Ingeniero

Historia del motor diésel

historia de motor diésel
Tomado de: https://www.instagram.com/p/BppIfydAp5B/

Historia del motor diésel

Motor diésel (28 de febrero de 1892) fue creado por Rudolf Diesel quien obtuvo la primera patente del motor. Fue muy innovador porque este invento no necesita de una chispa para iniciar la combustión a diferencia de los de gasolina. Este motor es un motor térmico, su combustión interna alternativa se produce por la auto-ignición del combustible debido a altas temperaturas derivadas de la alta relación de compresión que alcanza, según el principio del ciclo Diesel.

No utiliza combustible gasóleo/gas-oíl o aceites pesados derivados del petróleo, sino que utiliza aceites naturales como el aceite de girasol (de hecho, el primer combustible utilizado fue el aceite de cacahuete). ​ Tiene muchas ventajas en los aspectos termodinámicos. Por ello, es uno de los motores más usados en diversas aplicaciones. Rudolf Diesel se centró en los principios termodinámicos del físico N.L Sadi Carnot, uno de los padres de la termodinámica. En sus inicios este invento presentó varias dificultades en su aplicabilidad y eficiencia: eran pesados, ruidosos y producirán grandes vibraciones.

Fue en 1898, seis años después de patentado, cuando presento en Munich, su primer motor practico, un cuatro tiempos monocilíndrico, refrigerado por agua. Adolphus Busch, adquirió la patente para Estados Unidos y muy pronto un motor bicilindrico empezó a producir electricidad para sus factorías cerveceras. La primera tarea de Diesel fue maximizar la relación de compresión, (era de 6/1 para evitar la explosión incontrolada), la meta era llegar a relaciones de compresión de 20/1. Para ese momento los motores eran requeridos para para generar electricidad o mover máquinas, o sea, en instalaciones estáticas.

En el año de 1903, el Vandal fue el primer barco propulsado por motores Diésel y, hacia 1912, este sistema se había popularizado. En 1910, H. Saurer presentó públicamente el primer motor Diésel para la automoción, aunque requirieron varios años para que el sistema se hiciera realidad. Una década después, Daimler Benz presentó un motor Diesel de 40 CV, que fue instalado en el camión 5K3. Se trataba de un motor por entonces liviano y rápido, con cuatro cilindros. Este contenía una precamara en donde se mezclaba aire y gasoil ya no se inyectaba directamente en el cilindro.

La labor de los ingenieros para optimizar el motor fue incesante; recurrieron a introducir aire a presión en los cilindros, primero mediante la adopción de compresores volumétricos y luego de turbocompresores. La situación comenzó a cambiar cuando emergieron las nuevas tecnologías, como el turbocompresor o la inyección directa, se popularizó entre los automovilistas, hasta que llegó en el año 2000, a ciertos mercados europeos. En poco tiempo diésel superó en ventas los motores de gasolina.

En el año 2010 han surgido muchas críticas contra el motor diésel: se le responsabiliza del incremento de partículas y contaminantes por óxidos de nitrógeno. A esto se le suma que la ventaja de combustible más barato ya no es tal, al mantener precios iguales al de la gasolina y el gasoil (aunque los motores diésel consumen menos combustible). El 16 de enero de 2017 en Oslo se prohibió expresamente la circulación de coches diésel en el centro para reducir los niveles de contaminación. Por otro lado, el Ayuntamiento de París aprobó mediante votación, la prohibición de la circulación de vehículos diésel a partir de 2020. A estas ciudades se les ha sumado Múnich y Madrid, que ha estipulado un plazo de aproximadamente seis años para eliminar el uso de diésel.

Muchas de estas medidas por parte de los gobiernos son consideradas exageradas y prematuras por parte de las empresas; aseguran que estas medidas complican el desarrollo de futuros motores diésel muchos más limpios y eficientes. Aun así, los últimos avances en torno a los motores diésel es la utilización de última tecnología de Bosch, en la que se asegura que los motores diésel, podrían reducir las emisiones de estos motores hasta conseguir que emitan tan sólo 13 mg de NOx en los ciclos RDE estándar.

Ir arriba