Síguenos en redes

Artistas

El Greco

Publicado

en

Biografía de El Greco
Dominio Público

Biografía de El Greco

El Greco (1 de octubre de 1541 – 7 de abril de 1614), pintor griego. Su nombre real fue Domenikos Theotokopoulos. Proveniente de la región de Candía, Creta. Su padre Geórgios Theotokópoulos, fue comerciante y recaudador de impuestos y su madre provenía de una familia distinguida de Grecia. El Greco fue un joven muy culto, interesado por la pintura y la literatura clásica, era amante de la cultura bizantina.

Por ello, durante su primera etapa, el artista practicó la pintura conocida como allá greca, de influencia bizantina e hierática. Esta tendencia se caracterizó por referir escenas mitológicas, leyendas y batallas históricas de manera naturalista. También practicó la pintura allá latina, propia del Renacimiento italiano. Lo interesante aquí es que el Greco tuvo la habilidad de fusionar estas dos logrando un importante reconocimiento entre los pintores cretenses. Luego de abandonar su ciudad, emprende un viaje a la ciudad de Venecia sobre el año 1566. En la ciudad de los canales conocerá a Tiziano y Tintoretto, su intención no era ser discípulo sino tomar lo más relevante de la pintura renacentista.

Sus obras en este periodo fueron, La curación del ciego (1567), exponen la influencia de Tiziano en el color, así como la composición de las figuras y paisaje con gran profundidad, propios de Tintoretto. El Greco tuvo que adaptarse al lenguaje artístico italiano, ya que en un comienzo sus creaciones o aportes cuando se encontraba al lado de los pintores italianos eran poco entendidos y muchas veces cuestionados. Este pintor griego, a pesar de adaptarse no dejo su estilo propio. Fue descrito como un pintor extravagante y de espíritu innovador. Él no se acomodó a los dictados de la clientela religiosa.

Pasó a Roma, de 1570 a 1576, en donde siguió inspirándose y aprendiendo de artistas como Michelangelo Buonarroti, evidente en su pintura Pietà (1572), asimismo en Anunciación de época italiana (1577) esta fue pintada en Roma, pero contiene la huella del arte de Venecia, tanto en el colorido como en el manejo del espacio. El Greco viajó a España, llegó a Toledo en la primavera de 1577, en compañía de un joven llamado Francisco Preboste, su compañero incondicional que permaneció con él por más de 30 años como criado, ayudante, representante, colaborador íntimo, hombre de confianza y, sobre todo, amigo. Quizá por ello, El Greco nunca sintió la necesidad de casarse.

En esta ciudad se inclinó por el estilo artístico del manierismo, iniciado por Miguel Ángel y Rafael, en la última parte del Renacimiento. A lo largo del tiempo esta corriente artística comenzó a expandirse por Europa. En España, se consideraron manieristas, Juan de Juanes, Alonso Sánchez Coello y Juan Pantoja de la Cruz, estos estuvieron alejados de las influencias italianas. Distintos es el caso de Luis de Morales, que lo combinaron con la tradición hispanoflamenca, sobre todo, El Greco con obras como el Laoconte (1600). El Greco expresó la tensión religiosa con un exagerado manierismo, representando de modo realista la forma humana y la ejecutando con maestría la perspectiva. Las mayores influencias del manierismo en El Greco se perciben en los colores ácidos y opuestos, la perspectiva irracional, composiciones abarrotadas con un excelente tratamiento de la luz.

Cristo abrazado a la cruz (1580-85)

Mientras estuvo en España se vinculó al movimiento de la Contrarreforma. Trabajó para la iglesia de Santo Domingo el Antiguo, para ellos realizó por encargo La Trinidad (1579); composición inspirada en un grabado de Alberto Durero. El caballero de la mano en el pecho (1584), fue una obra realizada para este periodo, retrato de gran popularidad y magistralidad.

El Greco le envió al rey Felipe II una muestra de su obra la Alegoría de la Liga Santa (1579) con la intención de conseguir participación en la realización de los frescos para el nuevo monasterio que se ubicaría en El Escorial, a cercanías de Madrid. Infortunadamente no logró su cometido. Aunque no cabe duda que este envió aumentó su fama. En la obra se evidencia su habilidad para fusionar la iconografía política con motivos medievales. Posteriormente, realizó para el monasterio el cuadro San Mauricio y la legión tebana. Previamente ya había realizo un espléndido trabajo por encargo de la catedral de Toledo: El expolio (1579) en ella se percibe la imagen de Cristo, rodeado por los que le han prendido.

Su fama se propagó por la ciudad, Andrés Núñez de Madrid le encargó uno de sus cuadros más popular: Entierro del Conde de Orgaz (1588), decoró la capilla de Santo Tomé. Por medio del conde de Orgaz, los espectadores podrán reflexionar sobre el ámbito terrenal y la parte divina, además invoca la fragilidad humana. En la obra se aprecia el alargamiento de figuras, características propias del manierismo. En su casa en Toledo, el Greco compartió con poetas como Luis de Góngora y Fray Hortensio Félix de Paravicino, nunca dejo su gusto por la literatura. También, entre 1605 a 1610 recibió miembros la nobleza y de la elite intelectual, los que varias veces le encargaron retratos.

