Antonio Cánovas del Castillo

Antonio Canóvas del Castillo
dominio público

Biografía de Antonio Cánovas del Castillo

Antonio Cánovas del Castillo (8 de febrero de 1828 – 8 de agosto de 1897) político e historiador. Nació en Málaga, Andalucía, España. Fue el responsable de la instauración del régimen de la Restauración. Se graduó de la carrera de leyes en la Universidad de Madrid, durante su formación académica demostró gran interés por la literatura y sobre todo hacia la historia. Por ende, escribió notables trabajos sobre los Austrias y la decadencia española, y fue miembro de la Academia de la Historia.

Estuvo al frente del Ateneo de Madrid, de manera intermitente entre los años 1870 a 1889. También estuvo trabajando en el diario de Joaquín Francisco Pacheco, hombre puritano que representó el Partido Moderado. Cánovas también estuvo inmiscuido en la arena política española, siendo parte de la Unión Liberal, partido creado por Leopoldo O’Donnell para interponerse entre moderados y progresistas.

Redactó el Manifiesto de Manzanares, que expuso las posiciones de los militares participantes en la llamada Revolución de 1854. Poco a poco, obtuvo puestos políticos de relevancia, por ejemplo: agente de preces en Roma, director general de Administración Local, gobernador civil de Cádiz, subsecretario de Gobernación, ministro de Ultramar. Lamentablemente, fue desterrado a Palencia luego de la insurrección de los sargentos del Cuartel de San Gil (1866), permaneciendo lejos del campo político hasta que estalló la Revolución de 1868, que destronó a Isabel II.

Durante el Sexenio Revolucionario, Cánovas del Castillo fue líder de una minoría conservadora en las Cortes. Atacó al régimen democrático de Amadeo de Saboya y a la Primera República que le sucedió, ante los fracasos de ambos postuló su idea de restaurar la monarquía de los Borbones, pero no bajo el mandato de la ex reina Isabel II –por su descrédito -, sino en la de su hijo, a quien haría reponer con el nombre de Alfonso XII.

Para el año de 1870, Antonio Cánovas consiguió plenos poderes para dirigir la causa monárquica (1873), proclamó el llamado Manifiesto de Sandhurst, en el que trazaba las directrices de una monarquía de carácter parlamentaria, liberal y moderada, llamando en su apoyo a todos los católicos inconformes con la situación revolucionaria. De manera audaz, el general Arsenio Martínez Campos logró proclamar al rey mediante un pronunciamiento militar en Sagunto (1874). Sin embargo, los militares no quisieron ocupar el poder, sino poner en él a Cánovas. Cánovas formó un gobierno hasta la llegada de Alfonso XII.

Este político español forjó las bases del régimen de la Restauración, el cual perduró hasta el golpe de Estado de Miguel Primo de Rivera. Por medio de la aprobación de la Constitución de 1876, instituyó una monarquía liberal infundida en las prácticas parlamentarias europeas. En suma, Cánovas diseñó un modelo bipartidista de corte británico con los reductos de la extinta Unión Liberal.

En 1881 tomó la determinación de dejar el poder, aunque volvió tres años después. Con el Pacto de El Pardo

, se llegó al acuerdo de suceder ambos partidos. Durante un tiempo administró el Consejo de Ministros. Realizó varias labores como: puso fin a la sublevación cantonal (1874), la Tercera Guerra Carlista (1875) y la Guerra de los Diez Años en Cuba (1878). Trató de impulsar un resurgimiento nacional fomentando un nuevo patriotismo español.

Pero, se mostró incapaz de abrir posibilidades para la participación política de nuevos grupos. Su vida terminó luego de ser asesinado por un anarquista italiano mientras disfrutaba en un balneario. Luego de su muerte el régimen quedó de crisis hasta su extinción en el año de 1923. Debemos afirmar, que su aporte fue muy importante en varios espacios como la Real Academia Española, la de Ciencias Morales y Políticas y la de Bellas Artes de San Fernando.

To Top