Síguenos en redes

Conquistadores

Gonzalo Jiménez de Quesada

Publicado

en

Biografía de Gonzalo Jiménez de Quesada
Dominio público
Información personal
Nombre CompletoGonzalo Jiménez de Quesada y Rivera
Fallecimientofebrero 16, 1579
OcupaciónAbogado y explorador
NacionalidadEspañola

Biografía de Gonzalo Jiménez de Quesada

Gonzalo Jiménez de Quesada (1509- 16 de febrero de 1579), abogado, cronista y conquistador. Nació en Granada, España. Se graduó como licenciado en Derecho en la Universidad de Salamanca. Al terminar su instrucción con gran brillantez, se alistó como soldado en Italia como soldado hasta 1530. Su fama de combatiente experimentado fue la clave que le abrió el camino para llegar a las puertas de la Real Cancillería de Granada, donde ocupó un puesto como letrado que acabaría llevándolo al otro lado del mundo.

La muerte del gobernador de Santa Marta fue conocida unos meses después en España, así que, la monarquía sustituyó rápidamente, eligiendo a Pedro Fernández de Lugo, además de dotarle el título de gobernado de Santa Marta, se le concedió unas capitulaciones con el título de adelantado y derecho a conquistar tierras no dominadas, llevando al Nuevo Mundo al grupo de soldados e invasores que el considerara conveniente. Fernández de Lugo no dudó en designar a Gonzalo Jiménez de Quesada para el cargo de justicia mayor y teniente general de la expedición. Lugo, lo consideró un hombre despierto y de perspicaz ingenio, con grandes habilidades de un caballero, manejo de las letras y de las armas. Gonzalo Jiménez de Quesada, aceptó este gran reto.

Como un soldado y un hombre culto, tenía todo el conocimiento necesario sobre la expedición, el territorio descubierto contiguo a su destino, las premuras que expediciones anteriores habían sufrido, ya fuera partiendo de Santa Marta o de Cartagena de Indias, todas ellas con el fin de apoderarse de las tierras fértiles y llenas de minerales preciosos. Pero las abruptas y espesas selvas, los impetuosos ríos, los despiadados mosquitos y los temerarios nativos fueron un gran obstáculo para lograr el éxito de la mayoría de las expediciones. No obstante, con toda la valentía posible Gonzalo Jiménez de Quesada remontó el río Magdalena, junto a su tripulación.

Exploró los valles, junto a sus hombres, que encontró a su paso y en 1537 logró llegar a las llanuras de la meseta de Cundinamarca, situada en el centro de Colombia. Llegar allí no fue tarea fácil, se enfrentaron ante numerosos peligros, varios tripulantes murieron por picaduras de animales, el sofocante clima y algunos de hambre. Otros tantos resultaron heridos por ataques de indígenas provistos de flechas envenenadas. La geografía también supuso un conflicto, las cadenas de los Andes septentrionales, para ese entonces casi impenetrable.

Meses después, Gonzalo Jiménez de Quesada rodeó la Sierra Nevada de Santa Marta y llegó a Valledupar, pisó varios territorios como: Chiriguaná, Tamalameque y Sompallón. Por el Rio Magdalena llegó a San Pablo y a la actual Barrancabermeja, continuó su paso por Guachetá, Lenguazaque, Cucunubá, Suesca, Nemocón, Tausa y Zipaquirá hasta arribar a Chocontá y Turmequé. En este punto, sometió a algunos nativos para que los guíen en el camino y les proporcionaran ayuda en los caminos. También descubrió a Tunja, Sogamoso, Duitama, Sáchica, Zaquenzipa, la laguna de Tota y el valle de Neiva hasta Altamira, en el Huila actual.

