Felipe Pardo y Aliaga

Biografía de Felipe Pardo y Aliaga
Información personal
Nombre CompletoFelipe Pardo y Aliaga
Nacimientojunio 11, 1806
OcupaciónPoeta y político
Fallecimientodiciembre 24, 1868
NacionalidadPeruana
CónyuguePetronila de Lavalle y Cabero
PadresManuel Pardo Ribadeneira y Mariana de Aliaga y Borda

Biografía de Felipe Pardo y Aliaga

Felipe Pardo y Aliaga (11 de junio de 1806 -24 de diciembre de 1868) Poeta y político peruano. Se opuso a la separación de España y a los gobiernos de corte liberal, siendo deportado en varias ocasiones. Ejerció como Ministro de Relaciones Exteriores durante las administraciones de Manuel Ignacio de Vivanco y Ramón Castilla y a partir de los cincuentas se dedicó por completo a la escritura. Fue también abogado y periodista. De sus obras sobresalen las comedias para teatro Frutos de la educación (1828) y Una huérfana en Chorrillos (1833).

Primeros años

Nació en Lima y pertenecía a una de las familias más destacadas de la aristocracia colonial. Su padre, Manuel Pardo Ribadeneira, fue el oidor de las audiencias del Cuzco y Lima y su madre, Mariana de Aliaga y Borda, era la hija de los marqueses de Fuente Hermosa. Paso su infancia en Cuzco, ya que, su padre se desempeñaba como regente de la Real Audiencia (1806-15). Fue en ese entonces testigo de los primeros momentos del movimiento independentista peruano, vivenciando de primera mano las rebeliones patrióticas de los hermanos Angulo.  Su padre fue hecho prisionero en estos alzamientos, sin embargo, no paso a mayores debido a la caída de los alzados.

Una vez proclamada la independencia, partió con su familia a España, donde su padre continuó trabajando como diplomático. Cursó estudios en Colegio de San Mateo y en la Academia del Mirto y tuvo como compañeros a José de Esponceda, Ventura de la Vega y Mariano Roca de Togores, entre otras figuras de la literatura y política española. Fue en estos años que comenzó a escribir sus primeros poemas.

Felipe Pardo y Aliaga: Abogado, político y escritor

De vuelta en Lima, en 1828, comienza a ejercer como abogado, involucrándose rápidamente en la escena política de la ciudad. Al poco tiempo comenzó a ejercer como periodista, dirigiendo el periódico El Conciliador, entre 1829 y 1833. Entonces se mostró a favor del régimen de Agustín Gamarra, participó en las tertulias de José María de Pando y fue colaborador del Mercurio Peruano.

En adelante se opondría a los gobiernos de corte liberal, a los cuales combatió por medio de la prensa, ejemplo de ello fue su ataque al gobierno de Luis José de Orbegoso a través de las páginas de El Hijo del Montonero y El Coco de Santa Cruz. También colaboró en Para Muchachos. Entre 1835 y 1836, hizo de mediador en el conflicto entre Gamarra y Salaverry y tras el fusilamiento de este último se trasladó a Chile. Desde allí se opuso al gobierno de Santa Cruz y su proyecto de confederar Perú y Bolivia.

Por sus críticas y sátiras, publicadas en El Intérprete (1837), a su regreso a Perú fue deportado nuevamente a Chile. Sin embargo, esto duro poco tiempo, ya en 1840 está de regreso en el país. Poco después es nombrado vocal de la Corte Suprema de Justicia en la capital. Fue deportado en varias ocasiones más antes de convertirse en Ministro de Relaciones Exteriores durante el corto gobierno de Manuel Ignacio de Vivanco (1843-44). Volvió a ocupar este cargo, ya un poco disminuido, en el gobierno de Ramón Castilla (1848-49). Aquejado por sus problemas de salud, en los cincuentas se retira de la política, dedicándose por completo a la escritura.

Para el momento de su retiro, ya había publicado sus obras más destacadas, Frutos de la educación (1828) y Una huérfana en Chorrillos (1833). A estas le siguieron Don Leocadio y el aniversario de Ayacucho (1833) y su serie de artículos de corte costumbristas publicados en El espejo de mi tierra, entre 1840 y 1859.  Como poeta llego a publicar El carnaval de Lima (1829), La Jeta (1835) y La Nariz (1957). Con posterioridad fueron publicadas las compilaciones: Poesías y escritos en prosa (1869) y Poesías (1873).

Vida personal

Estuvo casado con Petronila de Lavalle y Cabero y tuvo cuatro hijos: Mariana, Felipe, Francisca y Manuel, el presidente del Perú entre 1872 y 1876.

Muerte

Aquedado por la ceguera y la parálisis que sufrió en sus últimos años, murió en Lima el 24 de diciembre de 1868, a los 62 años.

Otros poemas

  • El ministro y el aspirante
  • La jeta del guerrero (1925)
  • A mi hijo en sus días (1855)
  • El Perú (1856)
To Top