Yang Jian

Yang Jian
dominio público

Biografía de Yang Jian

Yang Jian (541 d.C – 604 d.C) líder político, emperador chino, y fundador de la dinastía Sui. Nació al norte de China, al parecer en un monasterio budista. Su familia perteneció a las dinastías no chinas. A temprana edad recibió una prestigiosa educación; ingresó a la universidad imperial, aprendiendo los preceptos confucianos. Al poco tiempo, inició una formación militar, prestó servicio militar en la Yuwen, donde permanecía la dinastía Bei Zhou, controlaban los territorios del norte.

Heredó de su padre un título nobiliario de Duque de Sui. Posteriormente, ocupó cargos públicos y participó en la campaña contra el estado de Chi. Como recompensa a su buen trabajo se le permitió casarse con una de las hijas de la familia Tu-Ku, esta era una familia poderosa que tenía el dominio de algunas zonas de estados no chinos.

El enfrentamiento con la dinastía Běi Wèi generó una fuerte etapa de conflicto, aunque permitió la ascensión de varias familias y algunos de los vástagos de las mismas. Yang Jian y su familia, escalaron posiciones durante la época de gobierno Xī Wèi (536-556) y luego tomó el poder los Yǔwén bajo la dinastía Běi Zhōu. Con la muerte de Yǔwén Yōng el trono fue heredado por su Yǔwén Yūn, hombre sin capacidades para gobernar, por ello se dejó influenciar por la corte y algunos de los colaboradores de su padre, entre ellos Yang Jian. Poco a poco, el gobierno fue asediado. Finalmente, Yang Jian dio un golpe de estado benigno y logró proclamar una nueva dinastía.

 

Dinastía Sui

Yang Jian pretendió construir un estado fuerte y centralizado; Chang’an fue la capital de la nueva dinastía. Durante su mandato se sustituyó de manera progresiva las familias nobles y con poder hereditario, fueron reemplazados por oficiales, la intención era evitar la corrupción provinciana y facilitar la meritocracia. Con el paso de los años, la dinastía en el 589 logró conquistar el sur de China, aniquilando a la dinastía Chén.

Para ello, se adelantaron campañas y programas diplomáticos para contener el avance de la familia reinante: los Āshna, mientras que se adelantaban proyectos de urbanismo, como el Gran Canal. También Yang Jian creó un sistema equitativo de tierras, todo sobre este quedó contenido en el nuevo código legal, este fue clasificado como uno de los textos con reformas legislativas más severas en la historia de China.

El emperador fue querido por el pueblo, especialmente por su conducta y moral intachable. La parte espiritual fue muy importante para él, por ende, se aseguró de ordenar varias construcciones de santuarios y complejos budistas, de ahí que las generaciones futuras, le reconociesen como el Emperador Culto.

En definitiva, su aporte es significativo porque logró la reunificación de China, luego de trescientos años de inestabilidad y divisiones políticas. Logró conquistar el sur de China, terminó con el poder turco sobre los territorios del norte y construyó un Estado imperial fuerte y centralizado. Hacia el final de su mandato, se interesó por expandir el budismo dentro de su territorio, razón por la cual es considerado uno de los emperadores más importantes para el crecimiento del budismo, después de Ashoka.

Para su cumpleaños número sesenta, en China reinaba la paz, existían funcionarios capacitados, una capital imperial en progreso, adornada con imponente palacios de la nobleza Sui. Su popularidad llegó hasta Japón y Corea. No obstante, las relaciones de su familia eran conflictivas con su esposa e hijos, se sentía en total soledad y sufría de temor a ser derrocado, fue cuando dejó el confucianismo y abrazó el budismo. En el año 601, publicó edictos inspirados en nuevos preceptos budistas. Orientó su gobierno a la piedad pública. Tres años después falleció, se cree que fue asesinado por su hijo Yang Guang, quien lo sucedió en el trono, asumiendo el nombre de Sui Yang-ti.

To Top

#FrenarLaCurva