Simultáneamente, realizó obras como El bautismo de Cristo (1600), La adoración de los pastores (1614), ambas reposan en el Museo del Prado. El griego trató temas de la mitología clásica, como el Laoconte (1614), y los temas bíblicos del Viejo Testamento, como su obra incompleta El quinto sello del Apocalipsis (1614).

Cuando su amigo incondicional se ausentó de su vida, el Greco conoció a la española Jerónima de las Cuevas; la madre de su único hijo, Jorge Manuel. Su hijo también se convirtió en pintor con su impulso. Mientras estaba realizando una obra para el Hospital de Tavera, en Toledo, enfermó gravemente, y un mes, el 7 de abril de 1614, falleció. Fue enterrado en la iglesia de Santo Domingo el Antiguo. Como un homenaje a su labor artística en esta iglesia. Su hijo siguió trabajando en su taller por varios años y promoviendo las obras de su padre.

Artistas

Il Pisanello

Publicado

en

Biografía de Il Pisanello
Pisanello, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Il Pisanello

Antonio Pisano o  di Puccio Pisano, o también Antonio da Cereto (c.1395-1455), más conocido como Il Pisanello, fue un pintor y medallista italiano. Uno de los mejores exponentes de la pintura gótica internacional. Su obra se sitúa en un periodo de transición, compartiendo la influencia del arte gótico con la de las primeras formas renacentistas. Comenzó su carrera en Verona, influido por Stefano da Zevio. Más tarde colaboró con Gentile da Fabriano en los frescos para el Palacio Ducal y muerto el maestro ganó reputación terminando los frescos en San Juan de Letrán. Su fama en las cortes se debió más a sus medallas que a sus pinturas; entre ellas,  destacan, la medalla del emperador griego Juan VIII y la del rey Alfonso de Aragón.

Vida

La Virgen de la codorniz / Crédito: Paolo Villa, CC BY 4.0, via Wikimedia Commons

Pisanello nació entre 1380 y 1395 en Pisa o Verona. Es poco lo que sabe sobre sus primeros años, aunque sus primeros trabajos sugieren fue alumno de Stefano da Zevio, un artista veronés. Comenzó su carrera en Verona y llevó una vida bastante errante. Entre 1415 a 1420 colaboró, en Venecia,  con Gentile da Fabriano en los frescos para el Palacio Ducal. De da Fabriano aprendió su estilo delicado y detallado, así como su gusto por los materiales preciosos y bellas fábricas encontrado en obras posteriores.

Pintor cortesano

Estando al servició del joven Ludovico Gonzaga en Mantua para 1422, pronto comenzó a granjearse espacios en las cortes. Su reputación hizo que incluso se pelearan por tenerlo. Aunque tuvo varios señores, continuó al servició de los Gonzaga hasta los años 1440.Muerto Fabriano en 1427, se le encargo terminar los frescos dejados inacabados en San Juan de Letrán en Roma. Su fama no dejó de crecer a partir de entonces. Al igual que da Fabriano, Pisanello gozó de gran respeto y consideración.

Estuvo empleado en las cortes de Ferrara, Mantua, Milán y Verona y trabajó para el Rey de Nápoles, la familia Este y el Papa en el Vaticano. En Verona pintó sus más grandes obras, como La madona de la codorniz (h.1420), La Anunciación (142426) y La leyenda de San Jorge (1429-30). Como cortesano, en Mantua, Milán y Rimini, debió su fama más a sus medallas. Estas, con efigies de los príncipes de la época,  fueron un resultado de su estudio de los retratos numismáticos griegos y romanos.

Medalla Alfonso V de Aragón/ Crédito:Luis García, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Destacan,  sus medallas del emperador Juan VIII Paleólogo (1438), la medalla de matrimonio de Lionello d’Este (1444),  de Sigismondo Pandolfo Malatesta (1445), de Francesco Sforza y la medalla de Alfonso de Aragón (1448).

Pintor, medallista y eminente retratista, en sus últimos años abandonó el estilo sofisticado de su maestro, da Fabriano, para tomar como referencias a Masolino, Ghiberti y Paolo Uccello, lo que puede apreciarse en su cuadro de 1447 La Virgen con los Santos Antonio Abad y Jorge y en el ciclo de frescos con tema artúrico dejado en sala del palacio ducal de Mantua.

Falleció probablemente en Nápoles en el año 1455.

Continúa leyendo

Artistas

Piero di Cosimo

Publicado

en

Biografía de Piero di Cosimo
Piero di Cosimo, CC BY 3.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Piero di Cosimo

Piero di Lorenzo (1462-1521), más conocido como Piero di Cosimo, fue un pintor cuatrocentista italiano. Influido fuertemente por Leonardo da Vinci y Signorelli, realizó composiciones extrañas, fuera de lo común, y de temática fantástica, como sus Prometeo, Centauros y lapitas. Fue también un destacado retratista y pintor religioso.

