Militar

Vicente Guerrero

Biografía de Vicente Guerrero
J. Sánchez [Public domain], via Wikimedia Commons

Biografía de Vicente Guerrero

Vicente Ramón Guerrero Saldaña (9 de agosto de 1782-14 de febrero de 1831) Nació en Tixtla, actual Estado de Guerrero, México. Militar y político mexicano, fue una de las figuras claves en el movimiento independentista mexicano. Guerrero se unió a la causa independentista a partir de la década de 1810, momento en el que luchó junto a José María Morelos; tras la muerte de este se unió a Agustín de Iturbide, con quien creó el Plan Iguala, por medio del cual se estableció la Independencia de México en 1821. Sus actuaciones más destacadas fueron la toma de Oaxaca, la rebelión de Puebla y la Batalla de Cerro de Barrabás. Tras la caída de Iturbide apoyó el gobierno de Guadalupe Victoria, a quien sucedió en 1829; durante su corto gobierno abolió la esclavitud en México

Hijo de Juan Guerrero y María Saldaña, nació en el seno de una familia de campesinos y arrieros, profesiones que aprendió desde temprana edad, de manera paralela cursó estudios instruido por maestros particulares. Comenzó a trabajar como arriero cuando era joven, oficio que le llevó a desplazarse por toda la región del actual Estado de Guerrero; mientras llevaba a cabo su trabajo estalló la lucha independista encabezada por el cura Miguel Hidalgo y José María Morelos, este último le fue encargado llevar el levantamiento al sur de México, región en la que se encontraba el joven Guerrero. En el trascurso de la campaña de Morelos se unieron a la lucha por la independencia gran número de jóvenes, este estos Hermenegildo Galeana, quien convenció a Guerrero de unirse a la campaña de Morelos.

 

Trayectoria militar

Después de unirse a la campaña de Guerrero participó activamente en la lucha en el sur de México, destacándose en el campo de batalla por su talento y destreza, aun cuando no tenía conocimientos en el arte de la guerra y el manejo de armas; por sus sobresalientes actuaciones fue nombrado capitán por Morelos, quien en ese entonces le ordenó instruirse en la fabricación de pólvora, manejo de armas y estrategias militares. Tras la captura y muerte de Hidalgo el mando de la revuelta quedó a cargo de Ignacio López Rayón y José María Morelos, a los cuales Guerrero continuó apoyando; junto a Morelos fue participe de la Toma de Oaxaca, en donde sus habilidades sobresalieron consiguiendo ser ascendido al grado de teniente coronel.

Bajo las ordenes de Morelos fue enviado a apoyar las tropas que se encontraban en la zona costera del sur, en el territorio colaboró en las conquistas de Puerto Escondido y Santa Cruz de Huatulco, posteriormente participó activamente en la Toma de Acapulco. Hacia mediados de la década de 1810, formó parte del ejército que escoltó a los miembros del Consejo a Tlacotepec, luego apoyó a las fuerzas de Juan N. Rosáins y Ramón Sesma en mixteca, en donde sus estrategias y ataques sorpresivos fueron de efectivos. Por este mismo periodo fue detenido y fusilado Morelos, lo cual afectó profundamente al movimiento, que por este entonces había sido diezmado y estaba a punto de ser sofocado, sin embargo, Guerrero continuó luchando por la causa. Al morir Morelos, Guerrero quedó a cargo del levantamiento el cual dirigió desde la región del sur, en donde se encontraba luchando; para finales de la década de 1810, el entonces virrey Juan Ruiz de Apodaca intentó convencer al joven militar de dejar las armas a cambio de dinero, sin embargo, este se negó.

En los primeros años de la década de 1820 la situación del ejercito independentista era difícil apenas podían enfrentar a las tropas realistas, sin embargo, la situación cambio al instaurarse en España el trienio liberal (1820-1823), la posible instalación de un régimen liberal en las colonias aterrorizó a la élite colonial, la cual desde entonces empezó a conspirar contra el gobierno español. En este ambiente de intrigas Apodaca envió a Agustín de Iturbide, para que negociara con Guerrero un indulto, pero Iturbide conociendo la situación del país decidió cambiarse de bando y luchar con Guerrero por la independencia, juntos crearon el Plan Iguala, programa en el que proclamaron la independencia y establecieron el plan para la instauración del Gobierno mexicano.

 

Independencia de México

Tras la redacción del Plan Iguala (1821), Guerrero e Iturbide se encaminaron con el Ejército Trigarante hacia Ciudad de México, a la cual entraron con el apoyo de numerosos adeptos en septiembre de 1821; al llegar Iturbide, proclamó la independencia y quedó a cargo del gobierno provisional, el cual posteriormente dio paso al establecimiento de un régimen monárquico como había sido planteado en el Plan Iguala. Después de establecidas las bases del gobierno fue enviada una carta a Fernando VII, en esta era notificada la independencia y se invitaba a este o a un miembro de la familia real a gobernar el trono mexicano; esta propuesta fue rechazada por el monarca. Debido a la respuesta del monarca Iturbide fue nombrado el Emperador de México, cargo que ejerció entre 1822 y 1823, periodo que fue conocido como el Primer Imperio Mexicano. Por este entonces Guerrero se oponía al nuevo gobierno, contra el cual luchó en el levantamiento de del general Antonio López de Santa Anna.

En los siguientes años apoyó el gobierno republicano de Guadalupe Victoria, el cual enfrentó serios problemas debido a la pugna por el poder y las tensiones internas entre los partidarios del gobierno republicano. Tras la elección de Manuel Gómez Pedraza, Guerrero dirigió el levantamiento La Acordada, junto a Santa Anna, por medio de este se pedía la anulación de las elecciones, debido a la presión el Congreso destituyó a Gómez Pedraza y proclamó como presidente a Guerrero.

 

Presidencia de Vicente Guerrero

Gobernó entre abril y diciembre de 1829, durante estos meses buscó establecer variadas reformas liberales, la primera de estas fue la abolición de la esclavitud el 15 de septiembre de 1829, posteriormente planteó unas reformas económicas y sociales, sin embargo, estas tuvieron poco efecto debido a la crisis económica que atravesaba el país. En el trascurso de su gobierno tuvo que enfrentar los intentos de reconquista por parte de la monarquía española, asimismo, enfrentó el golpe de Estado orquestado por Santa Anna y Anastasio Bustamante, poco tiempo después Guerrero fue destituido y Bustamante fue nombrado presidente. Tras intentar recuperar el poder fue capturado en Acapulco, sometido a juicio en Oaxaca y fusilado en Cuilapan el 14 de febrero de 1831.

Ir arriba