Durante la travesía por la hoy conocida región andina, específicamente, el altiplano cundiboyacense, Quesada se encontró con la existencia del grupo humano nativo llamado chibchas o muiscas, dedicados a la artesanía y agricultura. Estos fueron sometidos bajo el signo de la cruz, realmente, la fuerza no fue la principal herramienta en esta comunidad, aunque, si existieron episodios de sublevación que fueron resistidos con belicosidad.

El 5 de agosto de 1538, el licenciado Gonzalo Jiménez de Quesada fundó la ciudad de Santa Fe de Bogotá, la que habría de convertirse en la capital del reino de Nueva Granada. Un año después, llegaron a Bogotá dos nuevas expediciones: la primera presidida por Sebastián de Belalcázar, que vino de tierras peruanas, y la segunda de Nicolás Federmann, provino de Venezuela. Los tres capitanes se proclamaron descubridores de la región, por ello, estuvieron a punto de entablar una guerra. Esta guerra no se dio, en parte por la poca cantidad de soldados que tenía cada conquistador, al fin determinaron regresar a España para que el monarca diera la última palabra en cuanto a la adjudicación de los territorios de la gobernación de Nueva Granada.

Finalmente, el Consejo de Indias resolvió no otorgar a ninguno el ansiado título de gobernador. A pesar de que todo el mérito correspondía a Quesada, porque fue el único que había actuado legítimamente con aval de un miembro de la monarquía.

A la edad de 60 años, Gonzalo Jiménez de Quesada recibió una misión por parte de la corona española para conquistar los Llanos ubicados al oriente de los Andes colombianos. Esta expedición fue pensada en base a la leyenda de El Dorado. Los españoles oyeron rumores en los que se afirmó que en la Laguna de Guatavita, los indígenas ofrecían sacrificios humanos a sus dioses, el indígena sacrificado, en este caso, el cacique dorado, llevó sobre su cuerpo desnudo un gran número de joyas de oro, llegó justo a la mitad de la laguna y se sumergió. Los españoles con toda la ambición del caso, decidieron comisionar a Jiménez de Quesada para esta labor, el anciano militar partió desde Santa Fe de Bogotá en 1569 con 400 españoles, 1500 nativos, 1100 caballos y 8 sacerdotes. Primero descendió a Mesetas en el alto río Guejar. La expedición se movilizó a San Juan de los Llanos, navegando hacia el suroriente durante dos años.

Se dieron cuenta que esta expedición pararía en un fracaso. Finalmente, la expedición retornó a San Juan después de seis meses con pocos sobrevivientes. Inesperadamente pasó por San Fernando de Atabapo, inmediaciones entre el Guaviare y el Orinoco, pero no pudo avanzar por la debilidad de las estructuras de los barcos y además sufrieron amenazas de ataque por parte de unos nativos.  Por lo tanto, regresaron frustrados a Santa Fe en diciembre de 1572 con tan sólo 64 españoles, 4 nativos, 18 caballos y dos sacerdotes.

Al momento de llegar, Gonzalo, envió una emisión a la corona, dando los pormenores de la situación, concluyó que la expedición resultó uno de los más caros desastres registrados. Luego de un breve período de servicio en el comando de la frontera, Quesada se trasladó a Huesca, con lo poco que pudo salvar de su fortuna. Alejado de la vida militar y dedicó su última etapa a escribir una serie de obras de las cuales se ha perdido la mayor parte. Su obra más conocida es El Antijovio, en ella narró los principales acontecimientos de Europa 1500 a 1550. Gonzalo Jiménez de Quesada tuvo un contagio de lepra, al que no pudo sobrevivir, murió en Mariquita el 16 de febrero de 1579. Sus restos reposan en la Catedral Primada de Bogotá.

Artículos relacionados

Biografía

Álvar Núñez Cabeza de Vaca

Publicado

en

Biografía de Álvar Núñez Cabeza de Vaca

Biografía de Álvar Núñez Cabeza de Vaca

Álvar Núñez Cabeza de Vaca (1507-1559) Conquistador español. Tras sobrevivir a la fallida expedición de Pánfilo de Narváez a la Florida en 1527, Alvar viviría por varios entre los indios antes de reencontrarse con los españoles en México. Fue gobernador del Río de la Plata entre 1540 y 1544, para luego vivir en el exilio hasta 1553. Es autor del libro de viajes “Naufragios y unos Comentarios” (1542).