Vida

Madone

Piero nació en Florencia, Italia, de padre orfebre. Tomo el nombre de su maestro, Cosimo Roselli, con quien trabajó hasta 1481 en el fresco Sermón de la Montaña y también, posiblemente, colaboró en la realización del Cruce del Mar Rojo para la Capilla Sixtina del Vaticano. Allí vio los frescos de Sandro Botticelli y Domenico Ghirlandaio, cuyos estilos adopto como propios, especialmente en su Jason and Queen Hypsipyle with the Women of Lemnos (1499).

Sin ser miembro de ninguna escuela, Piero tomó prestadas las técnicas de diversos artistas para la creación de un estilo propio, un tanto peculiar y fantasioso.   Estuvo fuertemente influenciado por Da Vinci, Signorelli y Lippi. En su Visitación con San Nicolás y San Antonio Abad, es visible la influencia de la paleta de colores de Hugo van der Goes.

Ajeno a los ambientes oficiales, se mantuvo alejado del círculo de los Médici, por lo que, toda su producción dependió de los encargos de particulares.

La pintura mitológica

Las desgracias de Sileno (c.1500) / Crédito: Piero di Cosimo, Public domain, via Wikimedia Commons

La madurez de su estilo artístico se ejemplifico en sus pinturas mitológicas llenas de una fantasía romántica. Muchas de estas composiciones estaban basadas en el relato sobre la evolución humana de Vitruvio. Incluyo pues en sus obras humanos y animales con formas híbridas en celebraciones extrañas y de un gran desorden. Destacan en este respecto, sus obras Las desgracias de Sileno (c.1500) , Batalla de lapitas y centauros (c.1505), Vulcano y Eolo maestros de la humanidad( c.1500-1505) y El Descubrimiento de la miel por Baco (c. 1500-1505).

Otras obras suyas fueron  A Satyr Mourning over a Nymph (c. 1495), Incendio en el bosque (c.1505) y la Liberación de Andrómeda (c. 1510-13).

Piero pintó varios retratos, de los cuales el más conocido es su busto conmemorativo a Simonetta Vespucci (c. 1480),  amante de Giuliano de’ Medici. Retrato, asimismo, a Giuliano de Sangallo y  al padre Francesco Giamberti. Fiel a la estética cuatrocentista, fue sensible al realismo flamenco y en algunos de sus retablos llegó a mostrar un descarnado naturalismo.

Piero falleció en Florencia en 1521.

Continúa leyendo

Artistas

Bicci di Lorenzo

Publicado

en

Biografía de Bicci di Lorenzo
Sailko, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Biografía de Bicci di Lorenzo

Bicci di Lorenzo (1373-1457)  fue un pintor y escultor italiano de la primera mitad del quattrocento. Perfecto seguidor del trecento, se formó en el taller paterno, que, con posterioridad, amplió y dirigió notablemente. Tuvo influencias de Gentile da Fabriano y Lorenzo Monaco. Una vez reconocido recibió importantes encargos de la familia Medici, incluyendo el ciclo de frescos de Hombres ilustres para el palacio de la familia. Fue iniciador del quattrocento y uno de los más prolíficos pintores del gótico internacional.

 

Vida

Nacido en Florencia, de padre pintor, Lorenzo comenzó estudios en el taller paterno. En sus inicios, especialmente en la pintura de su primera época, estuvo influenciado por Lorenzo Monaco y Gentile da Fabriano. Fue un buen seguidor del arte del trecento, aunque con el tiempo actualizó su estilo incluyendo motivos renacentistas propios de la primera mitad del quattrocento. Contrajo matrimonio en 1418. Más tarde, 1424, se inscribió en el gremio de pintores de Florencia.

Madonna col bambino / Crédito: Sailko, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons

Obra

Después de unos primeros trabajos -en gran medida frescos- realizados junto a su padre, recibió  algunos importantes encargos de los Medici, entre ellos, el ciclo de frescos de Hombres ilustres para el decorado del Palazzo Medici. También pintó al fresco un apostolado en la catedral de Florencia e hizo frescos de San Cosme y San Damián, con Domenico Veneziano, representando la dedicación de la iglesia San Egidio del hospital de Santa Maria Nuova. Posteriormente colaboró con Andrea del Castagno.

En 1445 comenzó los frescos para la iglesia de San Francisco en Arezzo, que, por motivos de salud, no llegó finalizar. Entre sus mejores obras caben mencionarse: la Virgen entronizada en la Galería Nacional de Parma, el tríptico con las Historias de San Nicolás ubicado en la catedral de Fiesole y la Natividad pintada para la iglesia de San Giovannino dei Cavalieri, en Florencia. En Florencia se encuentran también sus frescos de la capilla de la Compagnie en la iglesia de Santa Trinidad.

Sin duda uno de los  pintores más prolíficos de la primera mitad del siglo XV, Di Lorenzo falleció en Florencia en 1452. Su muerte no significó, el final de su taller, al quedar este en manos de su hijo el también pintor Neri di Bicci. Fue enterrado en la iglesia de Santa María del Carmine.

Continúa leyendo

Escritores

Celebridades

Destacadas

Nuestros partners recogerán datos y usarán cookies para ofrecerle anuncios personalizados y medir el rendimiento.    Más información
Privacidad