Artistas

Fra Angélico

Biografía de Fra Angélico
Dominio Público

Biografía de Fra Angélico

Guidolino di Pietro (h. 1395 -1455) Nació en Vicchio, Italia. Religioso y pintor italiano, considerado uno de los pintores más destacados del quattrocento italiano junto a Masaccio y Filippo Lippi, entre otros. Este reconocido pintor es conocido también como Beato Angélico O. P. o Fra Giovanni di Fiésole, nombre que adoptó al tomar el hábito en la Orden de Santo Domingo (Orden de Predicadores o Dominicos); tras ordenarse se dio a conocer en la escena artística italiana por sus pinturas en las que abordó temáticas religiosas. Debido al énfasis que dio a este estilo de pintura fue llamado Angélico, nombre que estaba asociado a la serenidad y devoción del artista. Entre sus obras más destacadas están: Descendimiento (c. 1440), Lamentación sobre el cuerpo de Cristo (1440-1445) y La coronación de la Virgen (antes de 1445), así como, la serie de pinturas realizadas en las celdas del convento de San Marcos de Florencia.

Sobre la infancia y juventud del religioso pocos detalles se conocen; la información que se tiene del devoto religioso data desde 1417, fecha en la que inició su formación artística como miniaturista y pintor en los talleres de Florencia, fue por este entonces que sintió el llamado de la fe y comenzó su formación como religioso. Durante los primeros años fue miembro de la Compañía de San Nicolás en la Iglesia del Carmen; tres años más tarde atraído por los sermones del beato Juan Dominici se unió a la Orden dominicana, se sometió a la vida de observancia regular en el recién creado convento de Santo Domingo, ubicado en Fiésole. En el trascurso de los primeros años en la orden, aprendió y practicó el humanismo cristiano, con el cual hacia frente a la cultura pagana del renacimiento florentino. Al ordenarse cambio su nombre a Fra Giovanni di Fiésole, con el que inició su carrera sacerdotal.

 

Trayectoria artística de Fra Angélico

Tras ordenarse como dominico, combinó su vida religiosa con su vocación artística, la cual había cultivado antes de iniciarse en el camino religioso. En los primeros años de la década de 1420, abrió su propio taller y comenzó a pintar sus primeras producciones conocidas, las cuales estuvieron profundamente influenciadas por estilo gótico italiano o trecentista; en este periodo pintó las obras en tabla Adoración de los magos y  El beso de Judas, obras que fueron expuestas en el convento de San Marcos de Florencia, posteriormente pintó La Anunciación (1425-1428), pintura en la que ilustró la escena en que el ángel Gabriel anuncia a la Virgen María el nacimiento del niño Jesús; en la obra se percibe la influencia del gótico italiano, reflejado en las aplicaciones de oro y el uso de los colores vivos.

El Juicio Final, Fra Angélico.

En el trascurso de la década de 1430, pintó Coronación de la Virgen (1434-1435), pintura en tabla en la que prestó especial atención a los detalles, en esta abundan los colores vivos característico de las pinturas de su periodo en Fiésole; en este mismo periodo realizó los Libros Corales, expuesto actualmente en el Museo de San Marcos, el Retablo de San Marcos y el Retablo del Juicio Final, obra en la que se aprecia la intensidad  expresiva de sus personajes y la representación oscura y fría de los castigos infernales, asimismo, en esta se percibe la madurez artística que ha adquirido el artista con el paso del tiempo; cabe resaltar que por este entonces la obra de Fra Angélico, se vio influenciada por el estilo de Masaccio. Para finales de esta década el religioso comenzó a recibir ofertas por parte de diversas comunidades religiosas, que esperaban contar con una de sus obras en sus instalaciones, como fue el caso de las iglesias florentinas y el convento de Santo Domingo de Cortona.

Hacia mediados de la década de 1440, se trasladó a Roma, donde pintó una serie de frescos en la capilla Nicolina del Vaticano, la cual en la desapareció unos años más tarde. En 1447, pintó unos frescos en la catedral Orvieto junto al pintor Benozzo Gozzoli; poco tiempo después regresó a Italia, donde fue nombrado prior del convento dominico de Fiésole, puesto que ejerció entre 1450 y 1452. Durante estos últimos años de su carrera pintó Descendimiento (c. 1440), Lamentación sobre el cuerpo de Cristo (1440-1445), Annunciatory Angel (1450-1455) y Scenes from the Life of Christ.  Tras una destacada carrera artista el religioso, Fra Angélico, falleció el 18 de febrero de 1455, en Roma, ciudad en la que se disponía a pintar una serie de frescos en una capilla hoy desparecida.

La obra del destacado pintor religioso, puede ser dividida en dos etapas la primera en la que se aprecia la influencia del gótico italiano, reflejada en el uso de fondos dorados, los colores intensos y las figuras alargadas; y la segunda etapa en la que se perciben los aspectos característicos del Quattrocento, como el énfasis en el volumen y la perspectiva, así como la luminosidad de la atmósfera. La obra de Fra Angélico, influyó profundamente en las pinturas de Filippo Lippi y Jean Fouquet.

Ir arriba