La Expedición de Pánfilo de Narváez

Nacido en Jerez de la Frontera en el seno de una familia ennoblecida, Nuñez Cabeza de Vaca iniciaría su aventura en el mar en 1526, al unirse a la expedición de Pánfilo de Narváez hacia la Florida. Salió de Cádiz en junio de 1526 junto a su esclavo de origen marroquí Estebanico y el resto de la flota.  Eran en total 600 hombres y cinco buques. Pasaron por Santo Domingo y Cuba e hicieron una pequeña para en Tampa, debido a una fuerte tempestad. Para ese entonces el grupo de expedicionarios se había reducido.

En contra de las recomendaciones de Núñez, Pánfilo decidió dividir a la tripulación, algunos hombres se adentraron en la Florida, mientras que el resto navegaba por la costa en busca del puerto seguro en río Grande, el cual creyeron cercano. Los hombres en tierra se enfrentaron pronto a la hostilidad de los indígenas y la inclemencia del hambre, por lo que cansados se dirigieron a la costa en busca del resto de la tripulación. Al no encontrar los barcos, construyeron unas canoas que naufragaron al poco tiempo cerca a las costas de Texas. La mayoría de los tripulantes fallecieron.

Viviendo con los indígenas

Capturado por los indígenas tras el naufragio, Núñez viviría varios en tierras norteamericanas trabajando como mercader. Una vez consiguió ganarse el favor de los indígenas comenzó a explorar el territorio en busca una ruta para regresar a España. Después de dos o tres años continuó con su viaje en compañía de Esteban del Castillo, Andrés Dorantes y Estebanico.

Últimos viajes y destierro de Álvar Núñez Cabeza de Vaca

En los siguientes ocho años, Núñez recorrió la zona meridional de Estados Unidos, acercándose a México, donde se reencontraría con algunos marineros españoles. En 1537, tras regresar a España, fue nombrado gobernador del Río de la Plata. Partió en 1541 y gobernó hasta 1543, año el que un alzamiento provocaría su retiro. En ese periodo intento repoblar la región de Buenos Aires y envió dos expediciones, pero ambas serian un fracaso.

Después del alzamiento de 1543, regreso a España, donde fue juzgado y condenado al destierro por ocho años. Vivió entonces en Orán hasta ser indultado en 1553 por Felipe II. A su regreso, trabajó como miembro del Tribunal Supremo en Sevilla. Para ese entonces ya había publicado su libro de viajes “Naufragios y unos Comentarios” (1542), en el que habla sobre la expedición a la Florida. Falleció en Sevilla el 27 de mayo en 1559.

Artículos relacionados

Continúa leyendo

Biografía

Pánfilo de Narváez

Publicado

en

Biografía de Pánfilo de Narváez

Biografía de Pánfilo de Narváez

Pánfilo de Narváez (1470-1528) Conquistador y navegante español. Participó en la conquista de Cuba en 1512, junto a Diego Velázquez. Siguiendo las órdenes de este, en 1520, llega a México, donde es apresado y luego liberado por Cortés. Tras organizar una expedición a la Florida, encontró la muerte en un naufragio cerca a las costas de Texas.

Narváez el navegante

Interesado como muchos hombres de su época en el mar, en su juventud se trasladó a Jamaica, donde trabajó por unos años bajo las órdenes de Juan de Esquivel. En 1509, alcanzó el grado de lugarteniente trabajando para Diego Velázquez de Cuéllar, con quien más tarde conquistó Cuba (1512). Como capitán de la expedición de Velázquez, Narváez exploró el interior de la isla llegando hasta Camagüey y Cueyba y fundando a su paso varias poblaciones. También participó en la matanza de Cananao, de la que fue testigo el sacerdote Bartolomé de Las Casas.

Posteriormente regresa a España, para tramitar el adelantado de Velazquez. En pago por el favor, este le concedió una escuadra de navíos y bergantines, la cual uso para dirigirse a México, donde esperaba a capturar a Cortés. A su llegada Narváez intentó negociar con Cortes, sin embargo, este mucho más hábil que el navegante, consiguió dividir a la tripulación y luego emboscar al capitán. Narváez cayo prisionero el 24 de mayo de 1520, tras perder un ojo en la emboscada. Fue encerrado en la fortaleza de Veracruz y luego trasladado a la ciudad de Coyoacán, donde permaneció por alrededor de tres años.

Después de su liberación en 1523, Narváez se trasladó a España y allí se convirtió en uno de los mayores opositores de Cortes. Fue parte del grupo de cortesanos que fraguaron la caída en desgracia del conquistador. Después de tres años en España, consiguió en 1526, una capitulación que le permitía explorar las tierras de lo que es actualmente la Florida. Se le nombró además adelantado de todas las tierras que explorara.

Expedición a Florida

Narváez partió rumbo a la Florida en junio de 1527, con cinco buques y alrededor de 600 hombres. Pasó por Santo Domingo y luego por Cuba. Sufrió en el trayecto varias deserciones y algunos naufragios, lo cual menguo en gran medida su tripulación. Tras una corta estancia en Trinidad llegó a las costas de Florida, el 12 de abril de 1528. Después de organizar a su flota ingreso al interior del país, esperando encontrar grandes riquezas, sin embargo, encontró la hostilidad de los indígenas y la escasez de víveres.

Cansado, decidió dejar el lugar con sus hombres, construyeron algunas barcas y partieron. No obstante, al poco tiempo fueron sorprendidos por una nueva tempestad, la cual hundió a la flota cerca a las costas de Texas. Narváez falleció junto algunos de sus hombres ese día.

Continúa leyendo

Conquistadores

Hernán Cortés

Publicado

en

Biografía de Hernán Cortés
Autor: José Salomé Pina / Dominio Público

Biografía de Hernán Cortés

Hernán Cortés Monroy Pizarro Altamirano, marqués del Valle de Oaxaca, nació en Medellín, Corona de Castilla, en 1485 y murió en Castilleja de la Cuesta, Corona de Castilla, el 2 de diciembre de 1547. Fue un conquistador español que sometió al imperio mexica (aztecas) y ayudó en la fundación de Nueva España.

 

¿Quién fue Hernán Cortés?

Hernán Cortés era hijo del hidalgo Martín Cortés y Catalina Pizarro Altamirano. Por el lado de su madre, estaba emparentado lejanamente con Francisco Pizarro, quien conquistó Perú. Cuando tenía catorce años, su padre lo envió a Salamanca a estudiar leyes. Aquí permanecería dos años recibiendo instrucción de un escribano de Valladolid, aunque no se sabe si se inscribió o no en la Universidad de Salamanca. Lo que sí se sabe, es que Hernán Cortés deseaba con ansias embarcarse en una aventura típica de la época. Por ello intentó embarcarse con ruta a las indias, pero no lo aceptaron. También quiso hacer parte de las campañas desarrolladas por Gonzalo Fernández de Córdoba en Italia sin ningún resultado. Por fin, en 1504, pudo embarcarse a la isla caribeña de La Española. Aquí fue plantador y funcionario colonial.

