guerra de Reforma o Guerra de los Tres Años (1858-1861).

La oposición y las críticas al gobierno surgidas tras la promulgación de la nueva constitución se vieron aumentadas, por el cierre de la Universidad a pedido de Comonfort, quien veía a la institución como el foco que movilizaba e impulsaba a los sectores conservadores. La presión ejercida por el clero llevó a que el gabinete y el poco apoyo que tenía Comonfort desapareciera, pues los que apoyaran la constitución serían excomulgados. Observando la situación Comonfort rechazó su constitución, minando así su propio gobierno y desatando la ira de los liberales.

Tras el establecimiento del Plan de Tacubaya con el apoyo del militar y político conservador Félix María Zuloaga Trillo, Comonfort quedó cargo de la presidencia en diciembre de 1857 con la condición de que creara un gabinete de transición que incluyera a representantes de los dos partidos. Sin embargo, poco tiempo después Zuloaga lo traicionó sublevándose junto a grupo de conservadores, el 2 de enero de 1858. El levantamiento organizado por este en la Ciudadela dio por terminado el gobierno de Comonfort, quien al final tuvo que partir al exilio en Estados Unidos. En ese entonces el gobierno quedó a cargo de Benito Juárez, quien estuvo el puesto hasta 1861; aunque cabe destacarse que este ejerció el cargo en varias ocasiones a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX.

Poco tiempo después de dejar el cargo estalló la Guerra de Reforma (1858 -1861), cruel enfrentamiento que dejó numerosas pérdidas y al país en crisis. Tras vivir por algunos años en Nueva York, Comonfort regresó a México para unirse a las campañas militares en contra de la intervención francesa (1862-1867). Siendo aceptado por Juárez en 1863, se le nombró jefe del Ejército del centro y ministro de Guerra. Intentó durante ese entonces proveer al ejército de armas y municiones, con poca efectividad. Este reconocido militar y político mexicano, falleció el 13 de marzo de 1863 cerca de Chamacuero, al ser atacado por los sicarios conocidos como los hermanos Troncoso, quien prestaban sus servicios a los conservadores.

Califica este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]
Ir arriba