Charles Perrault

Biografía de Charles Perrault
Dominio Público

Biografía de Charles Perrault

Charles Perrault (12 de enero de 1628 – 16 de mayo de 1703) escritor. Nació en París, Francia. Se crió en una familia burguesa, su padre era abogado en el Parlamento, lo que permitió que Charles tuviera el privilegio de desarrollarse en un ambiente culto y estudiar en las mejores escuelas del momento. En 1637 ingresó en el colegio de Beauvais, estando en este lugar se descubre su facilidad para las lenguas muertas. Luego de graduarse de la secundaria decide estudiar Derecho. Su desempeño fue muy notorio, mientras realizaba sus estudios se encontraba bajo la protección de su hermano mayor Pierre, un recaudador general. En 1654, luego de culminar sus estudios, es nombrado funcionario para trabajar en el servicio gubernamental.

La pasión de Perrault era la escritura, así que en ocasiones pasó más tiempo escribiendo que ejerciendo su profesión. Participó activamente en la creación de la Academia de las Ciencias y en la restauración de la Academia de Pintura. Fue un artista que logró sobrellevar el sistema y la situación política de Francia, por ello, sobrevivió fácilmente a este periodo y su producción literaria no se vio afectada. En su primer libro titulado Los muros de Troya (1661), sus obras nunca dieron lugar a la imaginación. Esto se debe a que, su rol como funcionario privilegiado le llevó a vivir una vida burocrática y aburrida, sus escritos se enfocaron en odas, discursos, diálogos, poemas y obras que exaltaban al rey y a los príncipes, por lo anterior su vida estuvo colmada de honores, que aprovechó muy bien.

Como secretario de la Academia Francesa fue el protegido de Colbert, el famoso consejero de Luis XIV. Para 1665 Perrault asciende al puesto de funcionario real, lo que le permitió grandes prebendas. Están en este puesto consigue que su hermano, Claude, fuera el encargado de la elaboración de los planos del Observatorio del Rey. Luego de ser nombrado académico en 1671, contrae matrimonio con Marie Guichon. Dos años después es elegido canciller de la Academia y también fue Bibliotecario de la misma. De la unión con su esposa nacieron cuatro hijos, pero lamentablemente su esposa falleció luego del nacimiento del último.

En 1680, Perrault cedé su puesto privilegiado de primer funcionario al hijo de Colbert. Para esta época, escribió el poema El siglo de Luis el Grande estuvo inmerso en una controversia de carácter erudito por este escrito que le distancia de Nicolas Boileau y Jean Racine, quienes ridiculizaron su postura. A razón de esta divergencia de opiniones y como respuestas a las críticas nació su obra crítica: Paralelo de los Ancianos y de los Modernos, en el que se contemplan las Artes y las Ciencias, un alegato que demostró su apoyo a los escritores «modernos» y en contra de los tradicionalistas.

Esta querella de carácter ilustrado continuó. La teoría según la cual las artes no dejan nunca de perfeccionarse a través de una revolución de carácter científico defendida por Perrault anima la Digresión sobre los antiguos y los modernos (1688) escrita por Bernard Le Bovier de Fontenelle. Dicha polémica, se consideró la polémica del siglo. Luego, Perrault publicó Los hombres ilustres que han surgido en Francia durante este siglo, con sus retratos al natural (1696-1700), obra biográfica en dos volúmenes, de poco valor, pero ilustrada con hermosos grabados.

Fue un autor muy productivo, a lo largo de su vida publicó 46 obras, ocho de ellas publicadas póstumamente. La obra póstuma más popular es: Memorias de mi vida. Ahora bien, a excepción de los cuentos infantiles, toda su obra se compone mayoritariamente de loas al rey de Francia.  La mayoría de sus cuentas más famosos se encuentran en Cuentos del pasado, más conocido como Cuentos de mamá ganso (1697). Este libro ha logrado llegar hasta nosotros, sin importar el tiempo, con la misma frescura y espontaneidad con que fueron escritos. Algo admirable de Perrault es que logró utilizar la tradición oral, asimismo las leyendas de su país.

Sus cuentos también están llenos de enseñanzas morales, llenos de un encanto que perdura y que los ha convertido en las lecturas favoritas de los niños. Los personajes más utilizados en dichos cuentos van desde hadas, ogros, animales que hablan, brujas, princesas hasta príncipes encantados. Al final de cada relato, el autor incluye una moraleja. Hábilmente, el escritor registró las costumbres de una época inconforme con su situación y, para dar esperanzas a la gente, por lo regular incluía finales felices en sus escritos.

Para sus relatos, Perrault recurrió a paisajes que le eran conocidos, como el Castillo de Ussé, en el que se inspiró el cuento de La bella durmiente. Otras de sus obras más conocidas y populares son: Piel de asno, Pulgarcito, Barba Azul, La Cenicienta, La bella durmiente, Caperucita Roja y El gato con botas, logró suavizar en muchos casos la crudeza de las versiones orales. La vida de este famoso escritor termino el 16 de mayo de 1703.

To Top

#FrenarLaCurva