Inicio » Historia » Historia de la Guerra de Vietnam

Historia de la Guerra de Vietnam

Guerra de Vietnam (1964 – 1975). Indochina hasta 1940 fue una unión de países: Cochinchina, Camboya, Annam, Tonkín y Laos, estos bajo el dominio colonial francés. En 1940 Indochina comenzó su proceso de descolonización e independencia, recordemos que en este periodo el país es testigo de la ocupación de las fuerzas japonesas sobre el territorio, enfrentadas con los movimientos nacionalistas como el Partido Nacional de Vietnam y el Partido Comunista Indochino unidos bajo la dirección de Ho Chi Minh.

Aunque el proceso de independencia inició en 1940, cinco años después con la derrota de las fuerzas de Japón, los países de la Indochina francesa aprovecharon la oportunidad para separarse de la unión y proclamar su independencia. Rápidamente, es derrocado Bao Dai, gobernador de Vietnam designado por los franceses, como consecuencia Ho Chi Minh es elegido como presidente del nuevo país, República Democrática de Vietnam del Norte, integrado por Cochinchina, Annam y Tonkín. Simultáneamente Camboya y Laos experimentaron su independencia.

Sin embargo, los franceses ocuparon el país en octubre de 1945, al ver que Vietnam del Norte tenía una buena organización, decidieron generar ciertos acuerdos políticos y económicos satisfactorios para ambos países, pero esto fue un fracaso. Así que, iniciaron una larga confrontación armada en 1946. Posteriormente, Bao Dai instauró el Reino de Vietnam (Vietnam del Sur) con ayuda francesa. Esta confrontación fue ganada por las fuerzas de Ho Chi Minh en la Batalla de Dien Bien Phu, el 7 de mayo de 1954. Para pactar el fin del conflicto en la Conferencia de Ginebra se acordaron varios puntos: la retirada de los franceses de Indochina; el armisticio para Vietnam; la división temporal de Vietnam, el reconocimiento de la independencia de Vietnam del Norte; se estableció una fecha para celebrar las elecciones para reunificar el país.

Tiempo después, Vietnam del Sur recibió las olas del comunismo proveniente de China, el país norteamericano rápidamente intervino para contrarrestarla. La situación comenzó a agravarse con la destitución de Bao Dai en manos de la oligarquía latifundista local. El Sur y el Norte comenzaron a confrontarse, ambos estaban violando los Acuerdos de Ginebra, algunos ciudadanos se vieron inconformes, como respuesta crearon un grupo conocido como Vietnam Rojo, que luego se convirtió en el Frente Nacional de Liberación, empezaron a realizar sabotajes contra instalaciones militares estadounidenses, y en 1959 iniciaron ataques guerrilleros contra el gobierno de Vietnam del Sur.

Estados Unidos brindo apoyo económico y militar al régimen “legítimo”, el del Norte. Realmente, este país tenía sus ojos puestos en las riquezas mineras. En 1961 emprendieron la intervención en Vietnam sin previa declaración de guerra. Finalmente, las tropas norteamericanas y el gobierno del Norte lograron dar un golpe de Estado militar que puso fin al gobierno de Diém, reemplazo del presidente destituido Bao Dai. Para 1964, el gobierno de Estados Unidos aprobó el bombardeo sistemático de Vietnam del Norte y el envío de tropas de combate a Vietnam del Sur, la respuesta de los vietnamitas fue atacar.

Estados unidos aplicó el uso de sustancias químicas, esparcidas desde el aire sobre el ganado y los sembradíos de alimentos. Esto afectó a la población que experimentaron quemaduras en la piel, diarreas y problemas pulmonares. Mientras tanto, el FNL empezó a recibir apoyo diplomático y militar de Vietnam del Norte, entonces los bombardeos también fueron dirigidos a Vietnam del Norte. Pero los bombardeos no lograron el sometimiento de los rebeldes del FNL; tampoco consiguieron que los del Norte dejaran de prestarles ayuda. La resistencia no sólo se dio en Vietnam, algunos movimientos de Estados Unidos rechazaron la intervención de su gobierno en Indochina.

El presidente Johnson anunció en 1968 la paralización de los bombardeos sobre Vietnam del Norte, con ello, comenzaron en París las conversaciones de paz entre Estados Unidos, Vietnam del Norte, Vietnam del Sur y el FNL. Los primeros resultados de las negociaciones fueron infructuosos a pesar de que Estados Unidos se veía comprometido con el cese de las incursiones aéreas en territorio vietnamita. Finalmente, no se llegó a ningún acuerdo. Las fuerzas norteamericanas ocuparon nuevamente, invadiendo parcialmente a Camboya y Laos.

La guerra siguió durante varios años más, los bombardeos norteamericanos se incrementaron, el uso de las sustancias químicas, especialmente el Agente Naranja, produjeron miles de víctimas mortales. Los mandatarios de ambas zonas de Vietnam en conjunto con los líderes del FNL, decidieron iniciar la búsqueda de unos acuerdos, el 27 de enero de 1973, con el fin de terminar la guerra y lograr la desmilitarización de Vietnam por parte de las fuerzas estadounidenses. Se llegó a la firma de unos acuerdos en la Conferencia de París, se estableció el cese del fuego y la retirada estadounidense de Vietnam del Sur. En el mes de marzo, se acordó la unificación de los dos territorios.

Sin embargo, la guerra sucumbió dos años más tarde, en abril de 1975, con la victoria del FNL y el fracaso definitivo de los Estados Unidos. Finalmente, se conformó la República Socialista de Vietnam en abril de 1976. En esta guerra la población civil tuvo una activa participación porque muchos ciudadanos entraron a engrosar las filas del FNL, en la defensa de la soberanía de su territorio. Vietnam luego de la guerra tuvo secuelas ambientales importantes, y estas afectaron directamente la economía, al ser Vietnam un país agrícola.

Como resultado de la confrontación de ocho años, se estima que murieron más de dos millones de vietnamitas, tres millones fueron heridos, dejando cientos de miles de niños huérfanos. Por otro parte, la población vivió un éxodo de unos 12 millones de personas; entre abril de 1975 y julio de 1982 que llegaron a más de 16 países, otros tantos murieron en estas travesías. Las vidas humanas norteamericanas también fueron seriamente afectadas murieron por lo menos 57.685, y otros 153.303 quedaron heridos.

Otra de las consecuencias, fue el descrédito ganado por parte de estadounidenses y ciudadanos de otras partes del mundo hacia el gobierno estadounidense. Dentro del orden mundial de la época, la derrota de los Estados Unidos representó un fuerte golpe a su poderío militar e internacional. Por su parte, China y la URSS, el bloque comunista en general, fueron las más favorecidas.