En 1511 hizo parte de la conquista de la isla de Cuba, que dirigió el entonces gobernador Diego de Velázquez. Este, por su colaboración, le dio esclavos y tierras. Más tarde, sería alcalde en Santiago de Cuba, aunque sería puesto en prisión poco después por el mismo Velázquez, quien desconfiaba de él pensando que conspiraba en su contra. Pese a ello, Hernán se casó con la cuñada de este, Catalina Juárez, y fue enviado para presidir la tercera expedición en las costas de Yucatán. No obstante, Catalina Juárez moriría en sospechosas circunstancias, siendo Hernán Cortés acusado de haberla matado. Obviando las órdenes de Velázquez y los rumores que se esparcían sobre él, Cortés reunió a un gran número de soldados gracias a su oratoria y partió de Cuba el 10 de febrero de 1519.

Para el mismo año, Hernan Cortés llegó con sus hombres a Cozumel, donde sometió a la población maya y rescató a varios guerreros españoles que habían sido prisioneros. Por aquel entonces, Hernán contaba con un traductor maya al que llamaba Melchorejo. Luego siguió su rumbo por la costa de Yucatán y conquistó la ciudad de Potonchán, donde Cortés y sus hombres se hicieron con varias riquezas, entre las que se contaban veinte esclavas. Una de ellas era una indígena llamada Malintzin, la cual fue bautizada como Marina. Esta sirvió tanto de intérprete como de amante a Hernán Cortés, con quien tuvo como hijo a Martín Cortés. Ese mismo año, Hernán fundaría la villa de Santa María de la Victoria, siendo esta la primera población de España en la región y una de las primeras en el continente.

Más tarde, viajó con rumbo al país del que algunos indígenas le habían hablado, México. Frente a la ciudad Mexica de Quiahuiztlán, fundó Villa Rica de la Vera Cruz, y luego se desvincularía de Velázquez para conquistar en nombre del rey. Así obtuvo el poder de delegar alcaldes y funcionarios. Cortés, al ver lo difícil que resultaría conquistar a la cultura mexica, decidió aliarse con los enemigos de estos. Así, con ayuda especialmente de los totonocos, Cortés conquistó primeramente Tlaxcala y luego llegó a Tenochtitlán, donde el emperador Moctezuma II le abrió las puertas de su ciudad y lo alojó. Por este entonces, un grupo de soldados enviados por Velázquez atacó las guarniciones de Cortés fuera de la ciudad mexica, destruyendo sus navíos. Hernán saldría entonces de la ciudad de Tenochtitlán para luchar contra la gente de Velázquez, a quien dominó atacándolos por sorpresa en la madrugada. Muchos de los soldados que habían venido a luchar contra él, rápidamente se unieron al ver las riquezas que traía encima. Así, una vez resulta la situación, Cortés volvió a Tenochtitlán. Debido a una matanza que había ejecutado previamente uno de los guerreros de Cortés, los mexicas se rebelaron contra Moctezuma II, el cual murió en extrañas circunstancias, y expulsaron a los españoles de la ciudad, dando de baja a un gran número de soldados extranjeros. Luego de esto, Cortés organizó a sus hombres y, con ayuda de los tlaxcaltecas, sitió la ciudad durante 75 días, en los que finalmente Tenochtitlán fue tomada por los conquistadores.

Luego de esto, Cortés se lanzaría a la expedición de Las Hibueras, actual República de Honduras, al escuchar sobre las vastas riquezas que había en el territorio. Más tarde, descubriría la península de Baja California, y, al volver a España en 1529, obtendría del rey Carlos V su título de marqués del Valle de Oaxaca. Después volvió a México, donde efectuó cuatro expediciones más. Finalmente, luego de haberse casado por segunda vez y de haber tenido cinco hijos ilegítimos y uno con su segunda mujer, Hernán Cortés murió el 2 de diciembre en 1547 en Castilleja de la Cuesta, justo cuando deseaba volver a América para disfrutar de las riquezas que había conseguido ahí.

 

¿En qué año inició Hernán Cortés la conquista de México?

Hernán Cortés inició la conquista de México el 14 de marzo de 1519, concluyendo en agosto de 1521 con la toma de Tenochtitlán.

 

Artículos recomendados

 

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad