Historia

Historia de la Guerra de los pasteles

Historia de la Guerra de los pasteles
Dominio Público

Historia de la Guerra de los pasteles

La Guerra de los pasteles (16 de abril de 1838 – 9 de marzo de 1839), fue un conflicto bélico en donde se enfrentaron por vez primera la República de México y el Reino de Francia. Esta confrontación se desarrolló por casi un año. Conocida también como Primera Intervención Francesa en México, o Primera Guerra Franco-mexicana. El motivo por el cual se desató esta confrontación fue por el bloqueo naval del puerto de Veracruz por fuerzas francesas enviadas por el rey Luis Felipe I de Francia. En ese sentido, el bloqueo fue realizado y ordenado por Aimé Roger, primer ministro de Francia, con dos intenciones la primera dar una lección a Buenos Aires y a todos los Estados americanos, atacando México, de la tenacidad de Francia y, la segunda obtener privilegios económicos en Hispanoamérica.

Ahora bien, para ese momento los ciudadanos franceses residentes en México estaban inconformes por la dura situación política y económica, y uno de los motivos de ello, era el no pago de México a Francia de la deuda externa. Si observamos el caso mexicano, la culminación de la Guerra de independencia de México frente a España en 1821 generó constantes pugnas internas entre las facciones que competían por el control político. En suma, estalló un conflicto entre el presidente Guadalupe Victoria y el gobernador Lorenzo de Zavala, este hecho generó una fuerte inestabilidad social que culminó con la victoria de Zavala y la instalación de Vicente Guerrero como nuevo presidente. Los ataques extranjeros a tierras mexicanas eran frecuentes, estos solían estar acompañados de daños materiales a mexicanos que quedaban sin compensación.

Como reacción ante los numerosos reclamos de sus ciudadanos residenciados en México, la monarquía francesa ordenó en abril de 1838 el inició de un bloqueo naval de las costas mexicanas por fuerzas francesas; reclamando indemnizaciones y el pago de la deuda externa. El conflicto inició entre pugnas entre mandatarios, pero luego empezó a encaminarse por el camino de las armas. Alcanzó su punto álgido en noviembre de 1838 con el ataque a San Juan de Ulúa y la toma de Veracruz.

El nombre de Guerra de los pasteles se dio porque uno de los franceses residente en México, más comprometido con la lucha y la reclamación de las indemnizaciones fue un pastelero francés de nombre Remontel que tenía una pastelería en Tacubaya, Ciudad de México. Este hombre había sufrido varios saqueos por oficiales mexicanos durante el gobierno de Santa Anna, desde 1828, y su negocio estaba a punto de quebrar. Así que, Remontel apeló al rey Luis Felipe quien reclamó al gobierno mexicano una indemnización de 600.000 pesos como motivo de los diversos reclamos por perjuicios a nacionales franceses.

El caso de Remontel fue escuchado y tomado en cuenta por las autoridades francesas, y fue un gran motivo para iniciar la invasión francesa en Veracruz. Esta es la razón por la cual en México se conoce como la guerra por este nombre. Los franceses también reclamaban el pago suspendido de una deuda de millones de dólares en préstamos otorgados a México. Si hablamos de la guerra, debemos mencionar que la intervención francesa en México fue realizada por una escuadra francesa conformada por 26 pequeños barcos de vela y 2 barcos a vapor, estos bloquearon el puerto de Veracruz, el golfo más importante en la costa mexicana.

Otro de los motivos de ejecutar esta intervención fue la negativa del presidente mexicano Anastasio Bustamante ante el pago de la indemnización, a pesar de que Deffaudis fue enviado por el rey de Francia a México para exigir la gran suma de dinero, por buenos tratos, pero regresa a Francia sin buenas noticias. Por ello, el rey de Francia ordenó el bloqueo naval de todos los puertos mexicanos desde Yucatán hasta el Río Grande, el bombardeo de la fortaleza mexicana de San Juan de Ulúa y la toma de la ciudad de Veracruz. Las fuerzas francesas siguieron órdenes y capturaron gran parte de la armada mexicana en Veracruz (Batalla de Veracruz). México respondió declarando la guerra.

Santa Anna tuvo que repeler a los franceses de cualquier modo posible, lideró entonces las fuerzas mexicanas. Durante uno de los enfrentamientos Santa Anna resultó herido por lo que su pierna tuvo que ser amputada. Este hecho fue utilizado para asegurar el regreso al poder de Santa Anna porque catapultó su popularidad. Iniciando el año 1839 México accede a pagar a Francia a cambio de un acuerdo de paz.

En consecuencia, llega la intervención diplomática del Reino Unido, con esta se logró comenzar un tratado de paz entre Francia y México el 9 de marzo de 1839. Con el dialogo entre los dos países, se llegaron a varios acuerdos. El presidente mexicano Anastasio Bustamante se comprometió a pagar los 600.000 pesos de indemnización reclamada por Francia. Con este pacto las fuerzas francesas comenzaron su retiro inmediatamente y se dio el fin de la Guerra de los Pasteles.

Clic para comentar

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba