Historia y biografía de

Arte

Donatello

Biografía de Donatello
Frieda at it.wikipedia [GFDL or CC-BY-SA-3.0], from Wikimedia Commons

Biografía de Donatello

Donatello (1386 – 13 de diciembre de 1466) escultor. Nació en Florencia, República de Florencia. Su nombre de nacimiento es Donato di Betto Bardi. Donatello fue uno de los creadores del estilo renacentista y uno de los artistas más grandes del Renacimiento. Lorenzo Ghiberti fue su principal maestro, le dejó un importante legado técnico, aunque ningún vestigio estilístico, ya que su habilidad fue tal que desarrolló un estilo propio basado en la fuerza emocional, y un sentido distinto del movimiento. Su padre participó en la revuelta de los Ciompi, un levantamiento popular acaecido en 1378, organizado por los cardadores de lana.

Su padre también participó en otras acciones en contra de Florencia, por ello, fue condenado a muerte y después indultado. Donatello no fue similar a su padre, era noble, elegante y delicado, de ahí su apodo. Donatello fue educado en la casa de la familia Martelli; recibió formación en orfebrería. Viajó a Roma con Brunelleschi, para estudiar el arte de la Antigüedad durante dos años. Se inspiró en las ruinas antiguas luego de estudiarlas cuidadosamente. Definitivamente, su estancia en Roma fue decisiva para el completo desarrollo del arte italiano en el siglo XV, su interés se centró en las medidas de la cúpula del Panteón y otras construcciones romanas.

Las construcciones de Brunelleschi y los monumentos de Donatello fueron totalmente influyentes en los pintores y arquitectos de esta época. A su regreso a Florencia, en 1404, Donatello trabajó en el taller de Lorenzo Ghiberti, intervino en la realización de la cera para la fundición de los modelos de la puerta norte del baptisterio de San Juan (1407). Gracias a ello, adquirió los conocimientos fundamentales de joyería y orfebrería. Posteriormente, y con el tiempo fue perfeccionando su técnica al punto de llegar a ser considerado un artista revolucionario y dueño de su propio estilo.

La gravedad y el realismo de sus figuras de mármol era notables, contrastando vivamente con la gracia y el decorativismo del gótico internacional. Ejemplo de ello es el San Marcos, Donatello comenzó esta serie en 1411 y la concluyó en 1436 con el llamado Zuccone. A esta serie pertenece también el San Jorge, su primera obra famosa. Donatello, luego conoció a Michelozzo, quien se convirtió en su aprendiz. A partir de 1427 empezó la realización en Pisa de la tumba del cardenal Brancacci, en la que esculpió en relieve el tema de la Asunción de la Virgen. Poco después el artista dio sus primeros pasos en el difícil arte de la fundición en bronce.

En Florencia el artista italiano también hizo la Cantoría para la catedral, en la que recreó libremente algunos de los motivos clásicos admirados en Roma. En 1443, Donatello decidió trasladarse a Padua, probablemente después de haber recibido el encargo de esculpir la estatua ecuestre del Gattamelata, lo más importante es que esta es la primera de tamaño natural desde la Antigüedad. Realizada al estilo del Marco Aurelio romano, posee la fuerza expresiva característica de sus estatuas anteriores. Donatello fue el responsable de construir el retablo mayor del santuario de San Antonio, en el cual habilidosamente combinó siete estatuas y cuatro relieves, aunque su disposición fue modificada en el siglo XVI.

La obra es vista como magistral en el sentido dramático y en la organización del espacio. En 1454 Donatello esculpió sus obras de mayor fuerza emocional, en las que trabajó y experimentó las posibilidades expresivas de la deformación. A este período corresponden Judit y Holofernes y la sublime María Magdalena, realizadas en madera. Debemos indicar que, Donatello influyó de forma decisiva y directa en la escultura de Florencia hasta comienzos del siglo XVI. En sus últimos años de vida, lamentablemente el artista italiano sufrió una grave enfermedad que lo postró y la imposibilidad de trabajar afectó su nivel de vida.

Finalmente, Donatello murió en su ciudad natal el 13 de diciembre de 1466 y fue enterrado en la basílica de San Lorenzo en la cripta debajo del altar y al lado de la tumba de Cosme el Viejo. El cenotafio de Donatello fue realizado en 1896 por el escultor Raffaello Romanelli. Murió en un estado de pobreza notable, quedó debiendo 34 florines de pago por el alquiler de su casa. Aunque esto también responde a la actitud desinteresada de Donatello por los asuntos financieros, durante toda su vida demostró tener problemas a nivel económico. Aseguran que era un ser muy desapegado del dinero y que constantemente lo regalaba o dejaba a disposición de sus ayudantes en el taller.

Su trabajo fue reconocido a lo largo de su vida, recibió buenos honorarios por su trabajo le aseguraron grandes ganancias y también por otra parte Cosme de Médicis le concedió una paga vitalicia semanal que disfrutó hasta el día de su muerte. Recordemos que sus obras más relevantes y que aún se estudian son: San Luis de Tolosa, San Jorge, San Marcos, El profeta pensativo, Sacrificio de Isaac, Relicario de San Rossore, Obras en Siena y Orsanmichele.

To Top