Historia de la familia Rothschild

Historia de la familia Rothschild

La Familia Rothschild o Casa Rothschild​ es una dinastía de banqueros de origen judeo-alemán, que ha ejercido una gran influencia en la política y economía europea desde finales del siglo XVIII. Su nombre proviene del escudo rojo que adornaba la casa de sus ancestros en el ghetto de Frankfurt. La casa tiene su origen en el banquero Mayer Amschel Rothschild, quien para 1769 era el Hoffaktor del heredero Guillermo de Hesse. Con el paso del tiempo la familia amaso una gran fortuna financiando las casas reales e incursionando en varias empresas (industria del ferrocarril, metal y la minería). El buen manejo de los miembros de la familia, llevo a que esta preservara e incrementara su poder, llegando a financiar guerras, gobiernos y el mismo avance hacia la modernidad.

Inicios

Mayer Amschel Rothschild

Nacido en 1743, Mayer Amschel daría inicio a una de las dinastías europeas mas importantes de la historia, al crear una pequeña casa de banca en Frankfurt. Esta se especializaba en el crédito a las casas reales; aunque la familia también amaso su fortuna con otras empresas como, el comercio de bienes de lujo, los suministros militares, el contrabando, el cambio internacional, la venta de letras y la especulación monetaria. Además, cuando empezó la industrialización, la familia no se quedó atrás, se introdujeron con éxito en la industria ferroviaria, la metalurgia y la minería.

Poder y riqueza

El éxito que tuvo la empresa fue evidente, cuando en 1769, Mayer, paso a ser el Hoffaktor del heredero Guillermo de Hesse, es decir el baquero judío que se encargaba de manejar las finanzas y que también prestaba dinero a la realeza. Adinerado, inteligente y muy capaz, Mayer, imprimió al negocio familiar sus propios rasgos como, el hecho de no buscar grandes márgenes de ganancia o de tener una buena prole que garantizara la continuidad de la casa

. Cuando fue el momento, Rothschild, incluyo a sus cinco hijos varones en el negocio y estos incluyeron a su vez a sus descendientes y así sucesivamente.

Por fortuna, Mayer Rothschild, contó con unos buenos herederos capaces de expandir el negocio e incrementar las arcas de la familia. Las cuales se vieron ampliamente beneficiadas con el estallido de la Revolución francesa y el establecimiento del Imperio napoleónico. Desde entonces los Rothschild no dejarían de cosechar éxitos y ampliar su influencia.

 Descendencia

Fue con el mayor de los hijos de Mayer, Amschel Mayer (1773-1855), que la casa gano la baronía hereditaria del Imperio de los Habsburgo. Sin embargo, al no tener ningún hijo, la empresa quedo en manos de Anselm, el hijo de Solomon y Mayer y Wilhelm, los hijos de Karl. A la muerte de Wilhelm, la sede central fue cerrada, mientras que la de Viena (creada por Solomon), se mantuvo funcionando hasta que los nazis ocuparon Austria y la familia tuvo que huir de la persecución antisemita.

Nathan Rothschild

La primera sede internacional de la casa fue abierta en Inglaterra por el tercer hijo de Mayer, Nathan Mayer (nacido en 1777), en 1804. Estuvo ubicada inicialmente en Manchester y luego se trasladó a Londres, donde ha permanecido hasta la actualidad. Inmersos en la política, los Rothschild, darían a los judíos en Inglaterra su primer representante al Parlamento (Lionel de Rothschild). El cuarto hermano, Karl (nacido en 1778), abrió la sucursal de Nápoles, mientras que el menor de los cinco, Jakob (1792-1868), se encargó de la importantísima sede de París

. De entre los hermanos, James y Nathan, fueron los mas calificados de la primera generación. Mas tarde llegarían a la casa Alphonse (1827-1905) y el filántropo y simpatizante de la causa sionista Edmond James (1845-1934). 

De la rama francesa de la familia se destacan Guy de Rothschild (1909-2007), presidente del banco Rothschild Frères hasta 1979; el Barón Edmond Adolphe (1926-1997), creador del Grupo Edmond de Rothschild; su hijo Benjamín (nacido en 1963); y David René (nacido en 1942), cabeza actual del banco Rothschild & Cie y NM Rothschild & Sons.

Otros miembros destacados de la familia fueron la pintora Charlotte de Rothschild (1825-1899); el Baron de Battersea, Cyril Flower (1843-1907), la deportista Hélène van Zuylen (1863-1947) y el político y líder religioso Claude Montefiore (1858-1938).

Aunque la familia perdió su posición hegemónica hacia finales del siglo XIX, hasta la fecha es considerada una de las dinastías mas importantes e influyentes de Europa y el mundo. Se sabe que, para mantener la cohesión de la extensa red familiar, los Rothschild, practicaron frecuentemente la endogamia y procuraron casarse con personas de la misma comunidad judía.

 

To Top