Síguenos en redes

Artistas

André Antoine

Andre Antoine
Tomado de: https://www.instagram.com/p/BM1VsGsgexZ/

Biografía de André Antoine

André Antoine (31 de enero de 1858 – 19 de octubre de 1943) director teatral. Nació en Limoges, Francia. Fue un artista muy influyente y determinante en las reformas teatrales del siglo XIX, expresadas en El naturalismo en el teatro (1881). Creó el concepto de “cuarta pared”, esto para indicarle a sus actores que ignoraran la presencia del público y que trataran de conseguir una plena identificación con sus personajes, a fin de lograr una mayor verosimilitud; intentó asimismo el máximo detalle corpóreo en la escenografía, rompiendo con los decorados pintados.

En su juventud desempeñó múltiples oficios. Luego se trasladó a París para trabajar en la casa Hachette y también trabajó en la Compañía del Gas hasta el año de 1887; prestó su servicio militar en Túnez. Al poco tiempo, acudió a clases de dicción en el Gimnasio de la Palabra de Marius Laisné. Intentó entrar en el Conservatorio, pero no lo consiguió. Antoine ingresó en el Círculo Gaulois, gracias a este grupo alimentó sus ideas de crear un grupo independiente. Figuras como Zola, los Goncourt y Daudet, fueron una gran inspiración.

El 30 de marzo de 1887 realizó lo que sería la primera salida escénica del Théâtre Libre. Para su debut Antoine eligió cuatro obras cortas, una de ellas era una adaptación de una novela de Zola, Jacques Damour. La crítica acogió bien las propuestas de renovación de Antoine, y muchos autores jóvenes vieron en este un referente; acudieron al Théâtre Libre para representar sus obras que no eran aceptadas en los teatros comerciales. El repertorio de la compañía llegó a contar en los años siguientes con más de ciento veinte obras de sesenta autores, casi todas escritas bajo la estética del naturalismo.

El Théâtre Libre funcionaba mediante un sistema de cuotas que abonaban sus socios, y las representaciones eran para su disfrute, sin abrir al público. De este modo, los autores pudieron escribir sus obras sin miedo a la censura o al fracaso, substituyendo el estilo ampuloso de autores populares por uno más real y popular. Antoine fue un hombre muy entregado y hacia lo posible por materializar sus sueños. Logró trasladar el teatro a uno más amplio, de unas ochocientas butacas, en el Barrio Latino, y después, al Teatro Menus-Plaisirs, más céntrico. A pesar de su éxito, en 1894 tuvo que cerrar el lugar agobiado por las deudas.

Posteriormente, se recuperó y logró el reconocimiento de su labor nombrándole administrador del Teatro Odeón, donde continuó hasta el año de 1913. Tras la Primera Guerra Mundial se convirtió en crítico teatral. Escribió además un libro de memorias: Mis recuerdos sobre el Odeón y el Teatro Antoine. La estética realista de André Antoine se caracterizó por la vulgaridad y su sordidez. Antoine se valió siempre de actores aficionados y modestos. Su juego escénico naturalista, antiespectacular y verista, llevaba al escenario todo tipo de enseres y objetos de la realidad cotidiana, que en nuchas ocasiones chocaban con la escena de cartón y los telones pintados comunes en ese periodo. Era muy sorprendente que los actores manipulaban comida verdadera, la intención era que todo fuera muy real.

Debemos indicar que, sus puestas en escena significaron un antes y un después en el teatro occidental. André Antoine montó obras nuevas y difíciles para el público, como El poder de las tinieblas, del novelista y dramaturgo ruso León Tolstói; Espectros, del autor noruego Henrik Ibsen; Los tejedores, del autor teatral alemán Gerhart Hauptmann. Divulgó también autores franceses como Shakespeare. Gracias a sus obras dio a conocer a Turgueniev, a Björnson y al sueco August Strindberg.

Antoine cuidaba personalmente la fidelidad histórica del vestuario, acordándolo con la categoría social del personaje. Incluyó grandes cambios en las obras: mermó los parlamentos por parte de los actores, repartió el movimiento de los actores por todo el escenario, sin importar que quedasen de espaldas al público en cuanto fuera necesario. Suprimió las candilejas, lo que le motivó no pocas críticas, y se valió de luces indirectas para generar una intensidad emocional.

La visión teatral de André Antoine se proyectó en toda Europa puesto que fue reconocido como el impulsor del realismo psicológico y de la dicción, y enemigo de la declamación, Antoine marcó la transición hacia Jacques Copeau y los cuatro del Cartel des Quatre, y fue el primer maestro de Gémier y Lugné-Poe. El francés indiscutiblemente ocupó su puesto de primer regisseur contemporáneo. Antoine murió el 19 de octubre de 1943 en Le Pouliguen, Francia.

Advertisement

Escritores

Celebridades

Hostnew